Opinión Política

#no.votes.nuncamas.porellos y #no.sociedades.enfermas

No es un asunto de discriminación u odio como lo pintan los grupos GLBTI. Con la “ley de delito de odio” en Nicaragua y Venezuela, enjuician a los “sacerdotes” que defienden al Pueblo de esas tiranías criminales y corruptas. No a estas ilegalidades como fue la sanción al Pastor Zavala. ¿Dónde quedan los derechos de la mayoría de ecuatorianos?

Un gran negocio para las farmacéuticas, cirujanos y clínicas por cambio de sexo en adultos y menores con evidente inestabilidad emocional. Grupos que revindican derechos de libertad e igualdad (¿o más bien, libertinaje, promiscuidad y prostitución?). Autoridades de “políticamente-correcto-cualquier-estupidez”.

Y los revolucionarios que envían droga a EE.UU. y Europa para destruir sus naciones con su violencia familiar y pública, cuantioso dinero que gastan los Estados en salud, recuperación, policía, etc.  La corte de otras ilegalidades se “ganó el mote de cervecera”, aprobó que los niños de 12 años y los adolescentes de 17 puedan decidir por su sexualidad…, violando la patria potestad de los padres.

El matrimonio igualitario es un ejemplo “contra natura para los niños y la familia”. También, hay leyes que quitan autoridad y respeto a los docentes, formándose generaciones sin disciplina y principios. La tabla de la droga que promueve su consumo en la juventud y favorece al negocio ilícito, etc. En Rusia, China e India protegen a la familia, a sus hijos hasta los 18 años, para no convertirse en “SOCIEDADES-ENFERMAS”. Hay que votar por quienes deroguen estas nefastas leyes. Nunca más tu voto a autoridades actuales y candidatos que apoyan la destrucción de la familia y la sociedad por acción u omisión “en el closet de sus ambiciones de poder”. Según la CM, Arts. 1, 11.1, 29, 61.5, 66.6, 67, 68, 69, 83 (1), 98, etc. El gran Santo Kabir: “¡Escucha hermano, el nido del temor a Dios ha sido destruido! Ni por un instante te has puesto cara a cara ante el Universo y el Creador. Vienes tejiendo la red de tu cautiverio de falsedades y tus palabras están llenas de imposturas, cuida en tú corazón la verdad y el amor”.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *