19 abril, 2024

¡Ah, Jenny Estrada!

Se ha ido, pero está vívida en la tierra y caminos de este Ecuador, en que con su acción cultural como escritora-historiadora, fue parte de este País y el mundo, en sus miles de páginas escritas en sus libros y la compilación Marítima del Ecuador de gran valía historicamericana, que hiciera en el Instituto de Historia Marítima ecuatoriana, más tantos etcéteras de su vida cultural.

Y yo ¡Lily Pilataxi de Arenas, soy escritora por ella!

Cuando allá por el inicio del siglo -2000- ella, invitada a cenar en nuestra casa y de sobremesa mi hombre y yo le contábamos la aventura vivida por nuestra parte en -la montaña-como llamaba el campesino a la casi selva de montaña y ríos- y ella embelesada nos dijera- ¡Escriban! ¡Escriban!

¡Y, bueno! ¡Yo escribí mi primer libro! ¡La aventura! de 213 páginas publicado bajo el patrocinio de Sociedad Femenina de Cultura, cuya presidenta era Olivia Guerrero de Illingworth.

¡Mi primer libro! Que tuvo también el honor de ser presentado por Jenny Estrada, señalándonos: a mí como tejedora de sueños y a mi hombre como un ser fuerte inteligente y sensitivo; rubricando su media hora de presentación con el pensamiento de Simon de Beauvoir “se escribe a partir de lo que se ha conseguido”.

Y yo -ignorante de su partida física…

Ahora que lo sé y por todo lo que le ha dado al Ecuador, pido que su nombre sea escrito en talladura de bronce, en la parte del Malecón donde están personajes ilustres de Guayaquil y la Patria.



Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×