Comentario

El amor

(¿Un sentimiento, un deseo, una pasión o un no se que?)

Definir, qué significa el AMOR, ha sido la ilusión de muchos y de muchas, que en vano han podido encasillar en pocas palabras para definirlo como tal.

Para el DRAE, el AMOR es: 1) “Sentimiento intenso del ser humano, que partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser”. 2) “Sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae y que, procurando reciprocidad en el deseo de unión, nos completa, alegra y da energía para convivir, comunicarse y crear”. 3) “Sentimiento de afecto, inclinación y entrega a alguien o algo”.

El concepto de la palabra AMOR, es ser fundamentalmente un SENTIMIENTO, que nace y se expresa, de una persona hacia otra, con la que se complementa, que nos alimenta el alma y el cuerpo. Tiene una finalidad múltiple, que se expresa al mismo tiempo en: la CONVENIENCIA Y LA COMPLACENCIA DE ESTAR CON ESA OTRA PERSONA, el deseo de la COMUNICACIÓN, con ella y la CONVIVENCIA con ella, CON LA FINALIDAD DE CREAR, esto es, reproducirse y crecer en número, para mantenimiento y subsistencia de la especie humana.

Si falla la comunicación, falla el AMOR. Esa falla, -la incomunicación- es la pérdida progresiva de la relación amorosa, o la ausencia total de ella, que finalmente se la reemplaza con el grito o la fuerza, para lograr la misma finalidad.

Es así cómo podríamos entender, de alguna manera el crimen, el maltrato, el femicidio y la violación. Por ser actos donde se REQUIERE la AUSENCIA total del AMOR, pero, con la imposición de obtener una acción o una relación con esa persona: pegar, matar, en unas ocasiones, y en otras, generalmente de tipo sexual, con la otra: Viiolar.

La insinuación, el engaño, la presión, son métodos que en cierta forma suavizan la violencia, para obtener el mismo fin: obtener sexo con esa otra persona.

El AMOR, en términos del columnista Iván Sandoval Carrión, “es ese efecto insuperable que todo lo puede y que trasciende las fronteras del orgullo”…, “…esa eterna justificación de lo prohibido…” “…es esa pasión que se mercadea como supuesto fundamento de la virilidad y de la feminidad …… complementaria y condescendiente…” Éste, en mi concepto, bien podría ser definido como un “AMOR INTERESADO”.

ME GUSTA EL CONCEPTO QUE NOS TRAE CATALINA USCOCOVICH, mi amiga del F.B, en la parte final del escrito,”MÁS SILLAS POR FAVOR…” (en ese banquete en el cielo), en el que nos dice: “El AMOR, no se puede definir, porque definir es limitar, y el AMOR NO TIENE LÍMITES”.

También hay un AMOR, que no tiene ni necesita contraparte alguna, es el AMOR PROPIO: “… el que alguien se profesa a sí mismo, especialmente a su prestigio”….

Al igual que ese otro AMOR, que tampoco requiere de la existencia de otro ser, o si existe, ese otro ser, no tiene vinculación o nexo de causa-efecto, con aquel o aquella, es, el AMOR PLATÓNICO, que en la mayor parte de las veces es un amor que no se expresa, que se siente si, por otra persona, pero que jamás se cristaliza, ni se confirma ni crea un nexo causal amoroso o sexual. Ese AMOR , se queda dentro de la persona que ama y no se exterioriza Se vive, se siente, pero para sus adentros, para su imaginación y para su satisfacción personal.

Es un amor incompleto, que puede durar un buen tiempo en la mentalidad de una persona, sobre todo cuando está joven, pero que poco a poco, va desapareciendo en la medida que crece y se relaciona con otros seres humanos y se desenvuelve en otros ambientes.

Algunos padres, cuando sus hijos/hijas, se enamoraban en la juventud de personas (chicas o chicos, o grandes) que ellos los consideraban inconvenientes para sus hijos/as los enviaban a estudiar al extranjero, logrando así su propósito escondido, pero siempre hay las excepciones que confirman la regla y hay quienes, van y regresan más enamorados, de suerte que, la distancia no logró ponerle fin, a ese AMOR, supuestamente inconveniente.

Así lo dice la canción: “…dicen que la distancia es el olvido, yo no concibo esa razón…”

En ocasiones, consideramos al AMOR, con si fuera un objeto, que se mueve, que dispone, que ordena o que ejecuta. QUE SE CONVIERTE EN UNA CANCIÓN, Por ej:. “AMOR de pobre”…, o “Por AMOR, se han creado los hombres en la faz de la tierra”…. O, una norma que regula las relaciones humanas, que las atrae o las distancia, que, a los seres humanos los une o los separa, que genera sentimientos encontrados y en ocasiones contradictorios.

Que en ocasiones se convierte en ODIO, que es la negación más absoluta del AMOR, sentimiento capaz de terminar con el otro ser, cuando un tiempo atrás no tan lejano, fue parte de esa relación más cercana y deseada.

“CUANDO EL RIO SUENA PIEDRAS TRAE””, podría significar también, el inicio de una relación amorosa, que es tan notoria, que otras personas ya se percataron, que en esos otros, hay un denominador común que los unirá en cualquier momento: el AMOR.

O, aquel otro que dice: “DONDE HUBO FUEGO CENIZAS QUEDA”, queriendo significar con ello, que donde hubo una relación amorosa, pero que terminó, y se acabó y nada queda de esa relación, sin embargo, para algunos, no es así, algo queda y ese algo, bien puede ser el inicio de la continuación de una relación que todos consideraban terminada”.

Manipular el AMOR, controlarlo, estirarlo o encogerlo, como si fuera un elástico, es lo que muchos/as hacen en la vida real, con él o con la otra persona. No es justo, ni lo más conveniente, es desleal hacia el otro ser, que a lo mejor, siente un gran AMOR, sin barreras, sin celos, ni recelos, entregándose en cuerpo y alma, al o a la otra persona, como deberia ser la pareja, mientras mantiene su relacion estable.

De esa forma, no podrá llamarse AMOR, es simplemente un atractivo transitorio o momentáneo, que en ocasiones se convierte en AMOR, si pero se requieren dos condiciones: que si eres joven, el lazo que los unió, o la razón de la relación fue, inicialmente tener sexo y nada más, pero que por la continuidad, se convierte en AMOR y la otra razón, es cuando ya sois maduro, ambos se enamoran, buscando una segunda oportunidad. Estos dos casos últimos, no son tan raros, ni escasos, en muchos países son los más numerosos y generalmente exitosos.

Así como no es fácil definir el AMOR, tampoco es fácil llegar a conocer, en qué consiste.

Lo que sí creo, es que el AMOR se cultiva, día a día y se cuida como si fuera una planta. Si no la riegas, sino le cambias la tierra y si no la podas, la planta, se marchita, se enferma o se muere.

En conclusión, para sentir el AMOR y amar, hay que ser un buen jardinero.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *