18 junio, 2024

Algo sobre los orígenes del cristianismo

Hasta el año 125 no hay nada escrito sobre el cristianismo. Solo ciertos recuerdos de su origen sin mayor identificación con su doctrina, reconocida como “la otra vía”, y hasta mezclado con otros afanes ideológicos. 

Los textos del Nuevo Testamento fundamentan sus contenidos en textos antiguos egipcios. Los viajes de Pablo son demasiado semejantes a los viajes de Herckhuf. Para algunos son copia, con lugares y personajes diferentes.

Los Evangelios no fueron escritos por ninguno de los evangelistas canónicos, de quienes incluso se       duda su existencia. Al parecer, y según los exegetas, fueron creados en el Templo de Serapis   por sus sacerdotes versados en textos antiguos. 

Es difícil saber si existieron los evangelistas canónicos, Marcos, Mateo, Lucas y Juan, nombres más que seguro inventados en el monasterio de Sakkara. Sus textos actuales salieron a la luz pública entre los siglos II y III, después de muchos remiendos con otros de la época.

Los Evangelios, copias de textos egipcios, fueron escritos después de morir Pablo, a partir del siglo II. Aunque nombran figuras de la época, no tienen mayor valor histórico. 

    

 

Artículos relacionados

4 comentarios

  1. Respetando lo anotado por usted, expreso que existe medias verdades en sus líneas, lo interesante es que me motivó para investigar algo respecto a Herckhuf o Hirjut o Harfut, personaje del siglo XXIII A.C. en la que en su tumba se grabó 58 líneas en jeroglíficos.(?)…en tan pocas líneas comparar con lo narrado en las cartas de Pablo? ; recordar que la escritura empezó a existir (según estudiosos) alrededor del siglo XXV (los primeros intentos de comunicación) pero el primer alfabeto fue creado aproximadamente en el siglo X A.C.
    Mi criterio que no puede compararse sus aseveraciones.

    Saludos

  2. Apreciado Marco, con todo el respeto que te mereces, una vez más aseveras cosas “terribles”contra el cristianismo; te agradecería indiques la fuente de la que extraes lo que manifiestas en tu último escrito.

  3. Apreciado Marco, con todo el respeto que te mereces, una vez más aseveras cosas “terribles”contra el cristianismo; te agradecería indiques la fuente de la que extraes lo que manifiestas en tu último escrito.
    Un abrazo.

  4. Es la opinion de Marco Arteaga. Hay historiadores de la Iglesia mucho más versados como el Dr. Santiago Castillo Illingworth, miembro de número de Historia Eclesiástica en Argentina, siendo ecuatoriano. Estoy segura que no estará de acuerdo con esas líneas de alguien que no evidentemente no es un erudito sino un diletante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×