Ciencia Internacional Opinión

Piden legalizar el asesinato

Las feministas, en varias partes del mundo, están pidiendo la legalización del aborto. Para comprender su pedido, creo que conviene analizar lo que es un embarazo.

El ser humano tiene, en cada célula de su cuerpo, 46 cromosomas, 22 pares de cromosomas llamados autosomas y un par de cromosomas sexuales, que en el hombre, son un cromosoma X y un cromosoma Y. En la mujer, son dos cromosomas X. El cromosoma X es grande y el cromosoma Y, es pequeño. Todas las células del cuerpo, están en un continuo proceso de recambio. Se duplican y van envejeciendo y muriendo continuamente, Lo mismo ocurre con las células sexuales, pero ellas pasan por un período de meiosis en su evolución, es decir por un período en el cual, se dividen en dos, no se duplican, sino que se dividen, dando lugar a las células sexuales, llamadas en la mujer, óvulos, ambas iguales (22X). En el hombre, cuyas células sexuales se llaman espermatozoides tienen los dos cromosomas sexuales y en la meiosis quedan como 2 células diferentes: la una con 22 autosomas y el cromosoma sexual X (22X), que va, al unirse con el óvulo a producir una mujer, y la otra, con 22 autosomas y el otro cromosoma sexual (22Y) que, al unirse con el óvulo, producirá un varón.

En el momento de la unión del óvulo con el espermatozoide, se da inicio al cigoto, que es el comienzo de un nuevo ser humano, el cual, luego del proceso de la embriogénesis, con el paso del tiempo, dará como resultado el nacimiento de un niño o una niña completamente diferente a sus padres. Este ser humano es el resultado de la unión del óvulo de la madre y el espermatozoide del padre, lleva el código genético de ambos padres, desde el momento de la unión.

El hecho de que ese ser haya estado 9 meses en la incubadora del útero de su madre, no quiere decir que no es un ser humano. Ese ser existe desde el momento de la unión de las dos células. Si mi hermano se fue a estudiar al extranjero por 6 años, no ha dejado de ser hijo de mis padres y hermano mío. Su ausencia no lo hace desaparecer, sigue siendo un ser humano al igual que todos. Si alguien se enferma gravemente y tiene un período largo sin estar con nosotros, al recuperarse, no es otro ser humano, sigue siendo la misma persona.

Si con la unión de las dos células se formó un nuevo ser humano, el aborto, ¿es simplemente un aborto, o es quitarle la vida a un ser humano? Hasta donde sé, quitarle la vida a un ser humano, así este sea un extraño, o mi hijo, eso se llama asesinato.

¿Queremos despenalizar el asesinato? Si alguien me impide, sin hacerme nada, poder disfrutar de mi vida, ¿tengo por ello el derecho de matarlo? Si me gusta una mujer y deseo cohabitar con ella, pero ella es casada, ¿puedo matar a su esposo para acostarme con ella? O al revés, si soy mujer y quiero acostarme con un hombre que es casado, ¿puedo asesinar a su mujer, para poder estar con él? ¿Dónde está el derecho de los demás? ¿Es que los demás seres humanos no tienen el mismo derecho que yo de vivir? ¿Está mi derecho a disfrutar, por encima del derecho de los demás a vivir?

¡Lo que se está pidiendo es la legalización del asesinato! ¿Es eso permisible?
¡Los gobernantes, por simple sentido común, no pueden permitir que en esta racha de sofismas y mentiras, donde se trata de cuestionar lo establecido por las normas racionales de la moral y la ética, grupos con mente destructiva y malévola quieran imponer su distorsionado criterio y pedir lo inadmisible!

José Fernando Gómez

@jfgrmd - Médico Pediatra. Miembro activo de la American Academy of Pediatrics. Miembro activo de la Honorable Junta de Beneficencia de Guayaquil. Director de Desde mi Trinchera.

2 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *