19 junio, 2024

Los bonos y el país

Analicemos las ventajas y desventajas de los bonos para la gente pobre y discapacitada. Me temo que se esté haciendo un daño irreversible a los ecuatorianos, si esta medida no tiene una regulación.

La gran ventaja que veo para el ciudadano que no tiene trabajo es que al menos ayuda a no morirse de hambre. Si hablamos del bono para discapacitados, este valor puede ayudar a los padres o familiares, permitiendo que uno no trabaje para dedicarse a cuidarlo y ayudar para ciertas medicinas o tratamientos.

Lo que encuentro de malo en el bono de desarrollo humano, es el hecho de que le quita al ser humano su afán de lucha y progreso, lo mal acostumbra a vivir en la miseria, de la caridad del Gobierno, entonces busca formas de seguir recibiendo su caridad y ganar algo más vendiendo cosas en las esquinas, mendigando, o si tiene ambición de ganar más, uniéndose a otros para robar, asaltar, vender droga o asesinar.

¿No sería mejor y más útil para la ciudadanía y en especial para los pobres, que se fomente la producción ayudando al crecimiento de las Empresas para reducir el número de desempleados en el país? Si somos honestos, tenemos que aceptar que un porcentaje significativo de nuestros compatriotas que emigran a lejanas tierras, van a realizar allá trabajos que aquí consideran denigrantes y allá los cumplen tan bien, que son apreciados y buscados, trabajos que aquí muchas veces los hacen extranjeros que vienen a buscar trabajo, porque los nacionales rehúsan hacerlos.

En cuanto al bono de los discapacitados, ¿No sería mucho mejor para el Gobierno y para el discapacitado y sus parientes, que el Gobierno, en vez de darles ese Bono, considere a los padres o familiares del discapacitado como discapacitados, para que tengan preferencia en los puestos de trabajo? Las Empresas tienen la obligación de tener un 4% de discapacitados en su lista de empleados. Hay un porcentaje significativo de discapacitados que no pueden trabajar, pero que sus padres o familiares que sí pueden hacerlo, podrían ocupar esas plazas, ayudando significativamente a sus parientes discapacitados a salir adelante, ya no con un simple bono, sino con un trabajo que les puede producir una renta mayor, porque por más que el Gobierno prometa atención médica gratuita, hay muchos tipos de terapia y de tratamientos que no puede ofertar y que pueden ayudar significativamente al progreso de los discapacitados.

Pido al Gobierno que reflexione sobre estos temas. No conviene al espíritu del ser humano la actitud pasiva de recibir en forma gratuita el bono. Como dice el refrán de Fe y Alegría: “Es bueno darle un pescado a un pobre, pero es mucho mejor enseñarle a pescar”. Tener a una mayoría de ciudadanos esperando por un mendrugo de pan y acostumbrados a ello, es bueno solamente para los que se aprovechan de esta mayoría para llenar sus bolsillos, estando en el poder. Hagamos que aumenten las fuentes de trabajo y ofrezcamos a los familiares de los discapacitados, la oportunidad de trabajar con mejor remuneración.

Artículos relacionados

Violencia contra la mujer: Un irracional pretexto de más violencia y crueldad

Debo empezar admitiendo la tamaña fuerza que encierra la gris tenacidad de grupúsculos que no descansan por lograr conquistar sus, también, grises aspiraciones por legalizar un crimen que desencadena dolor y vergüenza al mutilar la vida de otro Ser humano, y que por desgracia e ironía llevan dentro de su vientre. A ratos veo que esta cruel y despiadada batalla, impuesta por un sector que, a pesar de ser cuantitativamente minoritario en relación del otro, siempre logran captar la atención de un pueblo que, aun siendo eminentemente Cristiano, no es capaz de interpretar a cabalidad tan aberrantes pretensiones.

Pero, cuidado, y con la finalidad de no darles la oportunidad de que estos grupúsculos recurran a torpes calificativos como: “fundamentalistas o fanáticos religiosos” a quienes defendemos la vida, tratemos esta vez de observar y analizar el tema desde la óptica legal y constitucional. Esto es suficiente por el momento; y, para demostrar su barbarie, no es necesario evocar la existencia de un DIOS Supremo y Misericordioso. Eso es otra cosa, ellos así no lo entienden, pues solo basta la moralidad y la simple lógica legal para que entendamos de una vez por todas que a la violencia no se la extermina con más violencia y criminalidad.

No hay comentarios

  1. El gobierno sabe sobradamente lo que ud expone en sus lineas, lo que pasa es que a estos gobiernos populistas les conviene este paternalismo irresponsable porque lo que buscan no es ayudar al pobre sino sumarlo al denominado clientelismo politico, tener una base popular adicta a estos mendrugos de pan que es el bono para ganar votos y en caso de ser necesario movilizarlos a las calles para contrarrestar marchas de protesta contra el gobierno, sino porque creen que no aparecen mendigos recibiendo el bono? porque estas personas que viven en miseria extrema no poseen documentos, no existen legalmente porque hace rato perdieron sus documentos y al no tenerlos no votan, asi de simple

  2. Su comentario me parece de lo más acertado, a futuro vamos a tener parásitos por seres humanos productivos, acostumbrados a ganarse la vida sin el mayor esfuerzo, eso agrada, momentaneamente, pero lo uno lleva a lo otro, «la vagancia es la madre de todos los vicios»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×