20 abril, 2024

Él ordena romper la Ley ¿Puede esperar que mañana para él se la ejerzan?

Aunque es común que el “Presidente” monte actos escénicos, lleno de histeria e histrionismo, esta vez ordenó a “su representante” en la provincia que detenga a los “metropolitanos” (Policía Metropolitana DE LA CIUDAD) “que no dejen trabajar a los informales en las calles”. Estaba disponiendo en contra de lo que él tanto reclama: Que se viole, ahí sí, la Majestad de la Ley. Comenzando porque el Gobernador es un representante “administrativo” del Ejecutivo y no está dentro de sus funciones la capacidad de quitar la libertad a nadie, menos aún cuando estas personas, o representantes de la autoridad legal, estén cumpliendo lo estrictamente nomotético.

Por supuesto los súbditos borreguitos se llenaron de alabanzas para su amo que les pedía actuar con majadería.

Uno rápidamente mencionó “la Constitución”, en la que se defecan, señalando sus artículos 325, 326 y en ESPECIAL EL 329.

La parte traída de los pelos es que toman palabras del artículo 329, pero no oraciones o el espíritu claramente delineado. Veamos la parte que ellos mal quieren aplicar:

Art. 329.- Las jóvenes y los jóvenes tendrán el derecho de ser sujetos activos en la producción, así como en las labores de autosustento, cuidado familiar e iniciativas comunitarias. Se impulsarán condiciones y oportunidades con este fin. … Se reconocerá y protegerá el trabajo autónomo y por cuenta propia realizado en espacios públicos, permitidos por la ley y otras regulaciones. (Nótese que bien claro dice: permitidos por la ley y otras regulaciones). Continúa: … Se prohíbe toda forma de confiscación de sus productos, materiales o herramientas de trabajo. ¡Por supuesto, clarísimo; empero, muy rotundamente destaca: supeditado a que estén: permitidos por la ley y otras regulaciones.

El “mandatario” (lo pongo entre comillas porque para mí es un mandato írrito por la forma que se llegó a él) lanza una frase que se va a malinterpretar como haber recibido Patente de Corso, y sus borreguitos locales así lo hacen creer. Claro que el dirá: “Pero yo indiqué que era siempre y cuando no violen la ley”… y los sirvientes estarán en serios problemas legales y vistiendo “calzoncillos de obispo”.

La verdadera intención es sembrar otra espina de caos en la ciudad de Guayaquil en donde los avecindados han visto con total beneplácito el reordenamiento urbano. No ha caído en cuenta, no le importa, o es lo que él persigue, que algún desesperado, o más probable un desadaptado, con la justificación de la “Patente de Corso” instigue el descontrol y comience la deflagración; las llamas se salgan de control y sabemos cómo empezó, más no en que terminará. Jaime Nebot S., ha usado, demasiado, el buen juicio y la mesura ¿Va a insistir el “Presidente” en poner la última gota que derrame el vaso? Y que quede constancia que somos TODOS los que vivimos en esta ciudad los que nos opondremos a su terquedad de sistemática destrucción.

La Centralización del Poder, el desear desbaratar los logros universales que han significado devolver a los ayuntamientos sus razones de autonomía y respeto total; destruir la capacidad de colegislar ellos en su ámbito su promoción, autogestión y desburocratización; es sencillamente equivocado y fatal. Rompe todos los principios en que se fundamenta la eficiencia, ley y justicia natural.

El concepto del comunismo y del CEPAL, tan laureados en sus albores, demostraron grandes falencias las que comenzaron a superarse, sin haberse podido subsanar, con el principio de la economía liberal clásica que incluía como fundamento – lo que no siempre se aplicó – desde que se propuso y reiteradamente en adelante que conlleva una equidad absoluta en lo social. Es decir las fuerzas tienen que auto compensarse; neutralización que sigue siendo nuestra meta.

Artículos relacionados

Los empleos

¿Contrataría a un ladrón conocido como empleado de su casa? Parece que la respuesta de la mayoría de los ecuatorianos a esta pregunta es un resonante “SÍ”. Y algunos están decididos no […]

Un Violonchelo en Venecia

“Amor, habla más bajo” el tema musical de la película El Padrino, a donde Marlon Brando se
quedo para siempre en el recuerdo y Al Pacino en mi loca idea de bailar con él, un vals en Venecia.

Venecia tiene su encanto, y en mi un peculiar recuerdo. Era el año 2002, junto a mi hija Lidia
viajamos a Italia para asistir a la canonización del entonces beato Josemaría Escrivá de Balaguer,
sacerdote fundador del Opus Dei, de quien soy una agradecida devota.

Del viaje quedan muchas anécdotas, entre las más preciadas, haber estado muy cerca de Juan
Pablo II, quien pasó saludando desde el papa-móvil a los miles de fieles congregados en la Plaza
de San Pedro, el seis de octubre, día de la canonización. Roma era una fiesta. En la misma época,
se había realizado además la canonización del padre Pio. Las calles estaban atiborradas de gente.
Gente de muchas nacionalidades, inclusive de distintas religiones.

No hay comentarios

  1. La delincuencia nos lleva en vilo y el presidente destina recursos policiales en cuidar a los informales? es decir, prioriza el cuidado de quienes generan caos en la ciudad y descuida lo urgente que es cuidar los bienes y la vida de los Guayaquileños… para variar desfachatez tras desfachatez…

  2. YA NADA NOS LLAMA LA ATENCION DE LAS COSAS TORPES QUE HACE CORREA Y SU MAFIA.EL LIBERO A TODOS LOS PRESOS DE LAS CARCELES Y AHORA ESTAMOS VIENDO CO MO MUEREN LOS INOCENTES POR SUS ESTUPIDECES…SALGAMOS TODOS EL DIA DOMINGO 25 DIGAMOS BASTANTE YA .. HASTA CUANDO OFENDE A NUESTRA CIUDAD SI ENTRE UDS SE SACAN LOS OJOS NO NOS IMPORTA, PERO PRIMERO ESTAN NUESTRAS FAMILIAS, NUESTRA BELLA CIUDAD DEJEN TRABAJAR A NEBOT DEJAN QUE NUESTRA CIUDAD ESTE TRANQUILA…CARAJO!

  3. Estimada Martha Irene,
    Su opinión, y en especial su pedido de demostrar nuetro repudio democráticamente, me parece que es muy correcto; debemos hacernos sentir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×