Economía Historia Opinión

El banano, la soya y el camarón (4)

(Cultivos, de cuyo éxito depende la economía ecuatoriana)

El Camarón

El CAMARÓN es otro de los productos, que con su producción e impuestos a la exportación, ha contribuido igualmente que los anteriores productos, a suplir las arcas Fiscales con la generación de impuestos y con la ocupación de mano de obra.

Las dos grandes productoras son las Provincias de El Oro y Guayas. En los últimos años se incorporaron la Provincia de Santa Elena, -sobre todo el camarón de mar- y en la actualidad la Provincia de Manabí, con grandes extensiones sembradas, tierra adentro.

Los Pioneros de la siembra del camarón fueron los Orenses, quienes aprovecharon la entrada de aguas saladas del Golfo de Jambelí para la siembra intensiva.

El señor Kaiser, le dio un gran impulso a esta actividad “agrícola”, -utilizo el término, “agrícola”, por cuanto, se dice – “sembrar” el camarón – que nada tiene que hacer con la agricultura, pero tiene un “proceso”, su cultivo, que se lo asimila al agrícola.

El Sr. Kaiser (+), recibió en vida los reconocimientos por su actividad y su aporte al Cantón Santa Rosa, al que le dio gran impulso comercial y laboral.

Otro gran impulsador de la actividad camaronera empresarial Orense, fue el Sr. Rodrigo Laniado, quien desarrolló esta actividad, en la Isla El BRAVITO, que queda frente a Puerto Bolívar. El Ing. Eddie Muro Bonilla, ex Alcalde de Machala, gerencio esta empresa años atrás.

Kaiser y Laniado, son sin duda alguna, los más destacados camarones de El Oro. Tuvieron seguidores y la Provincia de El Oro, se convirtió en la más grande productora y exportadora de camarón del país.

La Provincia del Guayas, como lo dijimos, también es una gran sembradora y productora del camarón en piscina.

Sus iniciales actividades, se establecieron en la ruta de Durán hasta El Garsal (Kms. 16 al 45 de la vía a Naranjal). También se siembra camarón en la margen derecha del Río Guayas en el Golfo de Guayaquil y en en los ramales del Estero Salado, más allá de la Isla Trinitaria y en la zona de Chongón.

En la actualidad, Manabí, ha entrado con fuerza con la siembra del camarón, tierra adentro.

Como todos las anteriores actividades “agrícolas”, las enfermedades, se hicieron presentes en tales cultivos, entre ellos “la mancha blanca”, que atacaba la semilla y deformaba el camarón adulto y apto para la cosecha. Enfermedad que afectó tremendamente la economía de sus productores, quienes tuvieron adicionalmente que invertir en técnicos extranjeros -principalmente japoneses – que estudiaron la enfermedad y terminaron para siempre con ella. Fue un esfuerzo exclusivamente privado de las empresas involucradas, logrando luego, grandes utilidades.

Hoy en día, el precio esta de caída, a partir del 2014, según informes de prensa, posiblemente haya una super producción de camarón, en Ecuador, Colombia, Centroamérica y México, que hace que el precio no repunte.

Asia nos podría salvar, frente a las enfermedades tempranas que han aparecido en sus piscinas y los fenómenos naturales (terremotos, inundaciones y grandes temporales), que bien podrían demandar compras, del camarón de esta región del Pacífico, en América, (Ecuatorial, Central y México). Esperemos.

En la actualidad, la tecnología de punta también ha ingresado al cultivo del camarón. Conocí por boca de amigos y parientes cercanos, que la tecnología de punta aplicada en las “piscinas” de El Oro, produce un cultivo intensivo, 5 veces mayor al logrado sin dicha tecnología, pero el costo por hectárea es muy alto, pero aún así compensa la inversión.

En la China y por extensión en Asia ]Continental del Pacífico, cada familia tiene a su cargo una hectárea, -que la cultiva y de la que vive- que comparte sus ganancias con el Estado, logrando con esta metodología, también un cultivo intensivo del camarón, aplicable alla y no en el Ecuador, por la gran extensión de su territorio y del gran número de habitantes.

La producción del camarón en el Ecuador, pasa por buen momento, esperemos que mejore el precio de exportación del producto.

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *