18 abril, 2024

Columnista Invitado: Alberto Negrón: Entucados por un Cura!

Durante este mes de mayo, el mundo cristiano se vió convulsionado por el escándalo que constituyó la desacertada actuación pública de un elemento del clero.

Conocido como el Padre Alberto, su verdadero nombre es Alberto Cutié, nació en Puerto Rico de padres cubanos, el 29 de Abril de 1969, es decir que a la presente cuenta con 40 años.

Durante su adolescencia se desempeñó como Disc Jockey y luego entró al seminario para sus estudios de teología y derecho canónico. Posteriormente se ordenó como Sacerdote de la Iglesia Católica en la Arquidiócesis de Miami en 1,995.

De allí para adelante este fraile se constituyó en figura pública por ser el primer cura católico que emitió programas de radio y televisión. También es un columnista y escribe artículos para numerosos medios de comunicación hispanos a través de los USA y Latinoamérica.

Pronto saltó a la fama cuando en 1999 inaugura su programa de televisión en la modalidad de talk-show que se denominó “Cambia tu vida con el Padre Alberto” que se transmitía a diario por la cadena Telemundo. Posteriormente participó como conductor del programa América en Vivo que se transmitía semanalmente por Telemundo Internacional.

A comienzos del año 2002 Cutié emprendió en otro programa de televisión llamado “Hablando Claro con el Padre Alberto”. También publicó un libro cuyo título es “Ama de verdad, Vive de verdad” el mismo que llegó a constituirse un “best seller”

En otras palabras amables lectores, este prelado llegó a constituirse en una figura pública que tuvo mucha raigambre en el corazón de los fieles no solo católicos sino cristianos en general, por la profundidad de sus criterios y su devoción, así como su proyección a los demás en afán de servicio de orientación y ayuda al prójimo; algo parecido a lo que pretendemos desde esta columna, solo que nosotros lo hacemos sin cucaracheo alguno.

Bueno amigos, el rollo con este ex – cura católico es que no supo mantener vigentes sus votos de celibato y se entregó en las redes del amor, en una relación con una dama de origen guatemalteco llamada Ruhama Buni Canellis.

Pongamos las cosas en su sitio y en su verdadera dimensión. El problema no es que se haya enamorado, porque el amor, que no es patrimonio de los hombres, es el sentimiento más puro que se generó en el mismo Dios desde el comienzo de los tiempos. Basta con recordar las palabras escritas en Juan 3:16 “Tanto amó Dios al mundo que le entregó a su Hijo Único…”

Lo que no podemos admitir es que un hombre de su talento y con la credibilidad que sembró con el ejercicio de su apostolado, no haya sido capaz de respetarse a sí mismo ni de respetar la sotana con la que fue investido de poderes celestiales ni de respetar a la dama a la que según él ama.

Dicho esto pensemos en el porqué no supo guardar la debida discreción y no le importó un reverendo pepino el comportarse en una playa pública como lo es la de South Beach en la Florida, con exposiciones de tipo erótico y de una manera por demás inadecuada para un sacerdote católico en pleno ejercicio de su ministerio.

Lo criticable bajo todo punto de vista es que este monje vivó entucándose de lo lindo a sus feligreses, pues por un lado predicaba y exhortaba al cumplimiento de la Ley de Dios y por otro, contrariando sus normas de ética pastoral, se venía agasajando con su doña desde hace “ratón miguelito”

Que pena por él, que gran desperdicio de una humanidad calificada, porque sepan que no cualquiera puede tener acceso a tan privilegiado sitial, sino es por la acción divina del Espíritu Santo; sin embrago lo que más contrasta en esta paupérrima actuación del señor Cutié es su falta de integridad, esa misma integridad que SÍ tuvo Jesús para resolver con éxito cuando el diablo lo tentó por tres ocasiones después de su ayuno de 40 días en el desierto.

Basados en nuestro inmenso amor a Dios y a su Iglesia Católica, no podemos quedarnos callados luego de ver todo el desenlace y el triste epílogo de esta historia, cuando luego del escándalo provocado por sus actuaciones contrarias a los cánones del sacerdocio, Cutié decide cambiarse olímpicamente de Religión, con el cuento de querer servir a Dios desde otra perspectiva, lo cual nos parece peor.

Definitivamente estamos frente a un ídolo de barro, que no supo soportar el embate de las tentaciones ni ser consecuente con sus planes de vida, trazados al entrar a sus estudios como seminarista. Como hombre se nos antoja que le faltaron pantalones para definirse en el mismo momento en que decidió meter las de caminar (o mejor dicho las manos) pero no lo vamos a juzgar porque eso es competencia únicamente de Dios, el caso de Alberto Cutié no es ni el primero ni será el último en el que un hombre que consagra su vida como sacerdote, al cabo de un tiempo encuentra en el amor por una mujer, el verdadero sentido de su vida.

En lo que no podemos estar de acuerdo es en que un elemento activo de la Iglesia Católica se burle de una de las cosas más sagradas de los seres humanos en sus relaciones con los demás como lo son el respeto, la dignidad y la confiabilidad; porque en este caso la dimensión del escándalo está en directa proporción con la popularidad y el inmenso índice de credibilidad que este sacerdote tenía, que bien so lo habría podido considerar como un ícono de la Iglesia.

Lo que todavía queda flotando en el ambiente es si este escándalo fue un sainete preconcebido y si lo fue, por parte de quien. Nos resistimos a considerar que un avispado como lo es este ex-padre Alberto, no haya tenido la suficiente suspicacia como para anticipar que en algún momento sus apariciones en plan de “enamorado” serían de dominio público con registro de todo tipo, porque pudimos ver un video de las famosas escenas de amor en la playa. Después supimos que el cura de marras cobraba nada más ni nada menos que $15,000 por conceder entrevistas. Esto nos huele a otro entuque…!

YYyyyy…!

Entonces si salta la pregunta, a quien se pretende ensartar con todo tipo y naturaleza de caballajes, con lamentos borincanos y mea culpas que Alberto Cutié anda pregonando a los cuatro vientos. Por lo menos, a quien escribe estas líneas no va a sorprender y en nuestro concepto pasará a la historia como un avivato más.

Sin embargo y en contraposición de este bochorno, existen otros sacerdotes que con mucho amor y sacrificio han consagrado sus vidas al ejercicio de un apostolado digno de toda admiración.

No es cosa fácil, pero clérigos con verdadera devoción y convicción por sus funciones como pastores del rebaño de Dios, SÍ que los hay y nos atrevemos a meter nuestras manos al fuego por la integridad y la santidad del reverendo padre Paco Cortés de la Compañía de Jesús. Un hombre de una conducta verdaderamente ejemplar en sus largos años dedicados al sacerdocio y a la orientación de los estudiantes del Colegio Javier de Guay
aquil.

Concluímos esta entrega con algo más de paz en nuestra conciencia y más convencidos que nunca que la Religión Católica es la verdadera comunión con el Altísimo en conjunción con su Hijo y el Espíritu Santo a la que nada ni nadie podrá destruir y que permanecerá incólume a través de los tiempos, hasta el día de los días…!

Artículos relacionados

El pensamiento lateral y la creatividad… ¿pueden trabajarse desde la educación regular?

Ningún problema puede ser resuelto en el mismo contexto en el cual se creó, porque la imaginación es más importante que el conocimiento”. Albert Einstein.

¿Por qué hay tanta gente que insiste en querer resolver los problemas nuevos con tratos y soluciones otrora exitosas?. ¿Cuál es la razón para que las personas siempre apliquen pensamiento vertical y se pierdan la riqueza del enfoque creativo?. ¿Cómo hacer para que la educación escolarizada promueva otras formas para la resolución de problemas y no las tradicionales?. ¿Cuáles son los procesos educativos que me llevan a formar a las nuevas generaciones en el reconocimiento del valor que tiene la innovación?.

Simon, Camacho y el economista Cortez.

No pasa un solo día sin que se escuchen nuevas denuncias de indicios de fraude en estas últimas elecciones, algo a lo que ya nos tienen acostumbrados, lo que si habría que considerar, es la actitud beligerante que toman ciertos directivos del C.N.E. para querer defender lo indefendible y pretender “tapar el sol con un dedo”.

En entregas anteriores comenté sobre la desesperación del consejero Camacho en relación a que se contrate un sistema de voto electrónico con patente venezolana por alrededor de 70 millones de dólares, y luego, ante la negativa de los otros miembros del C.N.E., sugerir la contratación de un conteo rápido ahora por un valor de 5 millones aproximadamente, siendo este proyecto, también negado por el pleno de la entidad antes referida.

No hay comentarios

  1. Estoy de acuerdo con el articulista. Si este sacerdote no podia ya comportarse como un sacerdote debe, debio renunciar a los privilegios de ser sacerdote y afrontar su situacion por respeto a Dios, a la Iglesia, a si mismo, a la feligresia y a la sociedad. El estaba engañando a todos cuanto le escuchaban. Debio asumir su situacion como persona honrada y no seguir engañando.

  2. La conducta del ex-sacerdote Cutié en la playa de Miami, no es la adecuada ni la correcta en ninguna persona, menos para un sacerdote en ejercicio de su ministerio, de forma tan pública como lo reaizaba Cutié. Concuerdo con usted que resulta increíble que un hombre inteligente y preparado no haya medido las consecuencias de sus actos, invita a pensar que se trató de un bien programado show, posiblemente para promover su posición respecto al celibato. Esto constituiría una deslealtad muy grave con su compromiso libremente aceptado al recibir las órdenes sagradas; también dá que pensar la premura como decide cambiarse de iglesia. Es como los políticos (al estilo del actual Embajador del Ecuador en España), que se cambian de tienda para seguir usufructuando las ventajas del poder político. Para los hipócritas que dicen que no corresponde a nadie juzgar al ex-padre Alberto, les pregunto: como establecer si la conducta de Cutié es digna de imitación o de censura? El captó la confianza de miles de fieles católicos que hoy deberán resolver si continúan confiando en él o si su conducta debe ser rechazada por antiética, inmoral, escandalosa y desleal con la Iglesia que lo ordenó sacerdote.

    «Ay del que escandalice, más le valiera atarse al cuello una piedra de molino y arrojarse al ma». Palabras de Jesús.

    I. Hurtado.

  3. Mi punto de vista es que el P.Alberto esto lo tenia planeado y bien pensado sino como hace la transicion a la Iglesia Episcopal tan rapido???como va a la playa cerca de su parroquia tan suelto de huesos?? por ultimo de ve a su dona amiga conversando con el paparazzi!! pensar otra cosa seria francamente una ingenuidad.
    Y como es que diciendo que amaba tanto a Cristo se va a una Iglesia que no cree en la Eucaristia literalmente como el cuerpo y la sangre de Cristo.
    Este ha sido un cura de papel pero del papel verde! que le da bastantes frutos….esta clarisimo.

  4. Estimado dr. Palacios: aun a riesgo de parecer monomaniatico criticando sus articulos, debo de manifestarle que por mi parte prefiero sus habituales y rebuscadas criticas al presidente Correa antes de los desubicados, injuriosos e inoportunos insultos de su invitado de pagina contra el sacerdote disidente Cutie.

    No solo que desconoce su invitado la correcta utilizacion de simples terminos con significados muy especificos -como cuando denomina al sacerdote Cutie como «fraile»- sino que ademas de manera burdamente desconcertante, y en mi opinion fuera de lugar en esta pagina, se dedica de modo injurioso a juzgar la conduta de una persona sin contar, por lo visto, con mas informacion para hacerlo que la que pudo haber encontrado en la prensa rosa.

    Poca seriedad intelectual manifiesta esta conducta de parte de su invitado. Y poca coherencia manifiesta tambien cuando critica la falta de moralidad de otros, en este caso el sacerdote disidente Cutie, por medio de la ejecucion de actos inmorales. Posiblemente el padre Cortes, a quien tan correctamente elogia su invitado, no tuvo oportunidad de explicarle a su invitado que no es correcto, desde el punto de vista de la etica cristiana, la etica Catolica (la de esa iglesia que esta en verdadera conjuncion con el Altisimo, su Hijo y el Espiritu Santo, como piadosamente nos recuerda su invitado), como decia, no es coherente con la moral de esa iglesia, y ha de entenderse por lo tanto que no lo seria para sus miembros, el juzgar sin fundamento a los demas en terminos tan injuriosos y faltos de caridad como los que utiliza su invitado para tratar al sacerdote disidente Cutie.

    Dr. Palacios, entiendo que algunos lectores de los articulos criticos al presidente Correa que Ud. habitualmente escribe, tendrian sobre ellos el mismo criterio que he expuesto en estas lineas sobre el pobre articulo presentado por su invitado, pero por mi parte al menos prefiero mil veces leer sus criticas, ya que ,aunque algunas veces no las comparta, por lo menos son inteligentes, ingeniosas y divertidas y siempre estan enriquecidas por su cultura personal y su formacion profesional. Los suyos suelen ser articulos respetables, aunque a veces no muy respetuosos, pero nunca escritos en base a informacion obtenida en articulos de prensa rosa, y con una incoherente actitud de injuria, como la que lei aqui, contra un sacerdote disidente, con la excusa y/o respaldo (por parte del autor) de la defensa de su Santa Madre, la Iglesia Catolica Apostolica Romana. Y ya que su invitado ha gustado de enriquecer su escrito con dichos populares, yo concluiria pidiendole: «No me defiendas compadre». Asi no somos, no deberiamos de ser, los catolicos.

    Saludos

    James

    P.D. posiblemente el autor de este articulo desconoce que el origen del termino «entucar» se refire a introducir por via anal un «tuco» a otra persona. Aunque este termino tambien se utiliza en el sentido que, supongo quiere darle el autor, esto es de verse burlado o timado, personalmente no creo prudente ni elegante su uso, ya que el comun de los cristianos (mas aun si se dicen pertenecer a la verdadera religion) no gusta de que se lo entuque en ninguna de estas dos acepciones, sin perjuicio de que ninguna de dichas acepciones sido reconocida aun por la RAE.

  5. No soprende tanto la debilidad de la carne como el afán de protagonismo. Si fue cura y no respetó la castidad, se comprende, pero que inmediatamente haya adoptado otra religión que difiere en aspectos del dogma de la católica, hace llegar a la conclusión de que lo único que siempre quiso es protagonismo, y que como ya no podía explotarla en el catolicismo por su descrédito, se adhiere a otro credo, como un vulgar tránsfuga. Lo honesto hubiera sido abandonar los hábitos y seguir siendo un católico seglar.

  6. Lamentablemente el Padre Alberto ha sido una desilusión total, no pasa de ser un avivato. Tal vez al principio fue un buen sacerdote, pero una vez que conoció la fama y empezó a frecuentar gente importante de la comunidad y sentirse famoso, la fama lo mareo y la ambición lo traiciono. Que pena que estos malos ejemplos influyan negativamente en la juventud, él con su carisma convenció a muchos jovenes, quienes ahora, se ven una vez más defraudados y tal vez desconocen o no dan valor a tantos otros que si viven una vida religiosa totalmente entregados a servir a Dios y al prójimo, en silencio y humildad.

  7. Si yo hubiera sido el Padre Alberto me hubiese conseguido una hembra más bonita, presentable y sin el pasado oscuro de la señora en cuestión.

    Con esa pinta que tiene y con todo lo que sabía que le iba a costar, yo del padre Alberto me la revolcaba en la playa a Daisy Fuentes o a Patty Manterola.

    Saludos, Raúl.

  8. Tal parece que alguna persona que comenta sobre este articulo confunde al autor con el Dr. Miguel Palacios.
    Recomiendo a quienes comentan sobre este articulo leer con MUCHO DETENIMIENTO lo que el Padre Paulino Toral escribe en su articulo «PARTICIPE EN UN CONCURSO: GANESE UNA PIEDRITA BLANCA» luego de leer dicho articulo, quienes comentan sobre el comportamiento del Sr. Cutie evaluen la inmensidad de la falta cometida.
    Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×