30 mayo, 2024

Crónica de un Socialismo Anunciado

Al revisar la economía solidaria establecida en nuestra constitución concluimos que es un hecho cierto que el futuro planificado para nuestro país es el socialismo. Este sistema; como concepto filosófico; es cercano a lo perfecto, esa misma condición lo torna en utópico.

El primer estadio se refiere a la lucha por la organización de quienes se encuentran en posición de desventaja en relación a los propietarios de los medios de producción. Se considera que los obreros y los campesinos están en esa posición de explotación. Esta fase en nuestro país la encontramos en la creación de agrupaciones que representan a membretes sociales, de activismo militante, a diferencia del pueblo llano que no tiene un activismo político sino una participación eleccionaria.

Una vez que se concreta la organización están listos los cuadros para el segundo paso, la toma del poder por el llamado pueblo organizado (en Rusia se denominaron Soviets). En nuestro país, se concreto la alianza de grupos y corporaciones sociales en lo que se denomino Alianza País.

La forma de toma del poder es fuente de diferencias entre los grupos que estructuran un movimiento o partido político que tiene la meta de convertir en socialista a un país. Esas diferencias fracturaron al Partido Social Demócrata de los Trabajadores Rusos en los inicios del siglo 20. Existen, la corriente violenta y la pacífica. Con el paso del tiempo y la evolución de los conceptos de los medios aplicables a la doctrina política vamos a encontrar la sustitución de la violencia por las llamadas formas democráticas; en las que pequeños grupos, ideológicamente estructurados logran el manejo político de los órganos que ejercen el poder, ahí juegan papel importante las llamadas agrupaciones sociales primarias que formaron el grupo partidario. Así por ejemplo, captan el Consejo de Participación Ciudadana, la Corte Constitucional, la Asamblea, etc.

Una vez que se ha tomado el poder, hay que proceder a desmantelar la estructura socio económica burguesa capitalista, esto es, convertir el sistema económico capitalista liberal en un sistema solidario, partiendo de aquí se hace de la propiedad privada una propiedad social, por eso el nombre: socialismo.

La solidaridad se fundamenta en que los medios de producción dejan de ser de propiedad individual privada para pasar a ser de propiedad colectiva, permitiendo así (en imaginario) que todos los miembros del estado se beneficien del plus producto que se obtiene de la explotación del medio. La tierra, es uno de los primeros medios de producción en ser tomados por el gobierno socialista, autocalificado representante del pueblo organizado, tiene que ser puesta al servicio de los campesinos que no la tienen, porque ésta, según la doctrina socialista tiene que beneficiar a quien la trabaja. Pero, aquí tenemos la primera contradicción, no tienen beneficio los campesinos por cuanto la propiedad social no es individualizada, es colectiva, colectivismo que se puede presentar como cooperativa, asociación, agremiación, pero no le da una mejor condición de propiedad al campesino, al contrario, le quita la opción de que a futuro este pueda tener la propiedad de la tierra. En una primera fase, con el objeto de tener el apoyo de este sector socio económico se le entrega la tierra al campesino, la que luego se revierte nuevamente al estado, se denomina normalmente reordenamiento de la propiedad agrícola. En el gobierno socialista el único dueño de los medios de producción es el estado.

En países como Venezuela, en el siguiente paso se procedió a controlar mediante impuestos a los medios de producción fabriles, empresas de construcción, comerciales, industrias como el turismo a través de normas administrativas, hasta lograr que el mismo propietario del medio de producción acepte entregarlo al estado o si es resistente, se le aplica la persecución judicial o la tributaria. O la expropiación o nacionalización del medio de producción justificando la acción en “necesidades populares”. El resultado es la apropiación por parte del estado del resto del aparato productivo, pasándolo de manos privadas a las del gobierno. En Cuba todo es propiedad del estado, no existe iniciativa privada, sino la industria hotelera que es inversión extranjera y mantiene un sistema de sociedad de producción con el Gobierno de los hermanos Castro.

Los medios de producción en manos del gobierno requieren una burocracia centralizada para poder manejar todo el país que ahora aparentemente es de todos, cuando la realidad es la obtención de beneficios únicamente a quienes hacen de cabeza del gobierno, porque en su calidad de Ministros, Directores, o jerarcas del partido tienen para si y su uso todo el aparato del estado, bienes, servicios, carros, etc., de esto no se beneficia el trabajador del ingenio, de la fabrica, el pescador, ellos estaran sujetos al sueldo determinado por el estado, el que a cambio de la supuesta protección de salud y la educación va a mantener la explotación mediante la fijación de cuotas y raciones de alimentos, de vestuario, etc. En definitiva todo se reducirá a una repartición de las limitadas condiciones económicas, sosteniendo en manos de las cabezas políticas y administrativas el bienestar, al igual que en todos los tiempos de la llamada partidocracia. En Cuba y en Venezuela funciona así. El pueblo en cualquiera de sus condiciones es trabajador, el aparato del partido único controla el gobierno y solo quienes llegan a niveles directivos del partido tienen una condición de vida diferente. Recientemente Raúl Castro saco del gobierno a gente que estaba ya veinte años manejando el país, la renovación entonces se produjo por necesidad de poder tener el control, el que llega a la cabeza se perenniza con la intención de llegar a ser el delfín o heredero del poder “Revolucionario” que al cabo del manejo del gobierno por mas de 30 años ya no tiene a quien echarle la culpa de sus males, sin embargo todavía hay convencidos, generalmente porque no conocen la otra orilla y no se dan cuenta que si realmente hubiera una intención de cambio, lo único que no harían sería perpetuarse en los cargos.

Esta sociedad colectiva piensa llegar a un siguiente estadio. Sin gobierno, fronteras, moneda, etc. La sociedad utópica. Entonces, dicen los nuevos socialistas que han aterrizado el proyecto, quedándose en la parte de la dictadura del proletariado, manejando dicha dictadura a través de un partido único; el de los trabajadores, que tiene la calidad de ser omnisapiente, omnipudiente, omni……; puesto que solo este y sus cabezas tienen las capacidades de pensar y de tener la razón, los demás debemos trabajar para que ellos sean felices en su versión del paraíso socialista que nos crearon. La utopía de la perfección, enemiga de lo posible, hace que los no utópicos, los dirigentes, quieran el control perpetuo para lograr “enderezar” a la sociedad. Pregunto, “enderezaron a Cuba los Castro”, a la URSS Lenin y Stalin, Kadaffi a Libia, Jomeini y los guardianes de la Revolución a Irán, y tantos otros. A mi criterio existe un camino a seguir, miremos a Europa alejada del Capitalismo Liberal y del socialismo ortodoxo, si ha dado result
ado. Pensemos una vía que si se centre en los hombres, no en un solo hombre o partido.

Artículos relacionados

Vida privada

Algunos dicen que existen 3 tipos de vida: la pública, la privada y la secreta. La pública es conocida por todos, la privada está reservada a la familia y la secreta, por […]

No hay comentarios

  1. Coincido con Ud. El socialismo es una utopía irrealizable. La razón, el dogma marxista de que cuando se socializa la propiedad se construye una mejor sociedad se tropieza con la realidad de que los que toman las decisiones en los gobiernos mal llamados socialistas son los miembros de una burocracia pequeña y corrupta, llamada en la Unión Soviética, la nomenclatura, la cual decide en función de su propio beneficio. La alternativa es un sistema social con muichísmos propietarios o empresarios y un estado completamente descentralizado.

  2. Sr. Alberto Franco.
    Es verdad todo esto y mas sobre el llamado socialismo del siglo XXI o mejor socialismo a la criolla.
    El electorado ecuatoriano voto por una esperanza de cambio a un systema mas sustentable y equitativo que cree nuevas fuentes de trabajo, que administre la justicia independientemente de los otros poderes, a tener como representantes a personas preparadas y con madurez politica para evitar la corrupcion, el engano y el cinismo.
    Le aseguro, que en ningun momento, la mayoria del pueblo ecuatoriano penso en las elecciones recientes (tanto de Prsidente o de Congreso o de la Constitucion) como un mecanismo para escoger el systema socialista, comunista,castrista o chavista que ahora resulta los esta invadiendo y ahogando diariamente.
    La realidad es que todavia no han podido reaccionar al shock del socialismo pues la mayoria esta mas preocupada en el puesto de trabajo que han perdido, en la casa que no pueden pagar, en las carencias en los sectores productivos y consumidores, en los hospitales que no tienen las medicinas para curarlos, en los asaltos y sicariatos que cada semana hacen las noticias, en fin, todavia no han encontrado el momento de pensar si este camino al que unos pocos los han conducido y en el que
    terminaran perdiendo la libertad a pensar, a asociarse, a decir lo que les parezca, a mandar a los hijos al colegio que mas gusten, a no tener temor de que sus hijos los denuncien si acaso discrepan con el systema, a perder la capacidad de ser emprendedores de negocios y tener sus dineros para utilizarlos a su libre iniciativa. Todo esto se les terminara si siguen por este perfido camino del socialismo comunistoide que tantas veces ya ha fracasado en todos los continentes.
    Ojala que no sea demasiado tarde a que despierten de este shock y se den cuenta de la verdad pues la pandilla socialista no cesa de trabajar dia a dia en aduenarse de todas la libertades.
    Espero que al menos lean libros como el recientemente publicado de la hermana
    de los Castros en el que habla sobre la rrealidad de lo que paso en Cuba.

  3. Alberto: El socialismo que vivimos en el Ecuador es que nos dicen todas las malas palabras juntas los sábados a los guayaquileños. El socialismo que practicamos, es que los hermanos se dicen y se insultan todos los días. El socialismo el del mal reparto. La gran sapada, el gran casino, la gran estafa, los grandes helicópteros chimbos, que al despegar se estampan en la pista.
    Los proyectos hidroeléctricos barados, realmente éste no es el socialismo siglo XXI, es la estafa siglo XXI.
    Mayra

  4. SIEMPRE HE PENSADO QUE LAS ULTIMAS ELECCIONES CORREA NO GANO TODO FUE UN FRAUDE» TREMENDO EL QUE HICIERON,YO NUNCA HE VOTADO NO VOTARE X ESTE TIPO, CONOCIDOS PERIODISTAS AYUDARON A CORREA NO TUVIERON» OLFATO «NI PENSARON QUE ESTE SR. TENIA 2 CARAS Y QUE TODO LO QUE PASA AHORA SE VENIA VENIR ESE ODIO ENFERMISO HACIA GUAYAQUIL, LAS MUJERES, LOS RICOS EL ES EL SEPARATISTA MAS GRANDE TODA SU PREPOTENCIA NOS TIENE ASTIADOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×