Poesía & Arte

Pablo Neruda

Con de la noticia de la probable exhumación de los restos de Pablo Neruda, quiero recordar aquí uno de sus más hermosos poemas.

Ricardo Eliecer Neftalí Reyes Basoalto, Pablo Neruda, nació en Parral, Chile el 12 de julio de 1904. Fue un poeta y militante comunista chileno, considerado entre los mejores y más influyentes artistas de su siglo, siendo llamado por el novelista y ex Premio Nobel también, Gabriel García Márquez, “el más grande poeta del Siglo Siglo XX en cualquier idioma”. También fue un destacado activista político, siendo Senador de la República, integrante del Comité Central del Partido Comunista y precandidato a la Presidencia de su país. Entre sus múltiples reconocimientos destacan el Premio Nobel de Literatura en 1971 y el Doctorado Honoris causa por la Universidad de Oxford en 1965. En palabras del crítico literario Harold Bloom: “Ningún poeta del hemisferio occidental de nuestro siglo admite comparación con él”.

Conoce a Gabriela Mistral de quien él mismo dice: “… ella me hizo leer los primeros grandes nombres de la literatura rusa que tanta influencia tuvieron sobre mí”. En 1917 firma definitivamente sus trabajos con el pseudónimo de Pablo Neruda. La búsqueda de un seudónimo era esencialmente para evitar el malestar del padre por tener un hijo poeta. Según lo que el mismo declaró: “Una vez leí un cuento de Jan Neruda que me impresionó muchísimo. Cuando tuve necesidad de un seudónimo, recordé aquel escritor desconocido por todos. Como un homenaje y para protegerme de las iras de mi padre, firmé Pablo Neruda. Después el nombre siguió conmigo.” Escribió varios libros y colaboró en muchas revistas, siendo editor de algunas. Una de sus obras poéticas más conocidas es el libro “Veinte poemas de amor y una canción desesperada”, publicado en 1924.

En 1927 inicia su larga carrera diplomática que lo llevó a recorrer el mundo. Conmovido por la guerra civil española y el asesinato de su amigo Federico García Lorca. Neruda se compromete con el movimiento republicano. En España, en esa época conoció al gran poeta mexicano Octavio Paz. Ambos se hicieron amigos instantáneos. Tiempo después, en México, ambos tuvieron un altercado por diferencias ideológicas, llegando casi a los golpes. Más de veinte años después, hubo una reconciliación entre Neruda y Paz en el Festival Internacional de Poesía de Londres. Paz diría con respecto a su colega: “Musito el nombre de Pablo Neruda y me digo: lo admiraste, lo quisiste y lo combatiste. Fue tu enemigo más querido”.

Sólo en 1966 puede contraer matrimonio con Matilde Urrutia debido a que su primera mujer, Maruca Reyes (María Reyes-Hagenaar), fallece el 27 de marzo de 1965 en los Países Bajos. La ceremonia del casamiento se realiza en una sencilla ceremonia civil privada, en su casa de Isla Negra, donde conserva sus particulares colecciones de caracolas y mascarones de proa.

En 1969 es nombrado “Miembro honorario” de la Academia Chilena de la Lengua. Ese año, durante la campaña para la elección Presidencial de Chile, el Partido Comunista lo elige como pre-candidato, pero renuncia en favor de Salvador Allende como candidato único de la Unidad Popular, que triunfa en las elecciones de 1970. El gobierno de la Unidad Popular lo designa Embajador en Francia.

Famoso es su artículo “La crisis democrática de Chile, una advertencia dramática para nuestro continente”, que más tarde será conocido como “Carta íntima para millones de hombres”, publicado en el diario El Nacional de Caracas, Venezuela. Esto provoca la petición del Gobierno a los tribunales de un reclamo al Senador Neruda por “denigrar a Chile en el exterior y por calumnias e injurias al Primer Mandatario”. Se dicta entonces una orden de detención contra Neruda, forzándolo primero a la clandestinidad en su propio país, y luego al exilio. Murió en Chile el 23 de septiembre de 1973 en la Clínica Santa María de Santiago, mientras estaba recibiendo tratamiento por un cáncer avanzado de próstata, doce días después del derrocamiento de Salvador Allende, lo que ha hecho presumir que fue asesinado por considerarlo un peligro en el exilio a México, que estaba programado.

Pero dejemos que la historia y la profanación de sus restos nos permitan conocer algo más sobre este gran escritor y nosotros disfrutemos de la calidez de sus versos y de sus escritos.

Recordemos, por ahora, su inolvidable Farewell:

Farewell…

Pablo Neruda

I

Desde el fondo de ti, y arrodillado
un niño triste como yo, nos mira.

Por esa vida que arderá en sus venas,
tendrían que amarrarse nuestras vidas.

Por esas manos, hijas de tus manos,
tendrían que matar las manos mías.

Por esos ojos, abiertos en la tierra,
veré en los tuyos, lágrimas un día.
Yo no lo quiero, Amada,
para que nada nos amarre,
que no nos una nada.

II

Ni la palabra que aromó tu boca,
ni lo que no dijeron las palabras.

Ni la fiesta de amor que no tuvimos,
ni tus sollozos junto a la ventana.
Amo el amor de los marineros
que besan y se van.

III

Dejan una promesa,
no vuelven nunca más.

En cada puerto una mujer espera;
los marineros besan y se van.

Una noche se acuestan con la muerte
en el lecho del mar.
Amo el amor que se reparte
en besos, lecho y pan.

IV

Amor que puede ser eterno
y puede ser fugaz.

Amor que quiere libertarse
para volver a amar.

Amor divinizado que se acerca,
amor divinizado que se va.
Ya no se encantarán mis ojos en tus ojos,
ya no se endulzará junto a ti, mi dolor.

V

Pero hacia donde vaya, llevaré tu recuerdo
y hacia donde camines llevarás mi dolor.

Fui tuyo, fuiste mía… ¿Qué más? Juntos hicimos
un recodo en la ruta donde el amor pasó.

Fui tuyo, fuiste mía… Tú serás del que te ame,
del que corte en tu huerto, lo que he sembrado yo.

Yo me voy. Estoy triste… pero siempre estoy triste.
Vengo desde tus brazos, no sé hacia donde voy.

Desde tu corazón me dice adiós un niño,
y yo le digo… ¡adiós!

José Fernando Gómez

@jfgrmd - Médico Pediatra. Miembro activo de la American Academy of Pediatrics. Miembro activo de la Honorable Junta de Beneficencia de Guayaquil. Director de Desde mi Trinchera.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *