30 mayo, 2024

Artículos relacionados

El mundo ya no es un cambalache

Es inverosímil, impactante; el presidente boliviano Evo Morales fue retenido contra su voluntad en el aeropuerto de Viena, que humanamente decidió otorgarle permiso para ocupar su espacio aéreo después que Francia, Italia, España y Portugal se lo negaran alegando razones hasta ahora explicadas públicamente. ¿Quién ordeno a estos países boicotear el viaje de retorno a su país del presidente de una nación soberana con quien todos los países involucrados tienen relaciones reciprocas y hasta amistosas? ¿Quién difundió la sospecha de que en el avión boliviano estaba escondido y protegido el rebelde Snowden, de quien EE.UU. pide su inmediata extradicción para ser juzgado allá por delitos de traición a la patria?

Fue una agresión por decir lo menos la actuación de estos países y constituye un agravio esta manifestación de poder que busca alinear a todo el mundo contra la aparición de un ciudadano que denuncia ante el planeta la practica norteamericana de espiarnos a todos por igual, estando dentro de la política o fuera de ella. Ahora todos debemos ser enemigos de Snowden porque es enemigo gringo y hay que atrapar o entregar a Snowden aunque sea poniendo en riesgo la vida de un presidente democráticamente electo y su comitiva oficial.

Volver a Confiar

Fuimos criados con principios morales comunes.

Cuando éramos niños, madres, padres, profesores, abuelos, tíos, vecinos eran autoridades dignas de respeto y consideración. Cuanto más próximos o más viejos, más afecto nos dieron. Era inimaginable responder mal educadamente a los más ancianos,

a maestros o autoridades…HABIA RESPETO.

Confiábamos en los adultos porque todos eran padres , madres o familiares de todos los chicos de la cuadra, del barrio, de la ciudad…
Teníamos miedo apenas de lo oscuro, de los sapos, ratones, o películas de terror.

No hay comentarios

  1. Queeee buena caricatura…… Me recuerda a los miembros de la Junta de Beneficencia de Guayaquil que no se «juntan» con aquellos a los que dan la plata (beneficencia… limosna), sino que solo les dan la plata.

    A mi madre la salvo un doctor muy bondadoso en el Vernaza, pero cuando quise entablar amistad con uno de sus hijos, me trataron de cholo igualado. Por supuesto: yo no tenía el valor que él,$185, sino que talves solo uno $1.85

    Eso me pasa por ser Piguave!!! (el Juan Pueblo de León y Nebot)

  2. (Juan Tutiven)
    Tu creo que has dado la misma respuesta. A tu madre la salvo un doctor, el cual su hijo, otra persona por alguna razon sentiste que te rechazo.

    1. El doctor y su hijo son 2 personas diferentes.

    2. El hijo, si fuera yo, no veo el vinculo que podria crear con un familiar de un paciente. Es mas, nunca es lo recomendable. Quizas tus espectativas eran altas, cuando el no tenia el mismo interes que tu. Punto.

    3. Si te sentiste como «Cholo» creo que tu mismo te pusiste una etiqueta. Porque no te sentiste quizas que tu estabas por encima de ellos?

    Mi conclucion: Realmente puedo ver que estas agradecido por la accion del doctor, quizas su hijo no era la persona que esperabas. Manten el buen recuerdo y olvidate de dicha mala experiencia. Tu anecdota solo revive la realidad del mundo, la cual dificilmente cambiara. Dando estos ejemplos solo reafirmas dicha pared.

×