Internacional Opinión

Ecuador: Desgracias y Emergencias

Como siempre, y en todos los gobiernos, llegó la estación lluviosa y los ríos se desbordaron. ¿Y qué pasó con las estructuras especiales para contenerlos y direccionarlos? Si la ciudadanía recuerda la información al respecto de hace 20 o 10 años es la misma con cambio de fecha. O sea, las pérdidas de cultivos y ganados impiden, por enésima vez, cumplir con los pagos de los créditos y la ausencia de productos de primera necesidad, presionan, como antes, la subida de los precios en los mercados. Otra vez, AYER CON EL NEO LIBERALISMO Y HOY CON EL NEO FASCISMO POPULISTA, la canasta familiar cumple con su presencia inútil. Los acontecimientos, como ya es tradicional, siguen demostrando la ineficacia y nulidad de los gobiernos de turno…

Pero, ahora, a esta desgracia social está sumada otra natural de mayor destructividad… El terremoto, con su epicentro en las cercanías de Pedernales, al norte costero del país, pulseó la verborrea politiquera de Alianza País y PUSO EN EVIDENCIA QUE LOS ECUATORIANOS ESTÁN, MEDIANDO EL ESTADO, TOTALMENTE DESAMPARADOS. ¿Dónde y cuándo las máquinas para mover escombros, las primeras vituallas indispensables, los espacios listos para socorrer a niños, mujeres y ancianos? ¿Por qué el apoyo técnico contra riesgos y la “excelencia en emergencias” demoran tanto…? Es la propia ciudadanía que está sufriendo el dolor de la pérdida de sus familiares, viviendas y enseres, la que con sus manos ha tenido que iniciar e insistir en el rescate de las víctimas, y el apoyo mutuo en plena desgracia.

El país, incluso, su pueblo en general, no fue informado a tiempo, o sea de inmediato, tal cual debió hacérselo, por la radio, la tv, la Internet o los medios impresos de la gravedad del suceso telúrico… ¿Por qué, si hay en el país un Instituto Sismológico de alta tecnología no se ha explicado, técnicamente, las razones por las cuales suceden estas catástrofes? Este silencio tan torpe y falto de sentido administrativo público, es el culpable de las cantidad de noticias negativas que ruedan por la Internet y de boca en boca… Lo cierto es que la ciudadanía empezó a informarse, y sigue informándose, a través de los redes sociales. Incluso desde el exterior.

Exigimos, como parte de nuestros derechos a estar informados, que el Instituto de Sismología, si realmente existe, analice ante las cámaras de tv, para conocimiento de la ciudadanía, todo lo concerniente a la realidad del terremoto. ¿No es que estando vinculados a las placas tectónicas de Nazca, sobre las que se asientan las plataformas marinas de Ecuador, Perú, Colombia, Chile vivimos siempre orillando un siniestro telúrico mayor? ¿Por qué esta área del Pacífico es conocida como el Cinturón de Fuego? ¿Es posible predecir una nueva catástrofe y coordinar, efectivamente, su control, en tanto disminuir riesgos y aminorar víctimas humanas? ¿Hasta dónde puede llegar el auxilio técnico REAL del Instituto de Sismología a la población? EL PAÍS NO QUIERE CADENAS TELEVISIVAS DE LA SECRETARÍA DE COMUNICACIÓN NI DISCURSOS ESTILO SABATINAS DESDE LA PRESIDENCIA… Una Comisión con conocimientos técnicos debe estar, continuamente, vinculada con la ciudadanía, y dando las explicaciones científicas sobre la situación del Ecuador como territorio… Reclamamos mayor sindéresis gubernamental! Y si el gobierno no sabe que hacer, tal cual lo está mostrando, que se retire del poder… Pues, al momento, solo estorba!

Es menester que la ciudadanía, las ONGs, los movimientos sociales, las fundaciones, las asociaciones, los colegios de profesionales, las iglesias tomen en sus manos la respuesta del socorro a los golpeados por el terremoto. Hay lugares en Esmeraldas y Manabí a donde aun no llega nada de auxilio y las víctimas siguen sin ser rescatadas… NO HAY AGUA, NO HAY MEDICAMENTOS, NO HAY COMIDA, NO HAY ROPA, NO HAY SITIOS PARA DORMIR, NO HAY SEGURIDAD…¿Dónde están las famosas entidades gubernamentales de protección, tan calificadas y tan capacitadas, para emergencias en beneficio de las poblaciones afectadas? Camiones, helicópteros, buses, aviones militares, oficiales y tropa, noche y día, están obligados a laborar en el salvamento, y abrir y mantener puentes terrestres y aéreos con las poblaciones aisladas. Las corporaciones de transportes deben ser obligadas a facilitar sus unidades para llevar la ayuda de productos… PERO QUE LA GENTE CIVIL, NO UNIFORMADA, SIGA EN SU AFÁN DE AYUDA Y NO DESMAYE. La respuesta a estos desastres está en las manos de cada ciudadano, de cada institución social. SOLO EL PUEBLO SALVA AL PUEBLO!

2 Comentarios

  1. Avatar
    Ing. Hugo Enrique Landívar Armendáriz, M.Sc.

    No es el momento de criticar sino de apoyar. Así sea éste el peor gobierno que nos pudo haber tocado, hay que apoyarlo en los actuales momentos. Vea que colecta o iniciativa puede llevar adelante para ayudar y apoye. Yo no soy correista para nada, pero habiendo visto y olido lo que presencié en Portoviejo y Rocafuerte, la única actitud válida ahora es apoyar. Haga el bien por el bien mismo. Critique y comente después. No sea parte del problema sino de la solución.

  2. Avatar
    GABRIEL AQUIM CHAVARRIA

    ESTIMADO MARCOS:
    APROVECHO LA LECTURA DE TU ARTÍCULO PARA AÑADIR A TUS COMENTARIOS ALGO QUE SE ME ACABA DE OCURRIR:
    PARA QUE LOS DUEÑOS DE EDIFICIOS PARA NEGOCIOS O VIVIENDAS NO SE QUEDEN ARRUINADOS Y PASEN A LA INDIGENCIA DE UN MOMENTO A OTRO POR CAUSA DE UN FENÓMENO NATURAL, QUE LOS MUNICIPIOS DE TODO EL PAÍS CONTRATEN UN SEGURO PARA CATACLISMOS QUE SE COBRARÍA JUNTO A LOS IMPUESTOS PREDIALES A MUCHOS AÑOS PLAZO. ME GUSTARÍA SABER SI LAS EMPRESAS ASEGURADORAS ESTARÍAN DISPUESTAS A ASUMIR ESTE RIESGO Y CUÁNTO COSTARÍA.
    ¿QUÉ TE PARECE A TI?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *