Anuncios

Germán Arteta Vargas: Nuevo miembro de la academia nacional de historia

¡Loor a la Academia Nacional de Historia!

Por integrar en sus lares a Germán Arteta Vargas, valioso hombre de la historia de Guayaquil y por tal, de la Patria Ecuatoriana.

Con una singularidad de que su obra se la ha vivido y sigue viviendo junto a las epopeyas históricas del País: en sus relatos, tradiciones, leyendas, cantos, juegos y cuentos del hombre cotidiano ecuatoriano, que, desde niño en sus juegos en las calles, aceras, portales y patios de las escuelas, se los repetía.

Mucho de ello, publicado en sus libros, desde los del tamaño de la palma de una mano, a los de otros formatos, que recogen frases y acontecimientos célebres de nuestro Guayaquil y la Patria toda, que los hace de gran valía.

Sin dejar de mencionarlo como Periodista: muy preocupado de señalar en su Calendario día y hora de los acontecimientos de la Patria, desde el gran diario EL UNIVERSO, donde sentó su cátedra pública.

Y claro que sabe, como llegar a la gente del pueblo, porque como maestro, que ha ejercido el magisterio en escuelas y colegios, conoce el alma y sentir del niño, el joven y el adulto, que necesitan siempre los recuerdos del ayer de sus padres, para asentar su propia identidad.

Guayaquil toda, debe regocijarse de la incorporación de este hombre a la Academia de Historia Nacional, a la que adiciona su valía, activando el Círculo de Periodistas del Guayas, como presidente por algunos períodos, tanto como de la prestigiosa Agrupación Cultura y Fraternidad, de la que es nervio activo, más tantas otras instituciones de prosapia cultural, que lo tienen como miembro.

Su ponencia de incorporación la noche en el Palacio Municipal, tocó aspecto trascendental de la evolución de la noticia en la prensa pública:  desde sus semanarios, a los diarios de la urbe guayaquileña de gran valía cultural.

 

Y hoy su nuevo libro, lanzado la misma noche- ¡Qué oficios aquellos! -que rubrica con los pregones del vendedor ambulante, avisos clasificados, anuncios en diarios, y decires de escritores y poetas, junto a fotografías y tanto más; la vida activa: doméstica, comercial y artística de nuestra ciudad, de siglo XX al presente; de la que formamos parte como habitantes, productores y consumidores, que los revive Arteta, con su peculiar estilo histórico, caricaturistica y fotográfico…

Sin dejar de señalar a Pedro Gambarroti como editor del libro, vale mención especial de esta publicación, las estupendas ilustraciones del artista gráfico- José Peñaherrera –André que, con una realidad mágica, convertida en caricaturas casi fotográficas, le dan realismo al libro.

¡Libro que vale la pena, hoy y siempre!

Cuando el pasado bien vale conocerlo para afianzar el presente y futuro de los pueblos…

 

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *