17 mayo, 2024

Las Armas y la Delincuencia

Aunque la opinión de quienes tienen la responsabilidad de garantizar la seguridad y por lo tanto la vida de todos los ecuatorianos, señalan que la delincuencia a disminuido de acuerdo con sus encuestas, aunque la realidad en la que vivimos todos los ecuatorianos es muy diferente, la delincuencia ha crecido en número y en barbarie, pues ya estamos en el nivel de matar por robar un celular, de secuestrar para cobrar una recompensa o para cobrar una deuda con sicarios que le quitan la vida al deudor, por haber cometido el delito de no poder cubrir una deuda adquirida, posiblemente para fomentar la actividad de su negocio, que no le funcionó, o para cubrir un gasto imposible de evitarlo, como solventar la salud personal o de un ser querido.

El mayor numero de delitos o hechos de sangre que se cometen, son con armas de fuego, cuya identificación de calibre y tipo de bala, no es posible detectar por la precaria calidad del arma usada, pues la gran mayoría de estas son de fabricación nacional, del tipo artesanal, cuya fabricación se efectúa de manera ilimitada e indiscriminada, de acuerdo con los datos recaudados del Ministerio Fiscal Distrital del Guayas y Galápagos, señalando que existen mas de 200.000 armas no registradas, de las cuales mas de 160.000 unidades son de fabricación artesanal, cuya mayoría, por no decir todas, van a parar a manos de los delincuentes.

Bajo estas circunstancia, cada día se vuelve mas difícil para las Fuerzas armadas tener éxito en sus permanentes operativos contra la tenencia ilegal de armas, decidida acción que es superada por la astucia y agilidad mental de los asesinos, que han optado por usar, para cometer sus delitos, armas prácticamente descartables por su bajo costo , de aproximadamente $ 30 dólares.

Resulta entonces propicio solicitar a las autoridades competentes que pidan a las Fuerzas Armadas que se abstengan de otorgar mas permisos para la fabricación artesanal de armas y por que no, solicitar que se supriman los permisos existentes para que mediante un estricto y acertado reglamento, se vuelvan a conceder de fabricación de armas, concediendo el nuevo permiso con mucho control, solo a aquellos que cumplan con el estricto reglamento que se debe promulgar y limitar así la fabricación nacional de armas en forma indiscriminada y sin ningún control como parece ser ahora.

Si suponemos que del total de las armas sin registro el 80 % pasa a manos de delincuentes, esto es 160.00 unidades y si suponemos que cada delincuente sea propietario de una de ellas, significaría que existe un ejercito de 160.000 delincuentes armados, para cometer el delito contratado o que hayan previsto realizar en su diario trabajo de perjudicar al prójimo, el que puede ser un amigo o un familiar, con quienes seguramente juntos luchamos diariamente con esfuerzo y tenacidad realizando un trabajo digno, en busca de la posibilidad de cada día vivir mejor, honestamente.

Si las cifras y números señalados fueran comprobados por las Fuerzas armadas, tendríamos por delante un grave problema que debe resolverse rápidamente, para lograr la paz y tranquilidad que todos deseamos. No es fácil pero tampoco imposible, el primer paso es desarrollar las acciones necesarias para generar trabajo, pues este es el único medio con el que logra tener tranquilidad y estabilidad familiar y no la angustia que a veces conduce al desvio de los caminos correctos y se genera la acción delincuencial.

Artículos relacionados

Criterios sobre el 30S

El querer sopesar lo bueno y lo malo, para establecer un justo medio, es una manera de favorecer intereses, especialmente en la vida política de la república. Nadie que tenga empatías políticas va a dejar que el fiel de la balanza caiga libremente, siempre va a tratar de ponerle un peso adicional que favorezca su pensamiento. El ser humano es político por esencia y quienes estamos en los medios de comunicación, por mas que no hagamos disciplina partidista, que no estemos involucrados legalmente con un partido político, estamos quiera que no, involucrados con una idea.

En esta línea de pensamiento, tratare de ser lo más objetivo posible. No he tocado expresamente el tema del 30 de septiembre hasta no tener suficientes elementos de juicio, para no pecar, ni en bien ni en mal y si lo hago sea por un exceso de purismo. Como primer hecho verificable tenemos el pronunciamiento policial en el Regimiento Quito, con el único requerimiento de devolución de sus condecoraciones que representan bonificaciones económicas. Cabe indicar que para un elemento uniformado tiene un valor intrínseco el tema de la condecoración. El simbolismo que representa para un hombre o mujer de armas la medalla o la condecoración, es elevado, forma parte de la estructura mental de quien escoge esta carrera, en ellos los conceptos, honor, valor, muerte, patria, etc., se encuentran representados superlativamente en estos pedazos de metal, cintas y representaciones, que para nosotros los civiles muchas veces no tienen importancia. Eso, aunado con el beneficio económico sirve para: navidades, cumpleaños, quince años de la hija, Universidad de los hijos, entrada de compra de casa, como es el caso de la jubilación o retiro. Este es un estilo de vida ya programado y previsto. Forma parte de los elementos que impulsaron a escoger esa profesión.

No hay comentarios

  1. Definitivamente, la delincuencia ha aumentado, pero creo que no en el porcentaje que exhiben los catastrofistas (de derecha o de izquierda: son lo mismo). Lo que sí ha aumentado, y talvez de manera exponencial, es la PERCEPCIÓN de los hechos delictivos, la cual es resultado del mencionado catastrofismo y de la difusión muy gráfica de los delitos gracias a los sistemas de vigilancia, sumados a no sé qué ánimo de alarmismo; yo trabajé por siete años en una institución bancaria, y en ese tiempo hubo por lo menos cinco asaltos a mano armada a sus agencias y jamás, JAMÁS, se dieron a conocer… ¿por qué ahora sí? Otro asunto es la importanción de delincuentes, lo que ha hecho que negocios monopólicos como el de Jaime Toral (amigo y apoyo «comunitario» de algunos políticos conocidos) pierdan espacio.

  2. NADIE Y ESPECIALMENTE LOS ANALISTAS POLITICOS Y LA PRENSA EN GENERAL LE DICEN A ESTE CORREA QUE SI HAY MAS DELINCUENCIA ES POR CULPA DE EL..CON LA PLATA DE EL PUEBLO A PAGADO A 100 Y MAS ABOGADOS PARA QUE SALGAN DE LA CARCEL MAS DE 1000 PRESOS ESOS SON LOS QUE SALEN A ROBAR Y A MATAR…EL LLO QUE QUIERE ES QUE HAYA CAOS NO HAY DIA QUE NO HAYA PROBLEMAS ESTAMOS VIVIENDO UNA HORRIBLE NOCHE SOCIALISTA COMUNISTA DEL SIGLO XX1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×