Opinión Religión

Lo que les molesta a algunos

Debo empezar por decir con claridad que lo que opino en esta entrega es lo que percibo en lo personal, y puedo estar equivocado, mas las notas y opiniones que he leído me inducen a pensar en la forma en que lo hago.

Sin ir muy lejos en nuestro país las opiniones sobre diversos tópicos vertidas en días pasados por el Exvicepresidente, Lenin Moreno, levantaron una polvareda, porque no se podía pensar que alguien que estuvo vinculado muy cercanamente a la Revolución Ciudadana llegara en su momento a pensar en forma diferente a las instrucciones que se había dado desde el Poder Supremo del partido.

Moreno a su regreso luego de estar algún tiempo ausente y viendo como se dice los toros desde el burladero, manifestó que se deben hacer ciertos cambios en la conducción del país, incluso categóricamente indicó que no es partidario de la reelección indefinida. Ardió Troya y en pocas palabras lo llamaron al orden, no sin antes algunos voceros del partido trataron de dorar la píldora hasta que terminó como se dice reculando sin querer queriendo.

Con las distancias respectivas que el caso amerita, me da la impresión que las declaraciones o pronunciamientos del Papa Francisco que prácticamente las hace a diario, están trayendo un estado de malestar en ciertos sacerdotes y laicos,  que con  los años dentro de su carrera sacerdotal o práctica ortodoxas, se han enconchado en sus conceptos sobre la fe católica – cristiana y no han evolucionado como lo hace el mundo, peor con la ímpetu que actualmente tiene la ciencia y la humanidad.

Leía que a un Cardenal de apellido Burke, no recuerdo de que país, se le preguntó sobre la confusión generada por el Papa Francisco, porque después de  8 años de Benedicto XVI, los Medios, el Clero y los Seglares estaban  acostumbrados a la claridad. “Ante la confusión de las afirmaciones diarias del Papa, el Sínodo, etc, ¿Es mejor concentrarse más en los problemas de la Iglesia a nivel local y de parroquia y en la tradición en vez de pedir orientación a Roma en asuntos de cada día”?   Rebeldía o qué?

Indicaba el mencionado Cardenal, que:” Benedicto era un maestro consumado que daba extensas catequesis sobre variados temas; que si Francisco crea confusión lo importante es dirigirse al catecismo y lo que siempre ha enseñado la Iglesia. No se puede desperdiciar energías en lo que se nos debería dar y no se da”.  Al buen entendedor pocas palabras. No se coincide, por lo tanto tampoco me alineo.

En alguna parte de la intervención del personaje, y cuando se le pregunta sobre la comunión que se da o se puede dar a los divorciados y adúlteros, contestó: “Que lo que se debe hacer es RESISTIR”. Aun recuerdo las palabras de un buen amigo y pariente que esta en el sacerdocio: Sólo recuerda decía: El señor es amor, nunca puede dejar de no perdonar por muy pecador que seas.

Hoy en el Vaticano, como nunca se había visto, por lo menos no yo, que existen comentarios adversos a la designación de Obispos o Cardenales. ¿Qué están buscando? Desestabilizar a la Iglesia como ya opina alguien por ahí que dice que la Iglesia está atravesando momentos difíciles? Todo porque el Papa dice que: Si alguien insulta a tu madre puedes responder con un puñetazo, o porque: El dinero es el estiércol del diablo, y algún  otro pronunciamientos sobre la Mexicanización de ciertos país? No JOROBEN, BERGOGLIO es un ser humano como todos nosotros, eso de invocar que es infalible, ya no se lo traga nadie.

Como les dijo a todos los cerrados a la banda y que tienen a la Iglesia postrada en el atraso dando lugar a que otras religiones o creencias tomen terreno en el mundo: “ Salgan a las calles y huelan a pueblo. ” Los buenos teólogos, como los buenos pastores, huelen a pueblo y a calle y, con su reflexión, derraman unguento y vino en las heridas de los hombres”. “ Salgan de contemplar a la humanidad desde el  castillo de cristal, sino que se hagan cargo de los conflictos”.

Por ahora sin ser CURUCHUPA como los hay muchos, estoy con BERGOGLIO, creo que está dando un giro a la Iglesia que ya era tiempo de darlo y eso molesta a los que están metidos en el carapacho, o como caballo con antiojeras. Pero hay que estar atentos, cuando las cosas no gustan, se corre el riesgo de que traten de  cambiarlas a como de lugar.

 

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *