30 mayo, 2024

Respondiendo a un comentario de salasjacinto@yahoo.com sobre CEDEGE

Amo intensamente a mi ciudad, Guayaquil y a mi provincia, Guayas y me reconozco como parte de este país, Ecuador, que sería poderoso y extraordinario si no fuera por la lacra del centralismo, los pésimos gobiernos como el actual, y la división entre ecuatorianos.

Leí su comentario al artículo sobre CEDEGE en este medio, señor Salas. Quiero iniciar mi respuesta diciéndole que el regionalismo es una de las enfermedades sociales que más daño le han hecho al País, enfermedad que felizmente no ha logrado envenenar a los habitantes de la región del río Guayas, en donde están presentes 10 de las 24 provincias del País, que incluye a la Provincia de Santa Elena, cuya población autóctona aspiró y logró la provincialización con base en la infraestructura del Trasvase de agua del río Daule y del Agua potable y alcantarillados, construidos por CEDEGE. Institución que también garantizó la provisión del líquido vital a Manabí, que son dos zonas áridas con largos períodos de sequía, que ya no tendrían nunca más esos problemas, gracias a CEDEGE.

El primer proyecto que CEDEGE construyó fue el proyecto Babahoyo, donde se redistribuyo la tierra a los agricultores sin tierra en una extensión de 10.000has. Pero al pasar los años, estas mismas personas comprendieron que la producción colectivista como CEDEGE la había diseñado acorde con las modas de entonces, no era lo mejor. La tenencia de la tierra en cooperativas no era la mejor opción, porque habían “cooperados” que no trabajaban e igual recibían la parte proporcional creando un caos en la administración de este proyecto. Quebraron 19 cooperativas de las 20 que aglutinaban aproximadamente las 10.000has. El gobierno de turno tomó la decisión de ayudar a estas cooperativas, alquilando las tierras de los cooperados a productores independientes para que con ese alquiler paguen sus deudas vencidas. Posteriormente, se decidió redistribuir la tierra propiedad de las cooperativas proporcionalmente al número de propietarios; así, si la cooperativa era propietaria de 500has. y había 100 socios, le distribuyó la tierra a 5has. por socio. ¿Sabe usted que de ahí para adelante nunca más se ha parado este proyecto? Los pequeños agricultores cambiaron las bicicletas por carros 4×4. Este primer proyecto se convirtió en un motor de desarrollo no solo de esas familias, sino que transformó la ciudad de Babahoyo de una ciudad de 20,000 habitantes a una ciudad que hoy debe andar por 200,000 habitantes. En el proyecto Babahoyo se producen dos cosechas y media de arroz por año. ¿Tiene idea de los insumos en maquinaria, mano de obra y otros insumos que necesita el proyecto para producir? Estamos hablando probablemente de alrededor de 20 a 30 millones de dólares anuales. ¿Comprende usted ahora el volumen de negocios paralelos que genera la producción de este proyecto? El proyecto Babahoyo transformó las condiciones de vida de esa ciudad y provincia.

El segundo proyecto que acometió CEDEGE inmediatamente del anterior enumerado fue el Proyecto de Propósito Múltiple Daule Peripa que posteriormente toma el nombre de Jaime Roldos Aguilera que consiste, en primer lugar, convertir al Rio Daule en una fuente segura de abastecimiento de agua de todos los centros poblados que viven a lo largo de su cauce y a la ciudad de Guayaquil, principal motor de desarrollo del Ecuador. Millones de ecuatorianos toman agua potable por que la presa Daule Peripa esta allí construida. Tiene la capacidad de almacenar grandes cantidades de agua de lluvias que antes se perdían desembocando en el océano y que ahora se almacenan para poderlas usar cuando los ríos traen poco caudal en el verano. Ya el dique de agua salada no sube por el Daule hasta La Toma y se puede bombear agua del rio para potabilizarla las 24 horas del día Esos millones de ecuatorianos que ahora gozan de agua potable segura no son todos guayasenses. No menos del 30% es de origen externo. Guayaquil es el crisol de la nacionalidad, es la ciudad con mayor población de algunas provincias, sobre todo de la sierra.

No solo pensó CEDEGE que esta agua podía servir para abastecer de agua potable al valle del Rio Daule, sino que en esa perspectiva nacional se construyó un trasvase para enviar agua a la provincia de Manabí para que jamás vuelva a ocurrir lo que paso en el año 1968, que como consecuencia de la sequia, hubo grandes dificultades.

El segundo proyecto de riego que acomete CEDEGE es el proyecto de riego de las 17.000has. del valle del Daule utilizando las aguas represadas en Daule-Peripa. Cuando CEDEGE llega a trabajar en este proyecto encuentra condiciones precarias de vivencia de los agricultores. Para su información, ya se había hecho la reforma agraria y sin embargo las condiciones de vida no habían mejorado, ya que solo podían producir en secano esto es cuando el invierno o el periodo de lluvia se acerca. En las reuniones previas a la construcción del proyecto, lo agricultores llegaban sin calzado y en bicicletas destartaladas. Vaya ahora y visite este proyecto, vea sus condiciones de vida actuales. Cuando hay reuniones, los agricultores llegan en buenos carros. Ahora tienen sus casas decentes y administran el proyecto porque CEDEGE se los entregó durante mi gerencia.

A lo largo del rio Daule se riegan aproximadamente 60.000has. con agua de ese rio, produciendo arroz de dos a dos y medias cosechas al año. ¿Sabía usted que todos estos habitantes a lo largo del rio Daule se inundaban todos los años porque el rio Daule traía en el invierno grandes caudales y se desbordaba, causando grandes estragos, pérdidas humanas y materiales? Ahora, ni con el “Niño Macho” del 97 se inundaron, ya que es otro propósito de este proyecto: el control de inundaciones.

Si el Ecuador es exportador de arroz en la actualidad es gracias a las obras de CEDEGE, y esa verdad, ningún regionalismo malsano la puede ocultar.

Pero CEDEGE también pensó en la generación de energía. La Central Marcel Laniado de Wind es complementaria a la de Paute porque cuando hay estiaje en la cuenca del Paute es cuando más agua existe para turbinar en la central de CEDEGE, que a propósito, es la única gran obra en este país que se terminó antes del plazo pactado y a menor precio del presupuestado. Es probable que ya se haya pagado el Proyecto Múltiple solo con este uso. Y a diferencia de San Francisco, la Marcel Laniado marcha como un relojito suizo.

Ud. no sabe nada del proyecto de Contención de Inundaciones de la Cuenca Baja que llevó adelante CEDEGE. Gracias a esa extraordinaria obra se salvó la producción de azúcar del país durante el Niño del 97, no desaparecieron poblaciones como Marcelino Maridueña, El Triunfo, Taura, la base aérea de Taura, etc., ahorrándole al país cerca de 300 millones de dólares a un costo de proyecto de 120, en ese solo cataclismo. Pregunte a la Fuerza Aérea Ecuatoriana lo importante que fue este proyect
o para la defensa del territorio ecuatoriano durante la última guerra con el Perú, cuando la base de Taura por primera vez fue operativa con todos sus escuadrones durante el invierno. Hable con el General Angel Córdova, jefe del Comando de Taura en ese entonces.

Terminemos con el proyecto de riego en la Península. Solo con la provisión de agua potable a uno de los sectores de mayor atracción turística del país esta pagado ese proyecto. Si no se ha podido desarrollar la parte agrícola es porque el carro del progreso es jalado por varios caballos y algunos de ellos son briosos, y veloces como el CEDEGE de esas épocas –no como el CEDEGE que los dos últimos gobiernos desmantelaron y éste le dio el golpe de gracia-, y otros son lentos y torpes como las instituciones centralizadas del gobierno. En un proyecto similar, Perú implantó una ley de exoneraciones y beneficios tributarios que le permitieron convertirse en el primer exportador de espárragos del mundo. Yo personalmente, como Director ejecutivo de CEDEGE, entregué a tres presidentes: Fabián Alarcón, Yamil Mahuad y Gustavo Noboa, un proyecto de Ley de Fomento a la Agricultura en la Península de Santa Elena que nunca fue considerado. No solo se necesitaba agua, se requería de crédito, de incentivos, ayuda técnica y otras iniciativas como se hizo en el Perú . Los comuneros ya han perdido su vocación agrícola y solo les interesaba especular con el nuevo valor de la tierra. Era necesario un trabajo conjunto de varias instituciones de gobierno. CEDEGE hizo lo suyo, el Gobierno Central de quedó de año. Sepa Ud. que los que han aprovechado del riego son aquellos empresarios que con su propio capital han confiado en este país y han invertido millones de dólares de su bolsillo en plantaciones de mango de hasta 1.000 has. o sembríos de guayaba de 600 has. con su respectivo complejo agro industrial.

El día que el gobierno decida aprovechar las obras de CEDEGE en la Península de Santa Elena veremos un nuevo despertar. Demagógicamente Correa, en su ignorancia de la situación, expresa que ese proyecto ha beneficiado a “pelucones”. Que distribuya la tierra no cultivada a pesar del riego existente para ver si con esa sola acción se resuelve el problema de producción

Si por el odio regionalista ha desaparecido CEDEGE, los periodos de vida de estas obras hidráulicas (Guayas, Santa Elena, Manabí y Los Ríos) se acortarán, porque desde el inoperante centralismo de Quito no podrán darles los mantenimiento y reposiciones que requieren este tipo de obras, que son delicadas por tratarse del control y manejo del agua, que requiere persistencia y vigilancia técnica. Por eso es importante que existan las instituciones como CEDEGE, aún cuando se hayan cometido errores, pero jamás horrores ni escándalos de malos manejos ni sobreprecios o falta de capacidad técnica.

Ojala alguna vez podamos desde CEDEGE, cuando la recuperemos y la elevemos a la categoría de Autoridad de la Cuenca del Río Guayas, contribuir con la Provincia de Imbabura, para ejecutar los proyectos hidráulicos necesarios y poner en producción bajo riego a las 15.000 hectáreas, que usted indica.

Ese es el problema, algunas personas se llenan de odio contra quienes han hecho cosas, mientras no son capaces de hacer lo que se necesita para desarrollar sus propias provincias en todo el País, de acuerdo con los recursos específicos y las características de los habitantes. Los guayasenses lo hicimos con CEDEGE y el país entero se benefició. El dinero es lo más fácil de obtener, lo difícil es tener capacidad y experiencia para manejarlo honradamente y hacer las cosas que se necesitan para el desarrollo económico y social, sin odios ni regionalismos. Nosotros apuntamos al desarrollo, invertimos en obras que generan trabajo, no en bonos de la “indignidad”

El dinero que CEDEGE ha invertido está allí, en obras, no en burocracia con sus dobles y triples viviendas y vehículos de lujo. Acá somos productivos, no burócratas que andamos atrás de un “puestito” en el sector público, para no trabajar. Y cuando decimos acá, hablamos también de los miles de imbabureños que han desarrollado su vida productiva, aunque sacrificada, acá en el Guayas, donde la mayoría de la población, a mucho orgullo para nosotros, tiene su origen en la Sierra o en Manabí, Esmeraldas, etc.

Adicionalmente, es recomendable dejar esos “izquierdismo”, que el propio Lenin los definió como “Infantilismos”; hoy los empresarios son pequeños, medianos, grandes y gigantes; todos con sus roles, sus posibilidades, beneficios y dificultades. La vida tiene que seguir para adelante. Vayamos hacia el desarrollo integral, con libertad individual y democracia social

Las revoluciones, son como los terremotos, pueden ocurrir, pero no son deseables, porque son destructores inmediatamente, o a largo plazo, como ocurrió con la Unión Soviética…y en el caso de Cuba, no hay socialismo, sino colectivismo, donde la gente como los pájaros en una jaula, tienen un poco de alpiste y un poco de agua, pero no pueden volar…

Artículos relacionados

Los 10 de Luluncoto

Veamos el significado de terrorismo y sabotaje; terrorismo: sucesión
de actos de violencia ejecutados para infundir terror. Sabotaje: daño
o deterioro que en las instalaciones, productos, etc., se hace como
procedimiento de lucha contra los patronos, contra el Estado o contra las
fuerzas de ocupación en conflictos sociales o políticos.

En el siglo XX, a finales de los años 60 e inicios de los 70 en la prensa
mundial comenzaron a publicarse información sobre secuestro de aviones,
de diplomáticos, atentados e incendios en las embajadas, provocaciones
y agresiones directas a instituciones estatales y no gubernamentales y
sobre todo el empleo de bombas-correo. Quizá el caso más patético fue
el secuestro y asesinato de 11 deportistas israelíes, durante los Juegos
Olímpicos de Munich (1972), perpetrado por una organización terrorista
palestina, la respuesta de Israel fue inmediata y contundente.

No hay comentarios

  1. SOY MONTUBIO Y ARROCERO VIEJO,TESTIGO DE TODO LO DESCRITO POR EL ING. ROMERO.HE VISTO EL PROGRESO DE LA CUENCA BAJA DEL GUAYAS,DONDE EN LOS AÑOS 60 SE PRODUCIAN 20 QQ.HA.Y AHORA SE PRODUCEN 80 Y 100,GRACIAS A LA INFRA CREADA POR CEDEGE.LOS MONTUBIOS,A LOS QUE ME HONRO DE PERTENECER,PREFERIMOS LA MUERTE A LA PERDIDA DEL HONOR Y DE LA LIBERTAD.LO HEMOS DEMOSTRADO A LO LARGO DE LA HISTORIA!!.NO JUEGUES CON NOSOTROS,CORREA!!!

  2. Excelente articulo:
    Hay que darles duro a estos ignorantes que solo hablan de regionalismo porque tienen la envidia entre los ojos,los montubios somos gentes que no nos gustan que nos den nada gratis, somos gente de pelea, de trabajo honrado y progresistas, no somos como los indios serranos que viven del gobierno y que ahora lloran porque quieren hacer un ESTADO sobre otro ESTADO en las tierras que fueron de sus ansestros, hace mas de mil anios atras?
    No jueges con nosostros Corea!!!! despues los matan y no saben porque.

  3. estoy de acuerdo con lo expuesto con el ing. Romero, he visto el crecimiento de estos pueblos que viven y se desarrollan cerca de las grandes ciudades, estos proyetos de la cuenca baja de Guayas, ha llevado a mejor la calidad de vida de las personas que vienen en estos sectores de influencia de los proyecto, puedo decir que he visto dos aspectos, personas que viven en el sector y por un familiar que trabajaba para CEDEGE como chofer de maquinaria pasada, quiero decir que los trabajos realizados por esta institucion no solo mejora la calidad de vida de personas que participan de los proyectos sino tambien que da plazas de trabajo y eso tambien es importante.
    asi que no podemos segir esperando que estas actitudes centralistas sigan haciendo mas daño. quien puede decir en este país que tanto amamos que es de linaje puro, somos mezclados serranos con costeños y muchas mas mezclas en este país pequeño, cuando lo que nos debería de importarnos es estar orgullos de ser ECUATORIANOS,

  4. Excelente exposicion Ing. Romero.
    Es frustrante ver, como un pais tan rico en posibilidades de salir adelante, sigue hundiendose cada vez mas en el caos total.
    Asi como me niego a aceptar que en Ecuador no hayan jugadores de futbol con olfato de gol, me niego a creer que no existan ecuatorianos como usted, que amen a su region y a su pais, dispuestos a dar todo cuanto este a su alcance para luchar contra el cancer de la corrupcion y el regionalismo que estan acabando con la esperanza de nuestro pueblo.
    Que es lo que esta pasando con esos ecuatorianos de valia? Por que callan? Por que no actuan acorde a su capacidad?Saludos desde Tampa,

  5. Excelente, Nicolás!! Un fuert abrazo de parte de un sediento y hambriento Wagneriano!!…Agradecería me haga conocer cuando arrancamos con otro proyecto de difusión pedagógica de los diversos géneros de la música académica. Debemos empujar el género operístico!! -Extraño los seminarios de pedagogía opertística dictados por Ud.

    Abrazos!

    Fernando Dávila Medina

  6. Estimado Nicolàs, a pesar de que ha pasado 1 año en que escribiò este artìculo, hoy no pierde vigencia, y retoma un interès particular justamente por el islote de la ignorancia que ahora trata el gobierno central de responsabilizar a TAGSA en su control.
    Cuando CEDEGE estaba en la lìnea de la funcionabilidad, habìa un control sobre las sedimentaciones del rìo Daule, y este islote justamente se forma por esa gran ignorancia e ineptitud de los ùltimos gobiernos que han tratado de destruir proyectos extraordinarios como CEDEGE.
    Dragar esto, es posible, pero a que costos…y seguramente a este gobierno como se afecta a Guayaquil y sus habitantes eso no les interesa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×