23 abril, 2024

Para meditar…

En la memoria de cada buen ciudadano ecuatoriano, existe una especie de denominador común, respecto de la preocupación por un peligro, cada vez mas inminente, llamado delincuencia, cuyos escenarios están matizados por el acometimiento de delitos de sicariato, violaciones, asesinatos, secuestros, crímenes, robos, asaltos, estruches, secuestros express, etcétera, etcétera.

En cada instante de transmisión, los medios de comunicación reseñan información de extenso contenido delictivo cometidos a diario en nuestro país, principalmente en las ciudades como Guayaquil y Quito. Sin que con este comentario quiera decir que el resto de ciudades y poblaciones de esta gran nación están exentos de ser victimas potenciales de esta maldita epidemia.

Con este vergonzoso antecedente, quien puede atreverse a decir ahora que nuestro país es una isla de paz..?. Y lo que es peor aún, se nota incluso cierta resignación en ciertos sectores ciudadanos ante la impotencia de no poder controlar estos hechos. ¡Claro!…en algunos casos hasta se evidencia con claridad absoluta la participación de malos elementos uniformados, y por otra parte, se descubre la participación de malos servidores públicos, mal llamados administradores de justicias. Aunque debo reconocer que no todos son lo mismo.

Así pues, todo país que se privilegie de civilizado, cuenta con un sistema de justicia constitucionalmente aplicable a sancionar estos delitos. Por experiencia me atrevo a decir entonces que nosotros, los ecuatorianos, no constituimos ninguna diferencia al respecto, y que además contamos con las herramientas necesarias para poder extirpar de una vez por todas este execrable mal.

Hace muy pocos días atrás una familia acaba de experimentar un doloroso revés en sus vidas: Los miembros de esta familia, que habita en la ciudadela los ceibos, fueron víctimas de un asalto a mano armada. Los delincuentes, sin ningún tipo de contemplación que parezca, y con arma en mano, obligan a la señora que les entregue sus pertenencias, caso contrario la mataban a ella o a su pequeña hija de apenas 6 años. La victima relata y denuncia: “Procedió el acompañante del que manejaba la moto y que iba atrás de manera sorpresiva apuntándome con el arma de fuego en la cabeza…”, y que al tratar de evitar el robo, el sujeto me amenazó con llevarse a mi hija, a quien tomó del brazo. “Ante esta actitud violenta boté el celular y la cartera al piso… mi hija cayó al piso, me lancé sobre ella para cubrirla con mi cuerpo porque los delincuentes nos gritaban que nos iban a matar…”. Luego la víctima denuncia que el conductor de la motocicleta Suzuki azul, identificado como Rolando Xavier Baño Macías, trató de cerrarle el paso al vehículo Ford Explorer blanco, de placa OCN-354, que conducía su esposo, cuando este se percató de que estaban siendo agredidas. “Se atravesó intencionalmente para darle oportunidad al segundo delincuente que pueda atacarlo con el arma de fuego a mi esposo…”.

Producto de este peligroso momento para tres vidas humanas (O SEA, LAS VICTIMAS), el señor Gastón Alarcón Obando, esposo de la denunciante, y padre de la niña de seis años, y en total condición de defensa por su vida y la de su familia, embiste con su vehículo a uno de los criminales, y entonces este muere. El otro pillastre logra huir, así como es de entender la desesperación del señor Alarcón, quien también huye de la escena, y ahora desde la clandestinidad se está defendiendo, pues incluso puede ser juzgado y sancionado con una pena de reclusión de 18 a 25 años, acorde al art. 450 del Código Penal (¡¡¡!!!!!).
Hace algunos años atrás en Bogotá, Colombia sucedió un suigeneris hecho de sangre: Resulta que un señor, el momento que regresa a su domicilio, y al ingresar a su recamara, encuentra a su esposa, con su amante y en su propia cama. El mencionado señor, al ver esta dolorosa escena, saca su pistola y acaba con la vida de ambos. Luego de este hecho, el tipo se entrega a la policía.

La respectiva instancia judicial colombiana inicia un proceso en contra del mencionado señor, y en la primera audiencia de formulación de cargos, el abogado defensor llega a dicha audiencia prácticamente bordeando la terminación de la “hora judicial”.

En ese momento, el juez que estaba conociendo el caso, y un tanto molesto, se dirige ante el abogado de la defensa y le dice; “Doctor, usted ha llegado tarde a esta audiencia, y me da la impresión de que poco le importa le situación de su cliente. Por respeto a esta sala, podría usted decirme a que se debe su retraso..?.

El abogado defensor le dice: “Como no, señor juez, lo que pasa es que he llegado atrasado porque me encontraba “entretenido” con una señora. El Juez, mucho más molesto aun por esa respuesta, replica a dicho abogado, y acto seguido le pregunta: “Y por respeto a mi embestidura de juez, y por respeto a esta sala, podría usted decirme quien es la mujer con la que se estaba “entreteniendo”..? El abogado le responde: “Si señor Juez, estaba con su esposa”.

En ese momento, el juez, herido en su honor, reacciona violentamente, y abre uno de los cajones de su escritorio, saca una pistola y se dispone a dispararle al abogado defensor. Los policías que allí se encontraban, logran controlar y desarmar al juez. Una vez controlada la situación, el abogado de la defensa se dirige al juez y le dice: “Señor Juez, primero quiero que usted perdone mi irrespeto por mencionar a su señora en esta audiencia. Toda Colombia conoce que ella es una dama. Pero, vea usted que, tan solo por atreverme a mencionar el nombre de su señora esposa, y muy seguramente herido en su honor, usted quiso acabar con mi vida. “AHORA, LE RUEGO QUE USTED TRATE DE INTERPRETAR LO QUE MI CLIENTE SINTIO EL MOMENTO DE INGRESAR A SU RECAMARA AL VER A SU ESPOSA; EN SU PROPIA CAMA Y JUNTO A SU AMANTE

“SIN MAS COMENTARIOS

Artículos relacionados

Red Delictiva

Un estudio publicado en un medio de comunicación escrito, reveló que en Ecuador, más del 51% de los usuarios de
las famosas “Redes Sociales” comparten información personal y privada en
estos espacios cibernéticos, a los cuales cualquier persona puede acceder.

Mas allá de lo que esto significa en razón del tiempo perdido, en el cual los
estudios flaquean y los que trabajan disminuyen la productividad de las
empresas (públicas y privadas), está el tema de la infracción, pues, aunque a
muchos en razón de su oficio, les guste compartir su vida privada con extraños,
no todas las personas que aparecen en las redes sociales han autorizado
dichas publicaciones.

No hay comentarios

  1. ¡TOTALMENTE DE ACUERDO, SEÑOR RAMIREZ!

    Lo que pasa es que en este pais las cosas marchan al reves con nuestro sistema de justicia, y en este periodo de gobierno de la revolucion ciudadana, recien estamos empezando.

    ¡LO PEOR ESTA POR VENIR!
    ¡DIOS NOS AMPARE!
    ¡APOYO AL SEÑOR GARZON!

  2. El colmo de la injusticia es que ahora mismo el señor Garzon esta en la clandestinidad por miedo a que le apliquen el art 450 del codigo penal. Y esto tan solo por haber utilizado su derecho a preservar su vida y la de su familia.

    Por otra parte las noticias dicen que la familia del sr. Garzon esta siendo constantemente amenazada por lo familiares del pillo muerto

    ¡BUENO, QUE CARAJO, SI ESTAMOS EN EL ECUADOR!

    Mi solidaridad para toda la familia Garzon

  3. Garzon es un heroe que tuvo los %&%$#(=)suficientes para enfrentar a esos infames delincuentes. NO ES JUSTO QUE AHORA ESTE ESCONDIDO. ¡TE APOYAMOS GARZON!!!!!!!!!!

    Yo hubiera hecho exactamente lo mismo sin pensarlo dos veces.

    ¡OJO CON EL PROCESO!

    Lo felicito señor Ramirez, usted siempre tan acertado en sus comentarios

  4. No participo de actos violentos, ni tampoco el tener que actuar por quitarle la vida a nadie, pero lo hecho por el sr. Garzon merece el apoyo de todos los ecuatorianos honestos. Dije de todos, y sin pensarlo 2 veces.

    La reflexion del señor Ramirez es por demas entendible desde cualquier punto de vista. Ya no soportamos mas violencia delicuencial. ¡O SON LOS CRIMINALES O SOMOS LA GENTE HONESTA!

    En verdad señor Ramirez que con sus comentarios nos ha puesto a meditar. Lo felicito.

  5. Senor Ramirez. He visto en la television ecuatoriana ( la independiente por supuesto) como los ciudadanos de las distintas ciudades ecuatorianas salen en marchas, con caras de miedo, ansiedad, desesperacion. Pero, estas concentraciones son tan solo una parte o el principio de la realizacion de que no podemos esperar a que la solucion venga del gobierno. Se tienen que organizar grupos comunitarios de prevencion y de respuesta a la delincuencia. Se debe de mantener una permanente comunicacion y revision en la efectividad de las acciones tomadas.
    En esto, los medios de comunicacion tambien deberian de tomar una parte importante en propagar diariamente a la ciudadania el progreso o las fallas. Ademas, servir como rapida coneccion con los elementos de la policia en el momento en que esten sucediendo los delitos.
    No se puede seguir perdiendo el tiempo saliendo en caminatas que terminan en la nada, con la esperanza de que este gobierno reconozca que la inseguridad en que viven los ciudadanos es real.

  6. Creo que ya es hora de hacer lo que hacen los indigenas con quines delinquen, no nos está quedando otro camino.

    Mi respaldo total para el señor Gaston Alarcon, y gracias a el contamos con un delincuente menos en guayaquil.

    Se imaginan si el fulano hubiera matado a la esposa y a la niña, o al mismo Alarcon?

    Felicitaciones por su articulo señor Ramirez, nos ha puesto el dedo en la llaga

  7. No me sorprende lo que pasa, sí la Patria ya es de todos, pero de todos los delincuentes, ladrones, sinverguenzas, matones, etc, gracias a la benevolencia con que las leyes tratan a quienes menos se merecen, y en cambio los ciudadanos de bien se encuentran a merced de todos estos malechores que tienen todas las facilidades para hacer de las suyas. No se permiten armas a los guardias pero los bandidos tienen mejores que las de la polcía. Hasta cuando nos quedaremos de manos cruzadas y no exigiremos un pare a tanta violencia

  8. Que hacer?
    Solidaridad para el senor Gaston Alarcon

    Como? Si el pueblo de Guayaquil se presenta en manifestacion ante el juez que lleva la causa, al ver esto, algo debe de pasar por la cabeza del juez, sea este corrupto o no

    Cuando?
    Cuando sea llamado a dar su declaracion.

    Empecemos enviando correos correos electronicos a los medios, empapelemos, alcemos nuestra voz por los diferentes medios y en todas las formas haciendo conocer que ya es tiempo de cambios.

    Accionemos el cambio pr un futuro mejor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×