21 julio, 2024

El tratado de armas

Los medios de comunicación internacional nos informan que la Asamblea
General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) adoptó en Nueva
York, el primer tratado que reglamenta el comercio internacional de armas
clásicas, luego de siete años de negociaciones.

El texto fue aprobado por una fuerte mayoría de 154 votos a favor, tres en contra (Siria,
Corea del Norte e Irán) y 23 abstenciones, entre estas últimas las de Rusia, China, India y
cinco países latinoamericanos (Cuba, Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua)

Por otro lado, este tratado es el primero que reglamenta la venta de armas convencionales,
un mercado de unos US$60 mil millones al año, y el primer texto mayor sobre desarme
desde la adopción de la prohibición de ensayos nucleares en 1996.

Para Eduardo Ulibarri, Embajador de Costa Rica ante las Naciones Unidas tras siete años
de arduos trabajos que culminaron las dos últimas semanas, se consiguió un documento
equilibrado y robusto en beneficio de la paz.

Por lo tanto, luego de la votación, cada Estado queda libre de suscribir o no el tratado y
ratificarlo ya que jurídicamente es un tratado multilateral abierto a la firma hasta el 3 de
junio y posteriormente entrará en vigencia en 90 días

Las armas incluidas van desde las pistolas hasta aviones y barcos de guerra, pasando por
los misiles. Asimismo, evita el desvío de armas a grupos terrorista y el crimen organizado y
garantiza que las armas no se utilicen para violar los derechos humanos.

Seguramente los países que se abstuvieron tuvieron temor de que Estados más fuertes
monopolicen la venta de armas sofisticadas pero existen disposiciones para que esto
no ocurra. Además al adherirse al tratado pueden presentar las reservas que consideren
convenientes siempre que no estén contra la esencia del tratado.

Por los motivos expuestos, soy del criterio de que la idea del tratado es buena ya que va
mucho más allá logrando focalizar quienes son los que venden armas y la responsabilidad
a quienes se les vendió, recordemos que el tráfico de armas es muy fuerte en la actualidad,
por ejemplo en la guerra de Libia los dos grupos recibían armas, lo mismo sucede en Siria.
En consecuencia considero que este tratado es un adelanto para poder precautelar la paz.

Artículos relacionados

Silenciar el descontento no soluciona problemas

La práctica del Socialismo del Siglo XXI, igual que el del siglo XX, no da muestra de ideales. El mismo Heinz Dieterich ahora intenta desvincularse de los resultados. En su artículo “Sólo un radical cambio del modelo económico y del gabinete, salvará al gobierno venezolano” (Aporrea, 14 Octubre 2013), vaticina la caída de Maduro debido al colapso del modelo económico de Venezuela y sugiere un cambio radical. Indica que el gobierno venezolano no ha tomado medidas económicas socialistas ni del siglo XX, ni del siglo XXI, que después del 2003 el modelo de Chávez no fue más que un desarrollismo progresista, semejante al de Perón, con erosión creciente de la economía desde el 2010, ya que lo que Chávez buscó fue la aceptación de la legalidad de su gobierno por parte de la burguesía y no la destrucción de la misma, al igual que Perón, Correa, Morales, etc. Critica al gobierno de Maduro por crear más entes burocráticos para combatir el desvío de alimentos a la economía informal y supuestamente reducir la burocracia, a la vez que pretende recibir nuevos poderes y apoyo incondicional para “defender la patria”, cuando debería decir quiénes son los que pagarán los costos sociales, producto de la futura sanación de la economía, con devaluación y austeridad. ¿Pero, por qué ha callado tanto tiempo?

No hay comentarios

  1. ESE ES EL TIPICO DISCURSO DE CORREA. PROHIBE A LOS ECUATORIANOS EL POSEER ARMAS PARA DEFENDERSE FRENTE AL INCREMENTO DE UNA DELINCUENCIA ARMADA Y SOFIATICADA. PERO NO FIRMA UN ACUERDO MUNDIAL PARA CONTROLAR EL COMERCIO DE LAS MISMAS ARMAS. PURO CINISMO Y PURA FARSA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×