Economía Opinión Política

Los nuevos ricos

Dicen que hay dos cosas que no se pueden ocultar: la tos y el dinero. Y reza el refrán popular: “Quien nunca tuvo y llega a tener, loco se quiere volver”.

¡Y es que se les nota! Cambian su modesto modo de vida por otro lleno de excesos, se mudan a lugares vetados para los socialistas, como “Peloculandia” -sea serrana o costeña-; cambian su carro pequeño y austero por uno de lujo, de última gama y deportivo; reemplazan la ropa nacional por la extranjera, compran lujosos veleros y abundan los viajes vacacionales que por lo general son a París, islas Griegas o Alpes Suizos. Todo bien publicitado y comentado en las redes sociales, llenas de “selfies” que cuelgan para envidia de algunos.

Ser rico no siempre es un pecado. Los hay de varios tipos: los que a lo largo de algunas generaciones han hecho riqueza a través del trabajo duro, honesto e incesante; también están el emprendedor, el profesional, el visionario, quienes con esfuerzo, conocimiento técnico o mediante un golpe de oportunidad logran generar fortuna. Otro tipo es el de aquel que por el azar gana la lotería y pasa a enfilar el grupo de los acaudalados; y por último, están los llamados nuevos ricos: aquellos que en poco tiempo, sin esfuerzo y en circunstancias poco claras, amasan considerables fortunas que les permiten adquirir en poquísimo tiempo nuevos lujos, que antes simplemente les resultaban imposibles.

En Ecuador la expresión “nuevos ricos” parece estar de moda. Incluso altos funcionarios del Gobierno han denunciado a la Fiscalía que el enriquecimiento de “algunitos” se debe al “tráfico de influencias”, delito tipificado en el Código Integral Penal con prisión de hasta 5 años.

Ser rico no es malo y mucho menos cuando esos ricos dan trabajo, producen y generan riqueza, la que trae como consecuencia el crecimiento de nuestro país.

Como dice uno de mis escritores favoritos, el premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa: “Me indigna el doble discurso de obligar a los demás a vivir en las penurias socialistas, mientras ellos saborean las mieles del capitalismo”.

Diana Acosta

Acerca de

Guayaquileña, Abogada, madre, Doctora en Jurisprudencia, Profesora Universitaria, Harlista, IUS Laboralista, Columnista de Opinión, Feminista.

4 Comentarios

  1. Avatar

    Buen artículo, refleja con exactitud lo que todos vemos menos el que sabemos, que a la hora de la hora solo sabe decir «no sabia» o «no lo conozco»

  2. Avatar
    angel sánchez r

    En todos los gobiernos hubieron nuevos ricos, hoy viven plácidamente y no les importa nada más que su comodidad total. En la actualidad seguro que existen también, quién les investiga? Nadie, porque en ese tema todo está controlado y bendecido desde arriba. Así es que nuestro pobre país siempre tendrá esta casta de corruptos intocables que viajan en primera clase, usan lentes con filos de oro y tienen hobbies especialísimos que no los tenía ni el mismo Onassis.

  3. Avatar
    zenon moreno

    ES LA PURA Y NETA VERDAD, ESTA CATERVA DE MALANDRINES, MERETRICES Y MECOS DE LA FAMOSA ROVOLUCION HAN SAQUEADO AL PAIS VOLVIENDOLE MAS MISERABLE.
    DEBEMOS ACABAR CON TODOS ESTOS INFELICES SOBRETODO CON EL MECONOMISTA QUE HA DESHONRADO HASTA A LOS DE SU GRUPO DE LAS DOS MANZANAS Y EL SU GRUPO GBLS.

  4. Avatar

    Gabriel Garcia Marquez los llamó «pobres con plata»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *