16 junio, 2024

Señor Banquero: ¡Deme un préstamo que quiero ahorrar!

El presidente siempre se jacta de ser economista y por éso hay que creerle que él sabe lo que está haciendo y que todo está bien con la economía nacional.

En el último Enlace Ciudadano del 7 de Julio 2012, tratando justificar que durante su administración de cinco años y medio ha gastado más de $130 mil millones y no tenemos ni siquiera un fondo de ahorro y contingencia para momentos de emergencia, dijo que “no puede haber inversión sin ahorro”.

Con ésto él cree justificar que no es necesario tener dinero en efectivo ahorrado, ya que, según él, las inversiones son ahorro.

¿Y cuando la inversión se hace con deuda?

Pues bien, resulta que ahora la deuda es ahorro porque según el presidente no puede haber inversión sin ahorro.

Debemos estar felices puesto que ya no le debemos 12 mil millones de dólares a China, sino que hemos ahorrado 12 mil millones de dólares y por ese ahorro les pagamos 7.5% interés. Ni tampoco el Estado le debe al IESS más de 10 mil millones de dólares, sino que el Estado ha ahorrado 10 mil millones de dólares. Talvez los afiliados al IESS deban pagarle intereses al Estado por el ahorro. Y mejor no pongamos nuestros ahorros en los bancos porque de ahora en adelante los bancos ya no tendrán que pagarnos intereses en los ahorros, sino que nosotros deberíamos pagarlos. ¡Cosa más grande la vida, chico!, diría Tres Patines.

Debemos estar contentos porque, según lo que dice el presidente, podemos concluir que Ecuador está sin deuda y lleno de ahorro y debemos pedir el premio Nobel de Economía para el presidente por decirnos que no hay inversión sin ahorro y mágicamente, con esas palabras, nos saca un gran peso de encima y una gran deuda también. Sólo basta que el presidente lo diga y ¡ya!, no hay por qué preocuparse, ¡no tenemos deuda, tenemos ahorro!

Vayamos mañana al banco y digámosle al banquero: ¡Déme un préstamo que quiero ahorrar!

NOTA: Para que las inversiones hechas con deuda sean rentables, el retorno en la inversión debe ser mayor que la tasa de interés y todos los gastos relacionados a la inversión, todo tomado en tiempo presente, es decir tomando en consideración el valor del dinero en el tiempo, para lo que se realizan flujos de caja descontados al momento de la inversión.

Considerar que no hay inversión sin ahorro es un disparate ya que no considera el riesgo de las inversiones y considera que todas las inversiones darán resultados positivos y que al final del proyecto, es decir cuando se ha terminado de pagar la deuda, el resultado de la inversión será mayor a lo invertido (y/o gastado).

Además, que el ahorro al que nos referimos cuando se le indica al presidente que no se ha ahorrado en tiempo de vacas gordas, es aquel que es líquido ya que para emergencias de nada nos sirve tener, por ejemplo, la Refinería de Esmeraldas o un puente, ya que no podríamos venderlos para solucionar los problemas que nos podría ocasionar, por ejemplo, el fenómeno del Niño o la caída sostenida de los precios del petróleo.

Artículos relacionados

Los décimos

Si bien nuestro “anticuado” Código del Trabajo indudablemente necesita un cambio que incorpore las nuevas conquista de los trabajadores, debemos recordar que nuestra Constitución dice que “los derechos laborales son irrenunciables e intangibles” y que “será nula toda estipulación en contrario”. Lo intangible, según reza el diccionario es aquello “Que no debe o no puede tocarse”, peor alterarse.

Las “remuneraciones adicionales” otorgadas como bonificaciones ocasionales o festivas que constan en nuestro Código Obrero, fueron creadas con el afán de mejorar las condiciones económicas de los trabajadores: El derecho que tienen los trabajadores a la decimotercera remuneración o bono navideño, que es equivalente a la doceava parte de las remuneraciones que hubieren percibido durante el año calendario y se paga hasta el veinticuatro de diciembre de cada año; así mismo, la decimocuarta remuneración es una bonificación anual equivalente a una remuneración básica mínima unificada para los trabajadores en general, la cual es pagada hasta el 15 de marzo en las regiones de la Costa e Insular y hasta el 15 de agosto en las regiones de la Sierra y Amazónica, según el régimen escolar. Amabas no son consideradas como parte de la remuneración, por ende su valor no es incluido para el calculo del fondo de reserva, ni para el pago de las indemnizaciones y vacaciones.

No hay comentarios

  1. En el último párrafo del artículo, en la NOTA, en la décima línea, en lugar de las palabras «vacas flacas» se debe leer «vacas gordas». Gracias.

  2. Sr. Sagnay, por favor, no sea tan negativo. Usted sabe que este senor Correa no es de mi preferencia. Sin embargo, creo que usted esta viendo esto desde afuera y otra es la realidad cuando se esta al frente de la presidencia, constatando la immensa pobreza del pais, los continuos pedidos de los ciudadanos, las politicas economicas nacionales e internacionales, la fluctuacion de los precios del petroleo, las promesas hechas en campana electoral, la continua campana para reeleccion, en fin, que crean una realidad totalmente diferente. Vamos, sea mas positivo y denos caminos para salir del hueco en donde nos hemos metido, pues lo que usted nos dice, ya lo sabemos de sobra.

  3. Estimado señor Traverso: Siempre se debe dar opiniones relacionándose a úno mismo pero no se debe generalizar, como en su caso indicando «lo que usted nos dice ya lo sabemos de sobra». ¿Por quién habla usted que escribe en plural? ¿Si usted habla por todos los lectores y votantes del país, está usted seguro que todos ya lo saben de sobra, o usted escribe sólo por usted mismo? Si desea saber cuáles son los caminos a seguir «para salir del hueco en donde nos hemos metido» (nuevamente en plural, yo, por ejemplo, no me he metido en ningún hueco ni nunca he apoyado a este Gobierno) es preciso que tenga en consideración mis artículos pasados. Por ejemplo, en mi artículo «Crisis Recargada» indico: «…la única forma de evitar que nuestras reservas petroleras sean dilapidadas es reemplazando la política del gobierno actual. O las reemplaza el presidente o lo reemplazamos a él». Considero que más claro no se le puede decir al lector y/o al presidente lo que se debe hacer. Si usted desea saber qué política hay que implementar en lugar de la del Gobierno actual chequee, puesto que creo que sí ha leído, mis artículos pasados y allí encontrará respuestas, sobre petróleo, sobre el IESS, etc. Considero que existe un buen porcentaje de la población que todavía cree lo que el presidente le dice, a pesar de que a algunas personas les parezca que estas falsedades son demasiado evidentes. Es necesario abrirles los ojos a esas personas y en lugar de criticar a los que hacemos esa labor, pienso que más positivo sería trasmitir ese mensaje para que cada día existan menos personas que crean ciegamente en los engaños de los que son objeto. Atentamente. Carlos Sagnay de la Bastida.

  4. Senor Sagnai, veo que usted tiene um bajo nivel de tolerancia a las criticas. No podemos estar de acuerdo en todo a pesar que tenemos un vinculo comun que es nuestro total desacuerdo a querer convertir al Ecuador en una elite socialist-communist y a que nuestros destinos vengan escritos desde La Habana o desde Caracas. Los ejemplos que mas me preocupan son aquellos que a diario estan ocurriendo ante nuestros ojos como son Los casos de Siria, Venezuela, Cuba y North Korea para mencionar algunos donde la libertad ha sido secuestrada. Creo que si bien las minucias de inversion y contratacion son importantes, estas solo pueden ser valoradas por las personas con nivel intelectual mas elevado y que desgraciadamente no son la mayoria del pueblo ecuatoriano que va a las urnas electorales. Creo que perderiamos el tiempo hablandoles a estas gentes de las politicas petroleras cuando ellos en primer lugar ni lo entienden y en segundo lugar tienen nececidades mas apremiantes como la de poner un plato de comida sobre la mesa o de saber que sus hijos van a tener servicios de salud y educacion. Al pueblo, que es el que decide con el voto el futuro del pais, lo tienen acostumbrado a que el gobernante es el padre y madre de su destino, Los Han hecho dependientes de las linkages llamadas subsidios y bonos y no estan interesados que pelucones como nosotros les queremos habrir Los ojos cuando ellos si estan interesados es que les llenen las panzas y si es regalado, mucho mejor. Asi es como estos aspirantes a dictadores se los han metido en el bolsillo y los tendran embobados hasta que el dinero les dure.

  5. Señor Traverso: Nuevamente, sería bueno que hable por usted mismo. Cuando usted dice «…no están interesados que pelucones como nosotros le queremos abrir los ojos…», usted asume saber lo que personas consideradas por usted con un nivel intelectual inferior al suyo conocen y quieren, y creo que hasta me incluye entre los pelucones a los que usted se refiere, sin siquiera conocerme. Yo trato de escribir de manera sencilla de tal manera que mis escritos lleguen a todos los niveles de educación y precisamente porque existe una gran cantidad de personas que son engañadas, y que usted parece apreciarlo, es que escribo refutando las falsedades que frecuentemente emite el presidente y no hay, a mi manera de ver, nada negativo en hacerlo, ni tampoco creo que sea intolerante hacérselo notar, ya que es importante que todo el pueblo ecuatoriano se dé cuenta del engaño que sufren y sería beneficioso si más personas ayudasen en esa campaña de educación de nuestros conciudadanos, por lo menos retransmitiendo los mensajes en lugar de criticarlos. Puede ser que mucha gente no sepa de política petrolera, pero definitivamente sí entienden que si el precio del petróleo es alto hay más dinero que cuando el precio del petróleo está bajo y que nosotros dependemos de ese precio. No en vano, el presidente se está refiriendo a éllo en cada Enlace Sabatino. Atentamente. Carlos Sagnay de la Bastida.

  6. Sr. Sagnay. Yo no asumo nada, es lo que me han contestado cuando voy para Ecuador. Es lo que veo diariamente en las noticias. Y si, usted y yo hemos tenido la suerte de educarnos mejor y de vivir mejor que la media de ecuatorianos. Eso en Los ojos de su presidente es ser pelucon. Por favor, no quiero crear mas polemica.

  7. Elemental mi querido Watson!

    100% con usted Economista Sagnay, no es necesario ser economista para entenderlo asi ademas!, solo un poquito de objetividad y sentido comun.

    Pero el PHD de Carondelet ha dado muestras de sobra de carecer de ambos.

  8. si usted está interesado en el préstamo urgente a mi compañía de préstamos ASEX Jost ponerse en contacto con esta dirección de correo electrónico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×