1 marzo, 2024

Métodos y técnicas

Estos mentirosos del Siglo XXI, todo copian. Cuando Goebbels era el encargado de la propaganda Nazi su función consistía en controlar todos los medios, la radio, televisión, cine, literatura, etc. Impedir que salga a luz la información.

Usó mucho de lo que hoy en día se conoce como marketing. Especialmente promoviendo odios y convenciendo al pueblo bajo su concepto de: “Una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad.”

Los principios de propaganda de S.M. Correa, están basados en la enseñanza de ese perverso oficial Nazi.

Lea y escuche con cuidado y notara que el gobierno lo está utilizando diariamente.

Se habla de “periodistas podridos, vendidos, infames… etc.” y es el gobierno el que controla fundamentándose en un slogan más falso que billete de tres dólares, ‘el Bla… bla… bla: Fideicomiso No más Impunidad’ se ha adueñado de más del cincuenta por ciento de los medios.
Mientras a los demás les puso una espada de Damocles, bien afilada por los arbitrarios usos de “leyes”, colgando atada por un único pelo de crin de caballo directamente sobre sus cabezas.

Analicemos la estrategia comparándola con la de Goebbels: Adoptar una única idea, un único Símbolo; Individualizar al adversario en un único enemigo. (Ejemplo: Nebot)

Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo; Los adversarios han de constituirse en suma individualizada. (Pelucones, periodistas, aniñados, cara de tucos, hijos de la oligarquía, banqueros, etc.)

Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo a sus errores con ataques inventados.

“Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan”. (Confrontación diaria, medias verdades, cambios de discurso)

Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave.
“Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar.

La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar”. (Constante presencia …discursos confrontando sectores y clases… lenguaje y comunicación dirigida a los sectores menos preparados)

“Su propaganda se limita a un número pequeño de ideas sin explicar, repetirlas incansablemente, presentadas una y otra vez desde diferentes perspectivas pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas”. De aquí viene también la famosa frase: “Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad”.

Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que cuando el adversario responda el público esté ya interesado en otra cosa.

Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones. (Hacer acusaciones y luego olvidarse de ellas o negarlas, ejemplo, tema: Autonomías, complots contra él, empresas petroleras… etc.)

Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sondas o de informaciones fragmentarias.

Acallar sobre los temas sobre los que no tiene argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario. (Ejemplo: las marchas, la transformación de Guayaquil, Atuntaqui, Machala etc. por las obras de los municipios)

Por regla general la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales. Se tiene que difundir argumentos que se arraiguen en actitudes primitivas. (Regionalismo, diferencias de “clases”, tradiciones)

Llegar a convencer a mucha gente que se piensa “como todo el mundo”, creando impresión de unanimidad.

Estos son los principios de propaganda que reflejan con claridad lo que el gobierno de S.M., está utilizando al pie de la letra.

“Miente, miente, que al final algo quedará… cuanto más grande sea una mentira, más gente lo creerá…”

Artículos relacionados

¿Es Real la comezón del Séptimo año?

Estadísticas demuestran que un alto porcentaje de hombres tiene encuentros extramaritales luego de siete años de matrimonio.

Según los doctores Charles y Elizabeth Schmitz, autores de un ‘best seller’ titulado ‘Building a Love that Lasts: The Seven Surprising Secrets of successful Marriage’, incluso el propio Centro de Censos de los Estados Unidos ha reportado que la comezón del séptimo año en los matrimonios es real.

Datos muy curiosos han sido reportados sobre esta infidelidad, traición o mentira; sin embargo, el mayor interés para la mayoría se refiere a que los matrimonios que terminan en divorcio duran alrededor de siete años. Recordemos que este fenómeno ha sido a menudo referido como “la comezón del séptimo año”.

Las Relaciones Públicas ante las nuevas realidades (8)

Educación y comunicación

Otro problema en el proceso educativo es precisamente el de la comunicación y relaciones. Si no se reinventa la forma de ensenar, se corre el riesgo de formar profesionales ciegos, sordos y mudos.

La educación, cada vez más, se encierra tanto en descripciones de lo obvio, en teorías que nunca son aplicadas, que los estudiantes no llegan a ver mas allá de las paredes del aula o de la pantalla del computador. Muchos egresan graduados sin saber hablar y escribir. Es decir salen mudos y no aprenden a escuchar ni a pensar. Aquí urge un cambio porque un liderazgo con este perfil poco tiene que decir en un proceso de legitimación.

No hay comentarios

  1. ESA CAPACIDAD PROPAGANDISTICA MENTIROSA NO HAY QUE ATRIBUIRSELA EXCLUSIVAMENTE A LA » RISITAS «. LA MAYOR PARTE DEL MERITO SE LO LLEVA LA » RATA » ALVARADO, AL QUE SOLO HAY QUE VERLE LA CARA, PARA SABER LO QUE ES.

  2. Aparta de ti la falsía de la boca, y el enredo de los labios, arrojalos de ti…Proverbios cap.4 vers.24…de seguro quienes se entregan a lo falso, solo les quedarà abrazar el viento, cuando termine el plazo concedido. La historia de los nazis lo confirma.

  3. Muy acertado y valiente su artículo. Por lo expuesto le comentaría que la dictadura burocrática que este socialismo-fascismo que gobierna está ampliado la propaganda para aterrorizar a la minoría ( a la que pertenezco) que tiene conciencia y cultura política, que no se ha dejado embobar por los demagogos que triunfaron y están en el poder. Sin embargo, hay que continuar luchando hasta derrotar la mentira de los dictadores y demagogos: Napoleón, Hitler, Mussolini, Castro y muchos más de la amarga historia universal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×