15 abril, 2024

La nación latinoamericana

Analizaba en una conferencia la importancia de la unidad latinoamericana, motivo por el cual mencionaremos algunas de las conclusiones que considero importantes compartir con ustedes.

Fue Simón Bolívar, el genial caraqueño, para quien la «Patria era América» uno de los primeros en percatarse de la identidad racial, cultural e histórica de esa «Nación de Repúblicas» que ocupa el Continente Americano desde el Río Grande hasta el Estrecho de Magallanes. Es cierto que antes de Bolívar existieron visionarios que hicieron notar esta realidad como, por ejemplo, los Condes de Arana y Florida Blanca, Ministros de Carlos III que, de manera profética advirtieron al Rey Católico de la necesidad de formar en América Española, tres grandes reinos, única forma de frenar el poderío de las 13 Colonias Norteamericanas que, con el correr de los tiempos, tratarían de expandir su hegemonía a estas tierras. Es cierto que también, que el precursor Miranda soñó con un sólo Estado Hispanoamericano, y que el argentino Bernardo de Monteagudo laboró en el mismo sentido. Más es indudable, que en el pensamiento bolivariano encontramos estructuradas perfectamente la idea, y que fue el libertador un abanderado de la misma.

Muerto Bolívar, el ideal de unidad sufrió el combate de las grandes potencias, mancomunadas en su afán de fraccionar la región en débiles repúblicas, incapaces de soportar la presión que sobre ellas se ejercería.

Desde entonces el sagrado suelo latinoamericano ha sido indignado espectador de frecuentes incursiones de las grandes potencias.

Los pueblos y los hombres se moldean en la adversidad, reza un viejo refrán castellano, y esa adversidad ha sido representada en la región por las grandes potencias. 

Por otro lado, la nacionalidad latinoamericana es una realidad psíquica y cultural que pugna por volverse realidad política. Ojalá que los gobiernos latinoamericanos lo tengan claro y no traten de imponer sus ideologías sobre la integración, asimismo no pierdan el tiempo con tanto lirismo y reuniones sin resultados.



Artículos relacionados

Tenemos que ejercer el derecho a la resistencia

Vivimos una Gran Inseguridad en el país: Política; gubernamental; Judicial; laboral y financiera.

Se prohíbe y persigue a la libertad de expresión e incluso de pensamiento. Hay plena inseguridad de educación, salud y ambiental.

El Consejo Nacional Electoral ¡Consejo de bolsillo, cómo se dice militarmente: para uso, abuso y descarte!

Todos estos estupros han nacido con la engañosa creación de un Estado totalitario-marxista cuyo líder es un dictador/emperador. DESPIERTA ECUADOR mañana será tarde.

1 comentario

  1. Lacónico. Puntual. Preciso. Hubiera querido que el doctor Estarellas hubiese desarrollado y analizado el tema con mayor extensión. Tiene capacidad para eso. Mil graciuas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×