No me refiero al apellido que lo ostentan algunos buenos y estimados amigos, aludo a las contradicciones que tenemos en el país y que atentan contra lo que debería ser la lógica y el sano razonamiento de una persona medianamente inteligente.

Con la aprobación por parte de la Asamblea a las modificaciones al Código Integral Penal (COIP) donde se determinan algunos aspectos que van desde la No aprobación a la despenalización del aborto por violación, hasta la del cumplimiento de los Precios Oficiales Mínimos de Sustentación y la sanción a las personas que vendan o utilicen Suero de Leche, dándose pasó a un debate netamente político que, en este país de tantos problemas, es innecesario y obtuso. 

En lo relacionado al aborto prefiero mantenerme al margen, ya que las posturas a favor de la despenalización como las que mantienen los activistas que están en la otra orilla tienen argumentos que deben ser respetados.

Con relación a los precios mínimos de sustentación, no será esto nunca un incentivo para quienes producen y venden sus productos por lo general derivados de la agricultura o ganadería. El establecer precios oficiales por parte del gobierno va en contra de la política de mercado, de la competitividad y eficiencia. 

El Ecuador busca la apertura de mercados en función de los Acuerdos Comerciales, muchos de los cuales están en plena negociación y otros sujetos a aprobación de los diferentes organismos, por lo tanto, es contradictorio que se incluya el cumplimiento de precios oficiales obstaculizando la apertura comercial.

El Presidente Moreno dijo que la leche será el único producto de color blanco que debe tener el país ¡!!. Risible afirmación, cuando los ecuatorianos sabemos que, a partir de la aprobación de la tabla para el uso de estupefacientes por parte del anterior gobierno de la corrupción y su política pro narco, encontramos la cocaína, heroína y otras sustancias de color blanco, que cada día proliferan como consecuencia de la elaboración y tráfico en el que estamos inmersos. 

Se prohíbe la oferta y venta del suero de leche; medida de la Asamblea que no tiene sustento, más allá   que el de beneficiar a alguien en particular. El suero es un término que tiene múltiples usos, lo encontramos en la medicina como el suero fisiológico; el de la leche al elaborar el queso; el de la verdad que se utiliza para conseguir una confesión de un individuo, el cual debería ser inyectado en algunos asambleístas camaleónicos para que revelen sus verdaderas intenciones.

El presidente Moreno tiene la última palabra con la potestad del veto. Tiene 30 días, tiempo más que de sobra para su pronunciamiento, aunque ya prevarico al igual que otros funcionarios de su gobierno.

 

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *