Opinión Política

El país del asco

Da asco y ganas de vomitar, el ver, oír o leer las noticias de lo que ha sido la más grande corrupción ejercida a través del abuso y uso del poder durante estos últimos diez años.

Estuvimos desgobernados por una horda de criminales asaltantes, que como aves de rapiña come carroña, pensaron perpetuarse en el poder y lograron asaltar al país, dejándonos quebrados a todos los que vivimos aquí.

El actual déficit de la proforma presupuestaria es de cinco mil millones de dólares.

Quienes dizque nos gobernaron, se han robado setenta mil millones de dólares en el ejercicio del latrocinio institucionalizado como política de estado, que ejercieron a través del manejo de  los cargos públicos.

Solo en el hospital del seguro social se han perpetuado atracos por ciento cuarenta y tres millones de dólares.

La máxima autoridad judicial de la provincia está bajo investigación por serios indicios de corrupción. Estuvo en el centro de lo que se conoce como el mayor fraude judicial del país.

Altos funcionarios del Consejo Nacional Electoral han estado involucrados en una red de corrupción.

Los líderes del movimiento indígena en coordinación con los delincuentes correístas, incitaron a la insurrección militar y secuestraron a periodistas.

Los manifestantes abusaron sexualmente de las mujeres policías, incendiaron a la Contraloría y destruyeron la ciudad capital.

El Ecuador es el país más endeudado de latino América.  

El cura Tuares cobraba cuatro millones de dólares para conseguir el nombramiento del director nacional de aviación.

En Petroecuador se han robado todo lo que han podido y querido. Entre quienes están presos por ello, suman más de treinta millones de dólares atracados.

Han desvalijado lo que pudieron en la construcción de centrales hidroeléctricas que jamás se hicieron.

Han asaltado en las repotenciaciones de los campos petroleros, que fueron hechos con sobreprecio y sin planes reales de terminación.

Se construyeron represas que nunca funcionaron.

Hicieron uso de los bienes públicos como si fueran propios, como los vuelos sin pasajeros ni rutas declaradas de destino del avión presidencial.

Por donde quiera que veamos existió el asalto como norma institucional que fue practicada por funcionarios de gobierno que iban desde el más alto nivel al más paupérrimo nivel.

Estos atracadores se creyeron intocables; se cuadraron económicamente al robar millones de dólares que hábilmente sacaron fuera del país.

La gran ironía es que mientras el gobierno ponía impuestos y limitaba la salida del dinero bien habido con nuestro esfuerzo, por otro lado estos individuos inescrupulosos, tenían una mafia financiera que les sacaba toda su fortuna sin pagar impuestos para llevarla a paraísos fiscales y volverse ricos.

La culpa de todo este asco vomitivo no está solamente en los corruptos que nos han robado.

La responsabilidad recae también en quienes votaron por ellos y los eligieron.

Quienes con su voto lograron llevar al poder a esta mafia, son corresponsables de la asquerosa, putrefacta y purulenta realidad nacional.

No es que con un me equivoqué en mi voto; se soluciona todo.

El que calla por vergüenza otorga y según recuerdo hemos sido muy pocos los que enfrentamos como barones a esta salvaje horda carroñera.

Ahora hay muchos que hacen silencio por su voto vergonzoso y hasta niegan haber sido cómplice electoreros de este magnánimo robo.

 

Como es posible que pensemos en tener un buen futuro político en el Ecuador, si la preferencia electoral de la última encuesta les da el 73% a quienes tuvieron paralizado y en zozobra al país.

No todos somos culpables de este atraco; yo no me incluyo como causante de ello.

Son corresponsables de este asalto, quienes votaron en las elecciones para que estas gárgolas carroñeras hayan depredado inmisericordemente del insepulto cadáver de la patria.     

 

2 Comentarios

  1. Avatar

    Ecuatorianos no nos quedemos callados, con este gobierno que es de los mismos, no esperemos que se vaya para empezar a denunciar las mismas atrocidades que sigue haciendo, que pasa con CNT, que pasa con los medios de comunicación, despilfarra el dinero a diestra y siniestra, hace tiempos tuvo la osadía de decir que ha pagado 4.400.000, dolares para hacer conocer las obras que no ha hecho nada, cuantos millones esta despilfarrándose con el pago a los medios de comunicación, para que no informen toda la verdad, de la corrupción existente.
    En la Fiscalia General del estado se mantiene la corrupción, sino pagas te mandan del puesto de trabajo sin derecho a ningún reclamo, los jueces tarea de corruptos, si se creía, o por lo menos creía, que en la Corte de Justicia estaban los medio regulares, pero la verdad vemos que han estado los peores, y los que asumen son de la misma calaña, y con el cinismos que les caracteriza a estos sinvergüenzas están reclamando sus puesto de trabajo y las indemnizaciones,
    Lo mismo encontramos en la Corte Constitucional, mafias enquistadas residuos del Correísmo, igual semejanza los de la Defensorias del Pueblo, del defensor publico, son las misma ratas enquistadas en estos puestos defendiendo a los mismos corruptos, ni que hablar del Contralor, donde esta lo que dijo ates que se haga amigo del mentiroso, incapaz, enfermo mental, dijo que tenia listo el borrador del examen que había hecho a los dineros que recibió cuando estaba en Ginebra disfrutando de las vacaciones,
    Total seguimos impávidos ante tanta podredumbre que actualmente continua, esperaremos que se vaya del País, para empezar a investigar, es hora de seguir sacando a la luz la continuación de la corrupción en todos los niveles gubernamentales..

  2. Avatar
    Luis Eduardo Zaldumbide López

    Es una lástima que nuestra sociedad esté tan contaminada. La ausencia de políticas claras en educación que permita a los jóvenes ser menos tolerantes y conformistas con esta realidad viciosa. La asistencia social perniciosamente dirigida a logrado un populismo perverso y que la mayoría de personas evitemos producir y únicamente ser conformistas y no salir de nuestro estado de confort. Lastimosamente las élites también somos corresponsables directa o indirectamente. Dios bendiga al Ecuador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *