15 abril, 2024

¿A dónde están mis hijos?

¿A dónde están mis hijos? ¿Es que cuando nacieron les cambiaron la sangre? ¿Es que al pasar el tiempo su brío y su coraje desaparecieron? ¿Es que los genes de sus padres, el orgullo y la dignidad de sus ancestros, se ha diluido en la mugre del mundo en que vivimos? ¿Es que la facilidad de la vida actual, la costumbre, las comunicaciones rápidas, el hedonismo, la vida fácil, el “dulce no hacer nada” han enfriado su varonía?
 
¿Dónde están los hombres de antaño, los que recibieron la sangre de los patriotas que me liberaron del yugo español? ¿Dónde están los que siguieron a Olmedo, Roca y Noboa, para evitar que un venezolano se declarara rey de nuestro suelo?
 
¿Dónde están los que, liderados por Alfaro dieron un vuelco a la Patria, buscando la justicia y la igualdad para todos los ecuatorianos? ¿Es que ya todos han muerto? ¿Es que al morir ellos, su sangre se volvió estéril, su mente débil, y su espíritu una llama apagada?
 
Nuevamente la Patria agoniza. La primera bandera de verdadera libertad que flameó en nuestro suelo, la que flameó gloriosa junto a la tricolor en el Pichincha, ha sido mancillada por un mal nacido que seguía instrucciones maléficas de la gran bestia. ¿A dónde están los que se llenan la boca diciendo que me aman?
 
¿Dónde están los hombres de antes? ¿Es que somos iguales que los tímidos y pusilánimes que necesitaron de una mujer que les diga: “¡Cobardes! ¡Hombres nacidos para la servidumbre! ¿De qué tenéis miedo? ¡Sabéis que no hay tiempo que perder!” ¿Debo entonces buscar esa mujer?
 
¡La piedra está echada! ¿Debemos quedarnos con la pedrada o debemos reaccionar? Es cierto que se ha actuado con mala fe, intentando destruirnos porque somos la única región de la Patria donde la gente pensante aún es mayoría y que para cambiar las reglas del juego y destruir lo que queda de bueno: la libertad, el trabajo, el afán de superación, el esfuerzo, la dignidad, hacía falta dividirnos.
Ya los grupos de politicastros de antaño nos quitaron la justicia y el orden, y los de ahora, la verdad y la decencia. ¿Esperamos perder también lo demás?
 
Combatamos las ideas con ideas. Demostremos que sí hay hombres que están dispuestos a todo para defender la libertad de nuestra Patria. Nos quieren implantar un socialismo que convertirá nuestro país en uno retardado, dividido y destruido, habiendo soluciones dignas que nos permitirían vivir en paz, con justicia y equidad social, con solidaridad, con autonomía y esfuerzo por salir adelante, pero eso obligaría a ciertos vagos aprovechadores que quieren vivir cómodamente sin hacer nada, a trabajar.
 
Es hora de decir ¡Basta! No más fomentar el ocio. No más odios, enfrentamientos, divisiones. ¡Hay que hacer Patria! Unir y no separar. No se debe permitir que un grupo de desadaptados y pillos, para lucrar de río revuelto, hagan paros, manifestaciones, destruyan propiedades para conseguir sus nefastos fines. Hacerlo es ser cómplices de la destrucción del país. Es hora de rectificaciones y cambios de comportamiento y de comenzar a defender la Patria contra sus agresores.

Artículos relacionados

Se prohibieron los 20 sucios

Desear un buen día es grato; pero ¿se es gusto al desear “buen provecho”?

Si supieras que un alimento se revistió de productos químicos relacionados con el cáncer, ¿te lo comerías?

Estadísticamente, el cáncer, en sus múltiples manifestaciones, es la principal causa de muerte por enfermedad en niños menores de quince años, según los Centros para el Control de Enfermedades. Y se estima que alrededor del 41% le dé cáncer en su vida, bajo las circunstancias actuales, se afecten.

¿Sabía usted que las frutas y verduras estar cubiertas con los asesinos de insectos, fungicidas y otros productos químicos? O que algunos de los alimentos que comemos hoy en día ¿ha sido “cableada” para soportar el baño rutinario de estos productos químicos? Algunos de ellos productos químicos conocidos carcinógenos.

Si debo morir o matar por Guayaquil…!por supuesto que lo haré!

A causa de los últimos escritos, en mi correo he recibido miles de manifestaciones de diversa índole. El 99 % han sido de apoyo y un 1 % en contra. Los que no estaban de acuerdo, decían que cómo era posible que un profesional como yo al hablar de los informales, lo haga con tanta violencia y no desde el punto de vista objetivo. En cuanto a lo primero, debo decirles que el mismo Jesucristo votó a latigazos a los comerciantes informales que desordenadamente estaban haciendo un caos en su templo. Lo segundo es que frente a los sistemáticos ataques por parte del gobierno a nuestra ciudad, hay que responder en la misma forma en que responderíamos si en nuestra casa propia se atacara a un hermano nuestro.

En mi concepto, ser Guayaquileño es vivir y sentir de acuerdo a un código de valores…

No hay comentarios

  1. Organicemonos pues. esto tiene que ser un movimiento que nazca de la ciudadania que rechace elautoritarismo y la anarquia que intenta destruir y no contruir, en un pais que tiene de todo para ser rico y dar bienestar a sus ciudadanos.

  2. Organicemonos para la pelea juridica, pero si quieren la que destruyen ahi estaremos como un solo hombre y voz, para defender lo nuestro y rechazar energicamente a los que nos quieren subyugar.

  3. Concebir la historia como una sucesión o narración fáctica de acontecimientos aislados, intermitentes o espontáneos, es erróneo. La historia es un proceso; y la de Guayaquil no es excepción. Lo que se vive hoy ha sido alentado y procurado por una élite sorda, ambiciosa sin perspicacia ni inteligencia; elitizaron y tornaron cara la educación; pretendieron a lo largo de la historia que sus puestos en los organismos de servicio público -en la ciudad- les daba canongías y privilegios cuasinobiliarios; pretendieron que sólo ellos podían desempeñar dichos puestos -en la CTG, en la JCG, en el Municipio, en CEDEGE, en la Junta de Beneficiencia, etc etc; No permitieron la inclusión social en estos organismos, de gente honrada y preparada, que existe en le pueblo raso que sin apellidos de abolengo pudo DEMOCRATIZAR dichas instituciones y volverlas eficientes. La ausencia de democracia en los partidos, especialmente el PSC, es una muestra del hermetismo egoísta con que se ha manejado la cosa pública en la ciudad: sólo ellos son líderes, sólo ellos «cranean», «regulan» y contratan obras con sus compañías afines para enriquecerse ellos mismos y cada vez más…
    Ahora la historia no les pertenece, o les pertenece menos; mientras más reflexivos y estudiosos se vuelvan quienes no aceptan esta coyuntura, tendrán el chance de la MEA CULPA y de hacer fructífera su contribución con el cambio social que no lo demanda Correa sino las grandes mayorías.

  4. Mgnifico articulo que comparto plenamente.Lei algun comentario que busca culpables.Creo que al momento todos debemos reconocernos culpables, los unos por hacer y los otros por dejar hacer.Pero hasta cuando? He alli que debemos izar las banderas del civismo y ecuatorianidad porque el pais no puede ser desperdiciado por unos megalomanos resentidos.Ya tenemos Cuba y Venezuela que otro pais queremos desperdiciar?Yo no estoy dispuesta y luchare todo lo que sea necesario por mi ciudad,provincia y pais.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×