22 mayo, 2024

Unos viejos amigos que no veo hace años

Me dió mucho gusto la llamada de un amigo ecuatoriano que conocí en Alemania. Ël estudió Sociología en Berlin. Llegó atrasado, por cuanto en esos días, hubo un TERREMOTO en los Andes peruanos, que afectó a las ciudades de Loja y Machala. Luego de muchos años de permanecer en Berlín, regresó al Ecuador y se involucró en la política con éxito. Fue tras veces elegido Alcalde de Loja y la transformó en una ciudad maravillosa. Fue Presidente de Predesur, un Organismo de Desarrollo, para las Provincias de Loja, El Oro y Zaruma-Chinchipe, aprovechando su cercanía ideológica con el Ex Presidente Oswaldo Hurtado.Fue también Diputado por su provincia y en el Congreso de aquella época, lucho por la descentralización presupuestaria, que mayormente se empleaba en las dos grandes provincias de Pichincha y Guayas (al que llamaba bicefalismo presupuestario), y logró mejoras equitativas para el resto de provincias. Ya jubilado, vive en Loja (ciudad) y administra una pequeña hacienda, heredada de su padre. Se trata del “CHATO” BOLÍVAR CASTILLO VIVANCO.

Otro amigo que no he visto años, es el Abogado y Sociólogo PETRONIO ESPINOZA, LATACUNGUEÑO, RADICADO DESDE MUY JÓVEN EN QUITO, DONDE REALIZÓ SUS ESTUDIOS SUPERIORES. Y LUEGO SOCIOLOGÍA EN HAYAGEN.. Se casó con una joven alemana y tuvieron dos niñas, que presumo son ya profesionales.. Los visitamos en su casa en Quito, cuando se radicaron en Ecuador. Entiendo que Petronio ejerce la cátedra de Sociología en la Universidad Politécnica de Quito, aun cuan bien pudiera estar jubilado.

A otro amigo que no veo desde hace años es al Dr. Leonidas Ortega Trujillo. La última vez que nos vimos, fue en Los Estados Unidos,hace muchos años, aún cuando de vez en cuando hablamos por teléfono. Lee mis escritos y alguno que otro me los comenta positivamente

Igualmente, tampoco me he vuelto a ver con el Ing. Alejandro Bueno Cifuentes, desde su última visita al Ecuador, en la que vino acompañado de su esposa Lady y los invitamos a la Playa, junto con compañeros de mi graduación de bachilleres del Colegio Javier. Nos comentó que viene al país de cuando en cuando con un grupo de compañeros universitarios, para visitar los humedales de los volcanes del Ecuador y Galápagos y retornan a su país de origen.

Otro de mis amigos que no veo desde que cumplimos 50 años de graduados de Bachiller, es al Flaco Yunez (Pepe), estos son unos 10 años a la fecha. Pero siempre nos comunicamos por teléfono, él está radicado con su familia desde hace muchos años en Quito. Me comentaba que uno de sus nietos, requiere un trasplante de Médula, operación y tratamiento que se realiza con éxito en España, pero es costoso. Le recomendé realizar una rifa, por cuanto los ecuatorianos, principalmente los quiteños y los guayaquileños, son en estos casos, personas muy SOLIDARIAS…

Con el resto de compañeros, nos vemos con cierta frecuencia, en algún café del entorno, sea en Guayaquil o en Samborondón, o nos comunicamos por los medios electrónicos, que pareciere que estuviéramos juntos en la misma mesa, tomándonos un cafecito.

A los hijos uno los cría y los forma, personas de bien, a los amigos en cambio los conserva. No importa cuantos años no nos hayamos visto, que cuando nos encontramos nuevamente, vuelven inmediatamente a florecer esos sentimientos que no cambian a través de los años. Los amigos son los ángeles que Dios nos ha dado, para guiarnos y ayudarnos cuando estamos alicaídos o con problemas de salud o económicos.

Que Dios los bendiga.

 

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×