14 abril, 2024

Los niños de las cajas de cartón… Y las tinas de plástico

Juro solemnemente que me invade un sentimiento de dolor, así como una sensación de impotencia al haberme enterado de la trágica noticia de que en el Hospital Gustavo Domínguez de Santo Domingo de los Tsàchilas se descubrió que, una vez nacidos, a los neonatos los ponen en cajas de cartón o en tinas plásticas. Y todo por falta de una correcta planificación hospitalaria.

Solo como una simple referencia quiero destacar que en el periodo legislativo 2003-2007, tuve el privilegio de liderar la Comisión de Salud, Medio Ambiente y Protección Ecológica del Congreso Nacional. Recuerdo que en el gobierno saliente del Dr. Gustavo Noboa Bejarano se habían asignado apenas 360 millones de dólares para el ejercicio fiscal del año 2003 para el área de salud.

Mas resulta que en noviembre de ese año, nos encontrábamos debatiendo el presupuesto general para el periodo del 2004, y desde la bancada del MPD, mi buen amigo Carlos Villacis pugnaba por incrementar el presupuesto para el área de educación en por lo menos 100 millones más, (Quería se aprueben cerca de 900 millones para educación), mientras ferozmente y junto a mi bancada política, yo luchaba por incrementar ese presupuesto anterior para salud en por lo menos la cifra que para el 2003 había recomendado la OPS, que era de 650 millones (¡¡¡!!!). Dicha cifra, incluso, no resolvería al 100% los problemas en el área de salud del momento, pero se consideraba al menos como para “salir tablas”, como se dice en nuestro argot popular.

Definitivamente, aquel fue un ardiente e histórico debate, a través del cual aprendí que en política, además de honrar a tus electores actuando de buena fe, hay que ser muy astuto y moverse con agilidad casi felina, a fin de conseguir mejoras para nuestro país; tal cual era mi intención. Recuerdo que en una de mis intervenciones acuñé una frase que dice: “Un pueblo sin educación es un pueblo inculto…pero con vida. Un pueblo sin salud…., es un pueblo que se nos muere”. Total, la mezquindad legislativa, el deshonor de algunos, y los intereses propios de otros, no permitieron cristalizar con justicia un derecho que a cada ecuatoriano nos asiste por mandato constitucional: Garantizar debidamente la Salud de cada ecuatoriano.

Tengo entendido que el actual presupuesto para la salud rebasa los 1000 millones de dólares, sin embargo hoy por hoy nos enteramos de noticias que denigran nuestra condición de seres humanos. No es posible que con tamaño presupuesto existan problemas como los que suceden en ese hospital de Santo Domingo, cuya tasa de mortalidad entre enero y febrero de este año, es de 13 neonatos fallecidos, y que sorprendentemente Dña. Catalina Sandoval, Directora de dicho centro hospitalario, diga que dicha tasa de mortalidad es baja (..????).

Solo como un punto referencial quiero traer a vuestras memorias un similar, así como grosero y vergonzoso hecho que ocurrió en el 2005 en el hospital de Chone, al cual personalmente asistí a verificar las denuncias ciudadanas sobre las inhumanas y trágicas condiciones de los neonatos en dicho hospital. Bueno, lo que vi y constaté, aun perturba mis sentidos. Como respuesta a aquella visita, solicité la inmediata renuncia del Ministro de Salud de ese entonces.
Por suerte, el funcionario en mención fue luego destituido de su cargo. Entonces…..Que está pasando ahora señor Presidente de la Republica…? Que está pasando ahora señor Ministro de Salud..?. Se necesita acaso de mas presupuesto..?, o acaso lo que se necesita es erradicar de una vez por todas la corrupción de esas áreas..?

Estoy convencido de que la respuesta a estos trágicos problemas no radican en el hecho simple de declarar en estado de emergencia los centros de salud del país. No, no lo creo. La clara y humana respuesta radica en que debemos de asumir con responsabilidad las funciones que a cada quien les compete: Ser sensibles, y usar el cerebro para planificar y prevenir, agregando además un ingrediente muy importante a cada jornada diaria: ¡Corazón!.

¡Claro que sí!…, corazón como para sentir que esos niños que nacen y mueren por falta de planificación pueden ser nuestros hijos o nuestros nietos, y que creo que ni el señor Ministro de Salud, ni el Sub Secretario del ramo, ni el Director Provincial, ni la Directora del Hospital, en este caso, permitirían esta especie de holocausto si se tratare de sus hijos o de sus nietos.

Artículos relacionados

Los rebeldes en el Ecuador

La verdad es una mentira sobre la que todos nos ponemos de acuerdo.

En nuestro país la verdad es la mentira más difundida.

Se nos pretende hacer un lavado cerebral con la imposición de ideologías importadas desde Cuba y Venezuela, que evidencian la total ausencia de pensamientos propios de la revolución ciudadana. A nombre de la patria, han cometido los más execrables abusos de poder. Estas violaciones constitucionales se las justifica como decisiones históricas que se han tomado para el bien de nuestro pueblo. Para efectuar estos actos de barbarie, solo necesitaron un motivo justificable, una estrategia de mercadeo, encontrar un culpable y todo el tiempo repetir la misma mentira en cada uno de los medios de comunicación que han incautado.

8 comentarios

  1. Saludos señor Ramirez, si con semejante presupuesto sucede eso en el hospital de Santo Domingo y quien sabe en cuantos otros hospitales del pais, y tiene que ser una persona ajena al sector del ministerio correspondiente quien deba dar a conocer estos preocupantes y vergonzosos hechos significa que las autoridades o funcionarios de dicho ministerio no auditan o verifican el trabajo de sus subalternos y si lo hacen o son tontos que no se dan cuenta de lo que ocurre o son complices que callan o tapan estas actitudes poco tecnicas y humanitarias, o, quien sabe, el presupuesto ya se agotó con la compra de las famosas furgonetas maquilladas como ambulancias de la epoca de la ministra Chang o las sillas de rueda chinas que resultaron mas caras que sus similares de manufactura estadounidense y demas casos conocidos y tambien los que no salieron nunca a la luz que podrian haberse dado, todo es posible en este «gobierno» de mentes………, manos………. y corazones………..(favor de llenar la linea de puntos con el adjetivo que el lector considere apropiado)

  2. Sr. Ramirez. Lo peor de todo esto es que las gentes pobres y de los pueblos alejados de toda informacion e instruccion, se sienten totalmente desprotejidos del Estado. No comprenden que ellos son el poder y no viceversa.
    La salud tiene que venir cogida de la mano de la educacion, que les ensenen sus derechos y deberes y los mecanismos de como proteger esos derechos. No es posible que en el siglo xxi, todavia sigan los politicos siendo una casta intocable. Politicos y empleados del gobierno deben meterse en la cabeza de que se les ha dado un trabajo para cumplir y de no hacerlo con honradez y respeto, pueden ser destituidos.
    No es tan solo de tirarle la culpa al presidente. Desgraciadamente, este tiene que confiar en que sus empleados estan cumpliendo con su trabajo.
    De aqui, tan necesaria la comunicacion social, con periodismo eficaz y responsable que lleve las noticias a los oidos de las autoridades a cargo de cada ministerio.

  3. Este gobierno ha derrochado 3.500 millones de dolares (cifra promocionada por el mismo gobierno) y los niños recién nacidos se mueren por cientos. Tienen que traerlos a Guayaquil desde diferentes puntos de Manabì, Esmeraldas, El Oro, Los Rìos porque en sus provincias no tienen como atenderlos.
    Este gobierno ha derrochado en equipos que no se pueden usar pero no ha invertido en la salubridad (ductos de aire, pisos, paredes, etc) porque eso es probable que no pague comisiones.
    Han comprado ambulancias que no tienen equipos, y no se usan.
    Han dilapidado nuestros dineros, se han burlado grotescamente y difunden comerciales de televisión vanagloriándose por su mediocre sinverguenceria.
    El Defensor del Pueblo debería de actuar de oficio e iniciar acciones penales a los ministros, viceministros, y a todos los funcionarios públicos que por acción u omisión participaron en dilapidar estos dineros sin un estudio técnico sino basados en sus conveniencias particulares y muy probablemente en el tamaño de las comisiones que seguramente recibieron.
    El Ecuador entero debe salir a reclamar sus derechos, y parar este circo de la revolución ciudadana que por donde se lo escarba brota pus.

  4. ¡¡¡¡BRAVO!!!!!

    ASI SE HABLA, Y DIRECTO A LA MEDULA DEL PROBLEMA.

    ESE CUENTO DE LAS EMERGENCIAS NO RESUELVEN EN NADA EL PROBLEMA. CON TODO ESE DINERO PARA LA SALUD, HACE RATO QUE DEBERIAN HABERSE RESUELTO TANTOS Y TANTOS PROBLEMAS.

    DEBEN IR A PARAR A LA CARCEL LOS EMPLEADOS Y MEDICOS DE CADA HOSPITAL DONDE SE MUEREN INOCENTES.

    MIS FELICITACIONES SEÑOR RAMIREZ

  5. Hasta cuando vamos a soportar tanta pendejada.

    Hasta cuando tantos empleados irresponsables de esos hospitales se burlan de los necesitados y asesinan a sus pacientes .

    ¡HASTA CUANDO???????

  6. excelente speech. sin embargo creo que hay que ayudar al Presidente de la Republica a buscar esa gente que no se enrola el 100% en sus puestos de trabajo sino que solo les funciona el cerebro cuando les hablan de dinero y no les importa quien muere, vive o sufre sino solo que les caiga ese dinero, para erradicarlos de por vida de puestos publicos a esa gente que como dije, no les interesa el bien estar social sino solo el ascenso de los numeros en sus cuentas bancarias del exterior.

  7. Todo eso ya parece un circo de quinta categoria, con un animador que se burla de los espectadores, y con payasos que hacen llorar de las iras.

    La carpa de ese mugroso circo son los hospitales en donde mueren jovenes, viejos y niños

    Tambien el espectaculo central esta matizado de una tragica comedia en donde los actores demuestran lo poco que les importa si los espectadores rechazan sus actuaciones.

    Ese es en verdad el deprimente show que presentan dia a dia los empleados de los centros de salud, a los que nada les importa la vida de los pacientes que de ellos dependen. Sus estupidos argumentos por defender lo indefendible, hacen mas amarga y dolorosa la vida de la gente que usa sus cochinos y mortales servicios.

    Ya es hora de parar de una buena vez esta pendejada y que empiecen a ir a la carcel los que irrespetan la salud y la vida de los ecuatorianos!!!!

    Felicito al autor del articulo. Como siempre, centrado y muy concreto en sus analisis.

    EL QUE OPINA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×