El GOE: Por aquí pasaron – Desde mi Trinchera
Opinión Sociedad

El GOE: Por aquí pasaron

Si, eran tres policías, muy bien armados, andaban en un KIA, blanco, sin placas. Al verlos pasar, en el lugar donde escribo, los llame y les pregunté, ¿como va la operación en Socio Vivienda 2 ?. Me contestaron, muy bien. Los tenemos cercados y hemos capturado a algunos.

Ahí estan operando algunos de los mas peligrosos delincuentes, les dije, me contestaron lo sabemos, pero no es en el único lugar donde estamos operando. Lo hacemos en Esmeraldas (ciudad), en el Guasmo de Guayaquil y algunos lugares más. me contestaron. No parecían tenerles miedo.

Les dije, mano dura con ellos, recuerden que tienen el apoyo del Gobierno. Al retirarse, uno de ellos, iva moviendo la cabeza de lado a lado y con la mano derecha, hacía un movimiento con ella, como que expresaba, “más o menos”. Se fueron.

Para encontrarnos en Estado de Excepción, en algunas ciudades y provincias del Ecuador, tengo la impresión que algunos de ellos no están tan convencidos de los resultados esperados. Pues, también me indicaron, salimos del Estado de Excepción, y vuelven los delincuentes con sus actuaciones ilícitas o criminales (travesuras).

La realidad es que la delincuencia, tiene a todo el país asustado. Las personas no quieren salir de sus hogares y los emprendedores, se retiran mas temprano de sus labores cotidianas, por temor..

La empleada de casa me contaba, que en el lugar donde vive., La Isla Trinitaria, es terrible, sobre todo las extorsiones (Vacunas) y los asaltos a los buses, prácticamente no llevan objetos de valor y el celular se lo esconden lo mejor que pueden, es su único medio de comunicación con sus familiares. La situación de la gente pobre es de constante sosobra.

La gente dice: “sabemos a la hora que salimos a trabajar, pero no estamos seguros si regresamos vivos a casa”.

Cierto es que son “guerras” entre Bandas, por territorios y en muchas ocaciones, entre ellos se matan, cumpliendo órdenes de los Carteles mejicanos, pero ahora van más alla, simplemente matan por matar, por paga, como los casos de femicidios, sin inmortales si matan tambien a sus hijos que se encuentran con ellos.

La situación parecería se les fue de las manos a las Autoridades.. También amedrentan a los barrios periféricos, con explosivos, unos dejados junto a sus casa en la madrugada, con las consecuencias lamentables, otros en lugares cercanos, que sirven para amedrentarlos. La situación en determinados lugares de la ciudad es altamente preocupante, ni el centro de la ciudad de Guayaquil, se escapa de tales actos delictivos. Lo lamentable es que la gente no quiere hablar, para ayudar a la Policía a descubrirlos, por temor a que los maten por bocones.

Los Asambleístas, se fueron de vacaciones. Algunos de ellos se despidieron de sus Colegas, para candidatizarse, en algunas Alcaldías, Prefecturas y otras puestos electorales menores, sobre todo en Ciudades y Provincias de la Sierra ecuatoriana. Justifican su decisión, indicando que así estarán mas cerca de los ciudadanos para dar solución a sus problemas sociales. Nadie les cree, serán rechazados en las Urnas.

Esperamos que en las preguntas de la anunciada Consulta Popular, se les otorgue a las Fuerzas del Orden, actuar con sus armas, en el uso progresivo de la fuerza, de sentirse que su vida peligra. Que no se repita la sanción de la Corte del Chimborazo, de sentenciar con 13 AÑOS DE CÁRCEL, A QUIEN DISPARÓ A UN DELINCUENTE, CUANDO INTENTABA ROBARLE A UN NIÑO, por cuanto así desalientan a la Policía y a las Fuerzas Armadas. El policía Olmedo, merece que el Presidente Lasso le conceda la amnistía y lo libere de la carcel.

Creo sinceramente que el pueblo ecuatoriano, apoyará las Preguntas, que ya se conocen, con un SÍ rotundo, esperamos que la Corte Constitucional, las apruebe sin modificaciones substanciales o niegue la aprobación de alguna de ellas.

El país esta cansado de esta inseguridad que siente en su propio pellejo y en el de sus familiares y las apruebe en las urnas, independientemente de su calificación o aprobación al Gobierno del Presidente Lasso.

Tengamos fe en las buenas intenciones de su Gobierno.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.