21 julio, 2024

Notas sobre la guerra contra Palestina

Cualquier epidemia de la enfermedad más grave es nada comparada con las guerras… En la mente del guerrero solo prima la destrucción. Es la hora de liquidar… De arrasar con todo lo que se oponga a dicha liquidación… Lo importante es matar… ¿Son niños? ¿Son mujeres? ¿Son ancianos? No importa! Lo importante es matar! Que las manos por el crimen queden manchadas de sangre, como explicó con frialdad ajena a toda femineidad, la diputada israelí Ayelet Shaked al explicar la razón (su razón) de asesinar palestinos… “Todas las madres palestinas deben ser asesinadas por parir pequeñas serpientes”. En la guerra no hay perdón, aunque la fe religiosa del victimario lo proclame, desde la letra muerta de su libro sagrado… Toda guerra es sinónimo de deshumanización… No hay más risas… No hay más lágrimas… No hay más amor… ¿Será porque, como ha explicado Ralph Linton en su <> “No somos ángeles caídos, sino antropoides erguidos”?

Pero esta guerra que más que nada es un abierto genocidio, impuesto por una política permanente de Israel de terrorismo de Estado, sólo fundamenta su accionar en falacias. O sea, engaños. mentiras, chantajes… Recordemos un poco…

  1. Las tierras en que hoy está Israel no le pertenecen. Su residencia allí fue una decisión política de las potencias que ganaron la segunda guerra mundial, y que venía amarrándose desde que desapareció el imperio otomano con la primera guerra, de 1918.
  2. El estado de Israel, fundado en mayo de 1948 y aceptado de inmediato como miembro de las Naciones Unidas, no ha cumplido hasta hoy con ninguna resolución emitida por la entidad internacional, con el objeto de detener la invasión del territorio palestino y la destrucción de las viviendas de su pueblo.
  3. Naciones Unidas obedeciendo la imposición belicista de Estados Unidos y de la URSS votó por la Resolución 181 (1948) que dividía al territorio palestino en dos, en donde se organizarían el estado Palestino y el estado de Israel, respectivamente. ¿No contradecía semejante decisión la conquista de territorios, por invasión o guerra, que los mismos Aliados habían juzgado en Nuremberg? ¿Con qué derecho se regalaba el 50% del territorio palestino?
  4. Después de los enfrentamientos entre 1948 y 1949, a vista y paciencia de los estados poderosos, con Naciones Unidas como árbitro decorativo, Israel amplió su territorio a más de 20.000 kms2, usurpando cerca de 6.000 kms2 a Palestina. Hoy, quizás, más de las ¾ partes del que fuera antes de 1948 territorio de Palestina, está en manos de Israel. Ben Gurión, su primer líder, declaró a Israel, igual que el nazismo, “un estado con permanentes fronteras móviles”. ¿En derecho y en justicia es válido semejante atrocidad?
  5. Vale destacar que por el Reglamento respectivo de la Convención de La Haya de 1907, a tan temprana fecha, quedaba prohibido trasladar población del invasor ocupante a territorio ocupado. Peor aún desalojar la población originaria y obligarla a migrar. Pues, el ocupante no adquiere, siguiendo el Reglamento, soberanía sobre territorio ocupado. ¿Cómo así, entonces, ha aumentado escandalosamente, desde hace más de 50 años, en vez de disminuir la invasión, con ocupación poblacional y asentamientos en territorio palestino? Cerca de 4 millones de palestinos han sido desalojados de su tierras y están, la gran mayoría, enlistados como migrantes o viviendo en carpas en otros estados árabes.
  6. Millones de gentes con fe judía, distribuidos en el mundo, no están de acuerdo con la hegemonía de la fuerza militar de Israel contra del pueblo palestino. Pues, saben, por demás, que este estado israelí es totalmente ajeno al vivir de las tribus bíblicas de los hebreos, que desaparecieron entre los procesos de confrontación en la historia. Una cosa es la espiritualidad de la fe judía, que no reclama ni la ilusión del muro de los lamentos para sobrevivir en solidaridad comunitaria. Otra, la aventura belicista del partido fundamentalista (extrema derecha) Likud que dirige Netanyahu, como guardián del imperio en el Oriente Medio. El judaísmo como fe religiosa, y de mucho respeto, está siendo manipulada como instrumento de protección ideológica por el poder político belicista de Israel.
  7. Nada tiene que ver el llamado holocausto judío con la creación, en 1948, del ahora estado israelí. Fue un simple formulismo, con un presidente Truman sionista empedernido, que aprovechó la confusión mundial después de la segunda guerra mundial. El Congreso de los Estados Unidos ya tenía aprobado, desde septiembre 21 de 1922, con su total apoyo, la creación de “una patria palestina para el pueblo judío”. Y es en el contexto de esta decisión que el Consejo de las Naciones Unidas aprobó la creación este mismo año del Mandato Británico de Palestina, para manipular a su antojo político la situación de su pueblo, que ya lo administraba de facto desde 1917.
  8. ¿Por qué el Congreso norteamericano mantiene, año tras año, una cuota de millones de dólares en beneficio de Israel (información de la documentación del Congreso de USA) y siempre está su favor, pese a cometer atrocidades como la actual guerra? Israel, con el apoyo logístico norteamericano, más allá de la ayuda económica, está convertido en el único Estado del mundo que no acepta ni lo obliga ninguna autoridad internacional. ¿Es realmente un estado independiente o una simple extensión de operatividad política de los Estados Unidos?
  9. ¿Qué sucederá, ahora, después de esta pretensión liquidadora contra el pueblo palestino que, por más brutalidad ejecutada, sigue en pié de lucha dispuesto a recuperar su patria, con la soberanía total sobre su territorio hoy usurpado? Israel debe entender que el accionar depredador de su política solo ha demostrado, ante el mundo, su inmensa capacidad de odio y generado más que seguro, la reversión aumentada del mismo contra su existencia.
  10. Esta confrontación tiene que terminar y no buscar treguas como pretexto para reforzar alguna magia política a favor del invasor. ¿Es que existe, en verdad, una Naciones Unidas con capacidad de decisión para imponer una paz real, o es que su Secretario actual, igual que tantos otros, solo espera órdenes de sus grandes jefes “invisibles”? Pero la paz, se haga lo que se haga, solo será encontrada, política e históricamente, con la aceptación de un Estado palestino con soberanía absoluta sobre su territorio!

Artículos relacionados

Panem et circenses (I)

Locución latina que se traduce por PAN Y CIRCO, la que se remonta al siglo primero y es atribuida al poeta romano Juvenal. Esta locución se refiere al hecho de que los emperadores romanos acostumbraban obsequiar trigo y entradas a los circos para distraer de la política a la plebe.

Actualmente se la utiliza para describir las acciones poco ortodoxas de los gobiernos ineptos con la finalidad de ocultar hechos o acciones discutibles y así mantener tranquilo al pueblo desviando su mirada de las acciones que, por su incapacidad para gobernar, no le es conveniente que sean de conocimiento público.

En nuestro país no estamos en mejores condiciones que la plebe romana pues el economista nos da solamente “CIRCO”, más no el “PAN” cuya elaboración ha sido demagógicamente manejada. La percepción de la ciudadanía es que lo que se ha repartido en 15 meses de gobierno es mendicidad al haberse incrementado el bono de la pobreza.

El “CIRCO” elevado a categoría de falacia monumental se produjo en días pasados, al confiscar más de un centenar de empresas supuestamente de propiedad del grupo Isaías –entre las que se encuentran 3 canales de televisión- hecho que tiene todos los visos de ilegalidad, y que se lo quiere hacer aparecer como un acto de justicia para con los acreedores de Filanbanco…

2 comentarios

  1. Son muchas mis inquietudes y como parece que usted conoce mucho del asunto, por favor aclareme mis dudas: la biblia es verdadera? Si lo es existieron siempre los judios en esas tierras, si existieron, quien los saco de ahí, si alguien los saco, por que ahora es mala esa accion y antes no lo fue contra los judios? Siempre tuve esas inquitudes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×