17 mayo, 2024

Respeto y dignidad

Respeto y dignidad son los 2 más importantes valores que debe tener todo ser humano.

El respeto, es el buen trato, atento y honesto que todo ser humano merece de sus semejantes que comparten la sociedad en la cual viven, es una forma de actuar anteponiendo los dictados de una estricta moral. El respeto puede generar un sentimiento de gratitud, como consecuencia de una determinada acción de otros, hacia nosotros.

El Econ. Rafael Correa, fue becado los 6 años en la Universidad Católica, que son los años que se requieren para obtener el titulo de Economista, titulo que le abrió otra puerta para recibir otra beca para estudiar y ampliar sus conocimientos en la universidad de Lovaina-Bélgica, y obtener un masterado en Economía. Sin embargo de este gesto muy especial de la Universidad Católica de Guayaquil, él la ofende al decir que “se muere de iras y que ha llorado, por el tiempo que lo hicieron perder en sus 6 años de estudio”, que pena Econ. Correa, la ingratitud es aborrecible por cualquier ser humano, decente, que se estime así mismo.

Estoy seguro que los profesores en la enseñanza de cada una de sus materias entregan diariamente todo su esfuerzo y capacidad en beneficio de la preparación académica de sus alumnos, pero no son responsables de la capacidad o deseo de preparación de sus estudiantes, por eso unos salen buenos y otros malos. Vender pollos no es una acción denigrante para comentar, pues todo trabajo honesto es enaltecedor del ser humano que lo realiza.

La preparación académica no es exclusiva responsabilidad de la Universidad y de sus profesores, es principalmente de los alumnos que reciben la enseñanza. Unos estudian y otros copian a los que realmente estudian, por eso en el resultado final se obtienen buenos y malos estudiantes, que no admiten sus errores y que culpan a otros de su irresponsable acción de no aprovechar la enseñanza de sus profesores. En el caso del Economista Presidente, ¿no será acaso responsable de su decepción la larga noche liberal?

Que falta de respeto para la Universidad que lo becó para prepararlo para que inicie con éxito el camino hacia una lucha por su superación en la vida.

La dignidad es el reflejo de la imagen de todo ser humano respetuoso, honesto y responsable de sus actos. Para tener dignidad hay que tener respeto hacia los demás, mucho mas hacia quienes, sin obligación, nos dieron un empujoncito para nuestra superación, como lo hizo la Universidad Católica, como lo haría cualquier ser querido.

Será acaso otro acto intencional de ofensa y de irrespeto a nuestra querida y gloriosa ciudad, por ser una Universidad de Guayaquil. Será tanto el odio que ha acumulado en su corta vida, el Sr. Presidente.

Que culpa tiene la Universidad Católica de su falta de conocimiento y experiencia empresarial, que no le ha permitido al Econ. Correa poner en práctica tantas horas de esfuerzo de sus profesores para tratar de prepararlo, para que luego al aplicarlas le den excelentes resultados en beneficio de todos.

Hoy se puede comprender el porque del fracaso de su gestión en la conducción del país como Presidente de la Republica, pretendiendo conducirnos hacia el fracaso garantizado, fracaso que ya otros gobiernos de extrema izquierda vivieron, y no conducirnos hacia un socialismo democrático de envidiables resultados como los obtenidos por Chile y Brazil, tratando de convencer a los ingenuos, con su asfixiante propaganda política pagada por todos y cada uno de los ecuatorianos.

Guayaquil exige respeto para todas sus instituciones, para la Universidad Católica de GUAYAQUIL por su honorabilidad y claro esfuerzo de preparar profesionales, que muchos de ellos son verdadero orgullo del Ecuador.

Nuestro respeto y solidaridad con la Universidad Católica, con su Rector y profesores.

“Guayaquil, por la Patria, con autonomía”

Artículos relacionados

Una jornada ejemplar

La diversidad de motivos que aglutinó a varios miles de ecuatorianos a caminar por las calles de sus respectivas ciudades ha logrado promover dos mensajes exitosos. El primero, es que se puede protestar pacíficamente, con altura, con respeto, con dignidad, sin manchar la esencia de la protesta, y haciendo de este mecanismo democrático una verdadera herramienta de oposición a políticas y decisiones tomadas desde las esferas del poder.

La gran mayoría de ecuatorianos respalda y respeta una protesta con estas nobles particularidades. Las otras, deben ser enterradas en la historia del anacronismo y del divorcio al progreso, que lamentablemente siguen siendo caldo de cultivo de un grupito de tontos útiles, que negativamente ejercen un poder encantador sobre estudiantes jóvenes y escasos de discernimiento.

No hay comentarios

  1. La Universidad Católica deberia retirarle el título de economista, o pedirle que lo devuelva (en caso de no existir ley que la faculte a retirarlo o no incurra el susodicho en falta grave o gravísima para hacerlo) sin reclamaciòn alguna por parte del presidente economista ya que como estudió becado (o sea, a vaca, como dicen los jóvenes) no habria nada que reintegrarle, y en relación a los 6 años de estudio, que mejor que la pasó ocupado, seria preferible a que anduviera vago por las calles de Guayaquil, aunque de pronto hubiera sido lo mejor para el país.
    La gratitud es un sentimiento natural, propia de seres humanos (normales, o sea, sin taras ni complejos) e incluso de otros animales (de los llamados irracionales aunque esta categorización ya me genera dudas debido a la actitud de ciertos seres «humanos» pero eso sería materia de otro comentario), llamar «perro» a un ingrato desagradecido es insultar al noble cuadrúpedo carnívoro miembro de la familia canidae, compañero del ser humano desde tiempos inmemoriales, en base a cierto refran popular podriamos llamar al ingrato como «el cuervo» y no precisamente por aquel poema de mi tocayo E Allan Poe

  2. LA INGRATITUD ES LO PEOR QUE PUEDE TENER UNA PERSONA,A EL LO BECARON POR QUE SU MAMA DECIA QUE NO TENIAN DINERO PARA PAGAR SUS ESTUDIOS Y SE LO BECO PERO QUISIERAMOS SABER SUS NOTAS, YA QUE ESTA DEMOSTRANDO EN ESTOS 3 AÑOS QUE DE ECONOMISTA NO TIENE NADA, MAS SABE DE COCINA, ESA FAMILIA SIEMPRE HA TENIDO IDEAS DE GRANDESA Y ASI INSULTA A LA GENTE RICA LLAMANDOLOS «PELUCONES» AHORA ELLOS LO SON SU HIJA PRACTICA EQUITACION, DUEÑOS DE CABALLOS DE PASO, LA MUJER PARACAIDISMO, LOS HIJOS ESTUDIAN EN QUITO EN COLEGIO DE PELUCONES Y VIVEN EN UN BARRIO PELUCON (ANTES DE SER PRESIDENTE) Y NO HAY SABADOS QUE NO INSULTE A LAS PERSONAS QUE VIVEN EN BARRIOS DE DINERO QUE VIVIMOS CON NUESTRO DINERO, NUESTRO TRABAJO ETC ETC ES POR ESO QUE EL DR PALACIOS LO LLAMA «EGOLATRA SOBREVALORADO….POBRE PAIS EN QUE MANOS FUIMOS A PARAR..

  3. la ingratitud el PEOR de todos los defectos de alli se desprende todo lo malo, que pena que un vivaracho desagradecido y acomplejado este acabando con el pais,desde el principio ha sembrado odio y el resultado de la cosecha es pobreza, caos , delincuencia y muerte!!!!!

  4. Estimado Sr. Baquerizo:

    Es verdad que Guayaquil exige respeto pero no recuerdo que los estudiantes malcriados de la Universidad Católica se hayan disculpado por las groserías y actos bochornozos que realizaron en contra del Sr. Presidente, así tampoco el Sr. Rector no se disculpo por las barbaridades que estos «estudiantes» dijeron e hicieron. Entonces de que respeto estamos hablando, acaso solo cuando les conviene a un grupo de personas. Más aún cuando los padres de familia también solaparon esos hechos.
    Y usted Sr. Baquerizo por que no habla de la falta de respeto que se les da a las vendedores ambulantes cuando la Policía Metropolitana persigue y golpea en forma denigrante a hombres y mujeres por ganarse el pan de cada día, utilizando estas formas de represión para cumplir con leyes locales, acaso no hay otra manera de hacerlo y simplemente hacen lo más fácil.

    En lo partícular creo que usted solo exige respeto para la ARGOLLA de Guayaquil.

    Atte.

    Bolívar Cueva R.

  5. Correa demuestra una ingratitud con la respetable Universidad Católica de Santiago de Guayaquil que me asombra, al igual que la demostrada contra la Universidad San Francisco de Quito donde fue profesor, ¿de qué? si parece no saber de Economía. Mas parece el llorón de Lovaina. Por este medio me solidarizo con la Universidad Católica de Guayaquil y saludo a la Perla del Pacífico y a su valioso Alcalde Ab. Nebot. Dr. Juan Diego Donoso Pérez.

  6. respeto es una cosa, dignidad es otra cosa, pero decir la verdad no quita ni el respeto ni la dignidad, y la verdad es que la educacion universitaria en nuestro pais es una desgracia y no se puede tapar el sol con un dedo o por agradecimiento callar a la verdad y seguir en lo mismo de siempre, LA EDUCACION UNIVERSITARIA NECESITA UN CAMBIO Y TODOS LOS ECUATORIANOS LO SABEMOS, ASI QUE, ADELANTE CON LA NUEVA LEY PARA LAS UNIVERSIDADES.

  7. Muy de acuerdo con el artículo. El respeto es lo que una persona conciente debe tener hacia los demás. Y la dignidad se basa en el reconocimiento de la persona de ser merecedora de respeto.

    Lo mínimo que debería tener el economista Correa es un poco de respeto para quienes le dieron el título de profesional… y si tanto se queja de la educación universitaria, porqué tiene a tantos profesores como burócratas a su alrededor, no creo que sea porque no saben hacer las cosas. Sino, porque le siguen enseñando.

    Ahora, acerca de la nueva ley de Educación Superior, estoy de acuerdo con que la ley es dinámina y debe evolucionar de acuerdo a la sociedad, pero no entregándole a personas no capaces el futuro de nuestro país.

    Si tanto quieres eliminar las patentes farmacéuticas, porque mejor no invierten BIEN en centros de investigación universitaria, para que de nuestras aulas inventen lo que necesitamos para salir adelante.

    AMR.

  8. El presidente Correa pretende con burlas e insultos ridículos corregir las carencias de las universidades del país. No sería mejor que que invertiera los dineros que despilfarra enlas propagandas alienantes, cansinas y engañosas en proveer a los centros de estudios de tantas cosas que carecen y contratar y pagar sueldos decentes a mejores profesores para obtener los resultados que tanto reclama? Han pasado casi tres años de su gestión como gobernante, pero lo único que se aprecia en concreto es bla, bla, bla. Su alma mezquina no dá para más.

  9. La educación universitaria necesita un cambio pero no el que pretende darle Correa para silenciarla y controlarla desde una oficina gubernamental, NO LA LA LEY DEL SENPLADES. Una persona que miente pierde dignidad, si Correa durante la campaña dijo que siempre se sentia muy bien cada vez que volvia a su universidad y ahora reniega de lo que ella le aportó para su formación profesional él miente por lo menos en una de estas dos aseveraciones, entonces, ¿Donde está la verdad? De respeto ni hablar, este es un concepto desconocido para el plañidero de Lovaina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×