29 mayo, 2024

Enemigos de primer orden contra la familia

Ha circulado nuevamente otro video, de propagación libre mundial, que muestra a jóvenes estudiantes, en acciones y actos muy procaces. La intensión de esta opinión es destacar el riesgo de aceptar ese deleznable comportamiento.

Varias autoridades intervinieron para evitar la apropiada sanción que inicialmente impuso la directora del plantel y dejarlo pasar, cómo ya se hizo, con un: “Eso pasa todos los días y no deben ser castigados.”

No piensen en la moral como aquellas prohibiciones impuestas. Sino más bien, que se trate de vivir y desarrollar nuestras vidas en el amor a la dignidad propia y al prójimo.

La moral continúa siendo la conciencia de libertad propia del ser humano, a través de la cual sus actos son juzgados como buenos o malos. Y tengo que dejar mucha tela de cortar para explicar con precisión por qué el desenfreno es dañino para la juventud; en realidad para todos.

En toda nación y creencias se desarrollan modos específicos de ver y llevar a cabo la moralidad. No obstante, siempre hay tres elementos fundamentales de la moral: el objeto elegido, el objetivo que se persigue y el contexto en el que se desarrolla.

Las ocurrencias no cambian la tolerancia o maldad de un determinado acto, lo que si logran es aumentar o disminuir su calidad moral.

Grandes enemigos contrarios a la familia y a su tarea educativa: son las leyes laborables; la sociedad de consumo; el positivismo jurídico y dirigismo cultural.

Se hace continua chacota, solapada o directamente, de los “valores permanentes” instaurando de facto en las conciencias una devaluación hacia la inmoralidad y últimamente a la amoralidad.

No hay buena fe. Es un dirigismo impuesto por poderosos grupos que buscan manipular para sus particulares fines de predominio político y económico.

Aquellos que pregonan y conectan hipócritamente los auténticos derechos humanos, atacan con saña y con alevosía. Son: “hijos de la opción irracionalista que se ha afirmado con la consolidación de la denominada tradición de educación `laica´” y la igualdad o igualitarismo demagógico.

“Se promueven “causas contrarias al matrimonio y a la familia, perjudicando al bien común de la sociedad”, al subordinarse “muchas veces tan sólo al incentivo de las malas pasiones y a la codicia de sórdidas ganancias” (Pío XI, 1929:56).

El marxismo ideológico, hoy rebautizado “socialismo”, en los lugares donde aún no se ha impuesto política y militarmente, ha eclosionado intelectual, social y culturalmente, en unas aglutinaciones variopintas de movimientos que se manifiestan políticamente, como brújulas locas.

Dos peligrosas tendencias provenientes del “modernismo facilista”, o socialismo fracasado, han sido asumidas, sustentadas e impuestas ideológica y educativamente por agencias de la ONU.

“Por lo tanto, están determinando decisivamente la construcción axiológica de la sociedad: multiculturalismo e ideología de género. Es la ideología de género, conocida también por “perspectiva de género” o por “feminismo de género”, la que desnaturaliza radicalmente la familia” (Consejo Pontificio para la Familia, 2004:584-586).

En el “Manifiesto del partido comunista” Marx y Engels proponían “abolir la familia”, y por ende el matrimonio monógamo por ser una forma de “propiedad” y la principal fuente de opresión para la mujer.

“La pretendida abolición se traducía en una radical evolución igualitaria que llevase a la asunción de nuevos roles familiares” (Calderón Bouchet).

Derivado, subrogado o en connivencia con el marxismo, el feminismo radical muta la lucha de clases por la lucha de género. Son los condicionamientos culturales “tradicionales” los que oprimen a la mujer. En este sentido predican “nuevos derechos” producto “del racionalismo político-jurídico” que “liberen” a la sociedad de las “construcciones sociales” opresivas para la mujer y que “liberen” a la propia mujer de la opresión sufrida por el hombre dominador. Los “nuevos derechos humanos fundados “en sí mismos (como el imperativo categórico de Kant)” (Wagner de Reyna) y promovidos, cuando no impuestos, por los organismos internacionales bajo amenazas de retirada de ayuda financiera a los gobiernos.

Se fijan “derechos sexuales y reproductivos”, que esconden políticas de reducción poblacional, y aquí está incluido el aborto legal sin restricciones enfocado como un problema de la salud de la mujer (Consejo Pontificio para la Familia), métodos anticonceptivos incluida la esterilización, también en el marco de las “políticas de derechos a la salud reproductiva”, el libertinaje familiar sexual sin consecuencias penales.

Otorgan a las prostitutas y prostitutos la categoría de profesionales en paridad con cualquier otra profesión, facilidades para el divorcio unilateral. La legalidad y el mismo fomento de las uniones homosexuales con equiparación jurídica al matrimonio; la colectivización de las funciones y de las tareas domésticas, la educación enfocada al género como eje transversal o cuotas profesionales de género. Lo que subyace en el fondo no es otra cosa que la pretensión satánica de destrucción del orden natural y de la familia, principales baluartes de personalización que posee la sociedad.”

Continuará…

Artículos relacionados

La Bisagra

LA BISAGRA, es, en pocas palabras, una pieza metálica de dos caras planas, unidas por un mecanismo que le permite girar hacia un lado o hacia otro lado, donde se la ubique. […]

Manifiesto: Bogotá por la paz Mundial

A continuación adjunto el Manifiesto “Bogota por la Paz Mundial” que fue el resultado de las conferencias, foros y debates realizados en la Cumbre Mundial de la Paz que se realizo en Bogotá – Colombia del 1 al 4 de octubre del 2009, con la participación de 34 representantes de organizaciones involucradas con el tema PAZ de 12 países y más de 500 asistentes

Mi participación esta ligada a mis principios y a las Instituciones con las que colaboro desde hace anos: Club Rotario Guayaquil, Corporación Ser Paz y desde Octubre del 2009 a Pacifistas sin Frontera

No hay comentarios

  1. Yo estoy de acuerdo con que los alumnos que participan de estos actos alejados de una conducta apropiada sean sancionados, lo que no comparto es que la sanción sea negarles el derecho a que sean educados que es, precisamente lo que más necesitan.

    Por otro lado, no creo que exista una diferencia sustancial entre la educación católica y la laica, siempre y cuando sea educación integral, verdadera, una educación no solo de materias sino una formación en valores morales, que son patrimonio de una sociedad autodeterminada y no de una religión específica.

    Para finalizar, el tema de las prostitutas y prostitutos, estoy de acuerdo que se los considere como profesionales, siempre que, como tales, pese sobre ellos la obligación de facturar y declarar renta sobre sus ingresos y que todos aquellos que usan sus servicios tengan la obligación de no hacerlo en el anonimato tributario, ahí podremos a ver en realidad quienes viven una doble moral.

  2. QUE AÑORO EL «CAMBALACHE» DEL SIGLO XX, ¿CUAL SERA LA LETRA APROPIADA PARA EL SIGLO XXI?
    TE FELICITO POR TU CLARISIMO ARTICULO, YA LOS ORGANISMOS INTERNACIONALES ESTAN «TOMADOS» POR GENTE «NUEVA»
    GABRIEL AQUIM CH.

  3. Estimado Gabriel,
    El problema está, ahora tenemos que nosotros poner la solución.
    Te consta que no ha sido nuestra generación la «comoda»; es hoy que todo se deja pasar.
    Cordial saludo,
    Antonio Kure

  4. Estimado Juan Pablo,
    Considero que no debería tener que llegarse al punto de que la opción sea dejarlos sin educación; pero si frenar drásticamente acciones deplorables y si hay que separar un elemento que cayó en la trampa buscarle un mejor lugar.
    En todo caso, es un tema tan complejo que por eso incluí la palabra «conrinuará».
    Lo más importante es buscar una solución al problema familiar y estructural.
    Cordialmente,
    Antonio Kure

  5. PERDONAME MI PERSISTENTE PESIMISMO, PERO CUANDO NOSOTROS SALGAMOS A PONER ORDEN, NADIE DEFENDERA NUESTROS «DERECHOS HUMANOS»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×