25 febrero, 2024

Las Relaciones Publicas ante las nuevas alternativas (16)

Legitimando decisiones – el proceso relacional

Planificación participativa

Situacional – Comunicativa – Interactiva Gerencia creativa

Rutina – Solución – Innovación Evaluación generativa

Orientación – Crecimiento – Motivación Legitimando decisiones – educación

La formación en Relaciones Publicas es compleja porque no se trata de formar al profesional sino al ser humano.

Aprender a convivir-—Equipos cooperativos

Aprender a transformar--Motivación al logro

Aprender a aprender--Generación de conocimientos

El nuevo paradigma no es ensenar … es aprender

La primera decisión del relacionista es apropiarse del aprendizaje.

Legitimación de decisiones – Vinculación de los perfiles

Planificación participativa

Calidad — Producto con calidad

Ética — Responsabilidad Social

Relaciones Vinculación con el entorno

Perfiles

La teoría del liderazgo relacional, se propone estudiar los perfiles perceptivos, que vinculan al líder con la empresa moderna. Es en la empresa donde actúa el proceso de relaciones como un rio que recorre toda la geografía gerencial para luego desembocar en decisiones que al final son productos y resultados. La legitimación de decisiones comienza en la organización y el relacionista influye para que la empresa formule su misión y adopte sus procesos basándose en las expectativas del entorno.

Los públicos que a la larga van a generar opinión pública y esta, que es constructora de imagen, esperan de una empresa; calidad productiva, responsabilidad social y vinculo participativo. Es atribución del líder, quizás la más importante porque es lo que genera confianza, garantizar un producto con calidad, pues la salud el bienestar y el futuro de la gente depende del buen servicio que recibe o del producto que adquiere, ya que el cliente no tiene oportunidad de verificar como se hace, que componentes tiene y solo aporta como consumidor su confianza. Este aspecto del mercado se relaciona con la ética del productor en una sociedad capitalista y globalizada, donde el mercado no solo es abierto, sino libre, es decir dueño y señor de todas sus decisiones.

La responsabilidad social de la empresa es uno de los propósitos no logrados de los viejos esquemas de relaciones públicas. Aunque esta disciplina nace para convencer al empresario norteamericano del respeto que merece la comunidad. Hoy se vuelve a proponer, con el propósito de convencer al productor de que no tiene derecho de apropiarse de lo que no le corresponde y que no puede ser indolente ante la miseria de la gente; que esta obligado a evitar la contaminación ambiental y a contribuir con los servicios de salud para erradicar enfermedades que el mismo a ocasionado. Si el empresario no cambia de actitud la sociedad siempre estará amenazada de conflictos sociales, que se usaran para cambiar la situación por la fuerza.

La vinculación y participación en el entorno es una manera de propiciar los dos factores anteriores y se han dado los pasos en el campo de las relaciones para lograrlo. Una manera de desarrollar la vinculación es a través de las asociaciones en la comunidad y de movimientos emergentes que también pueden ser cooperativos.

El perfil del relacionista tiene tres componentes; calidad, ética y el arte de las relaciones, la calidad es integral, no es solo formación, es también la calidad personal, su actitud ante la vida, su animo y preparación para el trabajo.

La ética se propone como un componente sine qua non, pues los otros dos pueden faltar y existe relación, pero si no hay ética personal, profesional y organizacional la relación es como si no existiera.

Decir que el relacionista debe saber de relaciones parece obvio, pero no lo es, pues hay que aprender y en ese campo el aprendizaje es lago, complejo y agotador pero trascendente.

Artículos relacionados

Los Sufridores

Nuestro país está jodido porque está repleto de ellos. En todas las instancias. En todas las familias. En todos los grupos, gremios y movimientos sociales hay un sufridor al acecho… Ahí están, son causa y motivo de la destrucción de hogares. Del odio y desentendimiento en los barrios. Del mal ambiente en las empresas. De la separación de los grupos de amigos. En general, del estancamiento de los países. Porque el sufridor es el sinónimo patético del peor grado del acomplejado: el que sólo mira lo malo.

Para el sufridor, que es por esencia murmurador, todo el mundo es marihuanero, drogadicto, pandillero, puta, maricón o ladrón. Nunca nadie tiene buenas intenciones. Todos tienen un objetivo escondido y se satisface y solaza “descubriéndolo”. Es más, le dedica tiempo a eso. Mide cada palabra, cada gesto, cada tartamudeo en su afán de demostrar que quienes lo rodean son tontos y quieren hacer o hacen mal. No hace ni deja hacer. Sufre por eso. Pero, sorprendentemente, sufre además porque los demás también hacen.

No hay comentarios

  1. Como usted bien señala, el consumidor aporta su confianza al producto que adquiere,y por ello me salta mas bien una consulta: ¿cabe una instancia precalificadora de los productos a consumir? – entiendo que no todos los productos son igualmente sensibles o de similar importancia – no es lo mismo ir a ver una pelicula de baja calidad que comprar una casa de similar categoria.

    Sin embargo en cinematografia parece que estan mas al tanto de advertir a sus espectadores respecto a la calidad de productos cuando se otorgan una o mas caracteres, dependiendo de la opinion que la critica especializada le asigne.

    En el mercado de viviendas en particular, pienso que la situacion es insostenible,por su baja calidad y no me refiero a la estetica solamente – diseños cada vez mas pauperrimos, sobre todo en viviendas de «interes social» – sino a los estandares de proteccion antisismica, por citar un ejemplo.

    Apreciaria sus comentarios a mi consulta.Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×