18 junio, 2024

¡Mi Guayaquil: Independencia y Libertad!

En cualquier lugar dentro y fuera del Ecuador, mi rostro se eleva y mi pecho se dilata por el honor de poder afirmar ¡Soy Guayaquileño! Nací en el motor económico del Ecuador, heredé un pasado de lucha y heroísmo que marcó la independencia americana.

El próximo 25 de Julio se cumple un nuevo aniversario de la fundación de Santiago de Guayaquil.

Por la Real Cédula del 4 de mayo de 1534 que señalaba que una fundación debía reunir las condiciones requeridas por la conquista. Caso contrario, recomendaba su traslado a otro lugar que sí las cumpliese. Santiago (de Guayaquil) fue trasladada a la Costa.
La ciudad se forjó y engrandeció por su lucha y persistencia. Fue asaltada e incendiada por los indígenas Chonos y por ello fue trasladada a la culata del río bajo el nombre de Santiago de la Culata (1536).

Se produjo un nuevo ataque, de Chonos y Punáes, se trasladó nuevamente y fue reconocida como Santiago de la Nueva Castilla (1537). Desde entonces hasta la actualidad es Santiago de Guayaquil y guayaquileños sus habitantes.

El nueve de octubre del año mil ochocientos veinte, Guayaquil logró su independencia; y, al tener ese patrimonio, dejando a un lado el egoísmo, con singular patriotismo y mucha generosidad, lo extendió a los demás pueblos de la Audiencia, facilitándoles además, financiamiento para ejércitos y el derramamiento de la sangre de sus hijos, imbuidos de un filantrópico anhelo.

Villamil, Antepara, Olmedo, Ximena, Roca, Febres Cordero, Letamendi, Urdaneta, Marcos, Vivero, en conjunto con los más notables hombres de Guayaquil fueron los artífices de esta gesta heroica y gloriosa que llegó a liberar el territorio correspondiente al sur de la actual provincia de Esmeraldas, las provincias de Manabí, Los Ríos, Guayas y El Oro hasta la ciudad de Tumbes inclusive.

La población de la nueva República, el 8 de noviembre de 1820 eligió libremente a Olmedo Ximena y Roca y demás autoridades que regirían el destino de La República de Guayaquil.

La extraordinaria capacidad de Olmedo para manejar la política internacional entre dos colosos como fueron Bolívar al norte y San Martín al sur no tiene parangón, pues sin enemistarse, ni tranzar pudo mantener su “República” libre y soberana, independiente, democrática y con libertad de prensa.

Esos héroes juraron en esa fecha gloriosa su libertad política, para vencer el temor servil que los había dominado hasta esos días.

Esa Revolución de Octubre, germinó esa semilla de libertad que se afirmó de igual forma en muchos otros pueblos de América que hoy la requieren nuevamente

Esa lucha valerosa buscaba la identidad nacional y cultural, al igual que su independencia económica y política. Ella formó la División Protectora de Quito, para el Pichincha, veinticuatro de mayo de mil ochocientos veintidós, la liberación total del territorio patrio.

Guayaquil, con su bandera azul y blanco flameando soberbia, nos recuerda los triunfos que la han hecho inmortal. Debe seguir por siempre luchando por la Patria toda, con su consigna “Guayaquil por la Patria”.

Llegó a liberar el territorio correspondiente al sur de la actual provincia de Esmeraldas, las provincias de Manabí, Los Ríos, Guayas y El Oro hasta la ciudad de Tumbes inclusive.

Desde el 9 de octubre de 1820 hasta el 13 de julio de 1822, nuestra “República de Guayaquil” fue LIBRE E INDEPENDIENTE, hasta que fue anexada militarmente por Simón Bolívar con un ejército de 3000 hombres a la República de Colombia.

Guayaquil, con el esfuerzo y el trabajo tesonero de sus hijos, se levanta majestuoso, más moderno y más hermoso que nunca. Los guayaquileños nos sentimos orgullosos de haber tenido el privilegio de nacer en este inigualable pedazo de suelo ecuatoriano y estaremos siempre alertas, para defender, si es preciso con nuestra propia vida, nuestra libertad sagrada.

Guayaquileños: ¡El deber nos llama nuevamente! Tenemos que imponer unión y valentía.

Artículos relacionados

No hay comentarios

  1. Otra vez acertaste Antuco, y para los sufridores todos, incluyendo los de las alturas, La Unica Bandera con Historia, es la «AZUL Y BLANCO» , el resto, es solo una seleccion de colores frios, al gusto de ellos.!Ah! y tambien flameo honrosa y victoriosa en el Pichincha. ?Como les quedo el ojo?
    Como decimos aqui en el Guayas, «Tomen su Pescado Sufridores.
    P fvr, dime si recibes mis comentarios
    Jorge Ponce A

  2. Estimado Jorge,
    La verdad le puede doler a muchos, pero lo que mantenemos un criterio honesto no la doblamos.
    Cordial saludo,
    Antonio

  3. Guayaquil, tuyo, mio, Guayaquil de todos
    Acertada tu opinión querido Antonio, propio de un ser talentoso y apasionado que demuestra su amor por este hermoso suelo
    Me siento Orgulloso de contribuir con mis modestas capacidades al desarrollo de esta hospitaria ciudad que nos invita a prosperar en unión familiar
    ! LOOR A GUAYAQUIL INDEPENDIENTE ¡

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×