14 abril, 2024

¿Periodismo callejero o anti periodismo?

Actualmente con el impulso de las redes sociales, ha tomado auge el llamado periodismo callejero, el mismo que tiene otros nombres: periodismo ciudadano, periodismo participativo, periodismo público o periodismo democrático​. Corresponde esta manera de hacer periodismo a  un movimiento en el que son los propios ciudadanos quienes se convierten en informadores.

Para que este tipo de periodismo sea válido debe tener su base en ciertas premisas: ver, oir y contarlo con honradez. En definitiva, manejarse con  los mismos pilares que el periodismo  convencional.

A mi criterio, todo buen periodista debe concer, al menos algo, sobre la historia del periodismo, si no se la enseñaron en la universidad, pues, por su misma curiosidad innata de periodista, investigar esa historia por su cuenta. 

Resulta que esperamos mucho del periodismo, veracidad sobre todo y responsabilidad. Más, el propio “padre del periodismo”, Joseph Pulitzer, para conseguir esa veracidad en la noticia actuó sin la debida responsabildad. Ser responable implica respetar al otro, entregandole una noticia cierta.Pulitzer enviaba a sus corresponsales a buscar las historias en medio de la gente y luego llevarlas al diario para ser expuestas, como pan caliente, para el consumo de una sociedad ávida de saber sobre el mal ajeno.

Los contenidos de The World, el periódico de Pulitzer,  oscilaban entre el más grosero sensacionalismo y el periodismo de investigación, centrado sobre todo en la denuncia de la corrupción política, aunque siempre al servicio de las propias simpatías de Joseph Pulitzer, alineadas con el Partido Demócrata. Pulitzer tuvo en William Randolph Hearst, su gran enemigo periodístico, y la lucha de ambos, por conseguir más lectores, por lo tanto más ingresos,   los llevó a desatar una campaña voraz a favor de la guerra contra España. Enviaron varios corresponsales a Cuba a cubrir el conflicto. Como la información obtenida no era fiable y no podía ser contrastada, Pulitzer y Hearst acabaron por inventarse la mayoría de las noticias.  En la forma en que Pulitzer y Hearst trataron la guerra entre España y Estados Unidos está el origen de lo que conocemos como «prensa amarilla». Esta campaña, fue sucia por ambas partes. 

En definitiva, el periodismo de la vida real no es ni limpio, ni veraz, ni busca beneficio social alguno. Todo lo que se genera a partir de la “era industrial” es industria y busca el beneficio de sus dueños e inversionistas.  Salvo las debidas excepciones, como lo es éste diario, por ejemplo. 

El periodismo callejero, de alguna manera quiere ir más allá de esto e involucra al ciudadano “de a pie” para que cuente su historia y sea tomado en cuenta por la sociedad.

José Delgado es un periodista especializado en crónica roja e historias urbanas. Su acercamiento a los sectores populares ha generado aprecio del público. (Foto: X)

Es lo que de alguna manera hace en nuestro país José Delgado, periodista ecuatoriano, nacido en Manabí, en 1966. Ha trabajado en distintos medios locales, actualmente transmite sus programas a través de:  (@JoseDelgado_TV) / X. Alerta Roja (Esta infirmación la obtuve por internet)

José Delgado recibió la Orden Nacional al Mérito en el grado de caballero por parte del presidente Daniel Noboa. Con su peculiar estilo, el periodista, ha mostrado la realidad de las zonas más pobres de Guayaquil, aunque algunos no están de acuerdo, comentando que el periodista lo que hace es  burlarse y “lucrar” a expensas de la “pobre gente” a la cual entrevista en su prorgama. Pero hay quienes también lo elogian como el caso de la Dra. Julieta Sagnay, quien publicó en su cuenta de X: “Mire @Jose Delgado_TV después de 15 años cuando lo encontraste debajo de un puente de Durán. El sargento Mina te agradece por ser la semilla de su recuperación”.  Estas palabras acompañan a las fotos del antes y despuès del sargento Mina (5-03-24). Mi opinión es que, efectivamente José Delgado expone situaciones que otros no lo hacen, y se expone él mismo al visitar barrios bastante peligrosos; obviamente la peculiaridad de los entrevisatados genera hilaridad en el público, de ahí que surge la controversia: este tipo de periodismo es en realidad: ¿“periodismo callejero” o es una forma de “anti periodismo”? No podría contestarme, ya que en el ejercicio del periodismo la única regla válida es que las reglas no existen. Así que por mi lado: “me la saco José Delgado”.


Artículos relacionados

Absurdistán

Los últimos 12 años han sido de grandes pérdidas económicas. A pesar del atraco cometido y los continuos embates contra la racionalidad, la riqueza bruta del país es aún más que abundante. […]

2 comentarios

  1. DIRIA que estamos viviendo una época de finales y que la humanidad solita se está conduciendo a ese final cuánto tiempo demore en llegar el final de los finales creo que nadie lo puede decir pero lo que sí es cierto que estamos viviendo esta etapa de la humanidad creada la misma por su avaricia por su ambición por querer ser más tener más

  2. Buenas tardes mi director como me le va? Creo que Jose Delgado llega a lugares a los que ni las autoridades se atreven a ir. Expone realidades que no estan siendo vistas o por lo menos que no estan siendo atendidas. En fin, el periodista mi sangre mi sangre no es. Yo solo estaba ca mi nan do.

    Me la saco Jose Delgado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×