19 abril, 2024

Transplantes fecales

En el muy entretenido libro, lleno de anécdotas y datos curiosos  ”Historia Universal Freak” escrito por Joaquín Barañao y  cuya lectura recomiendo, me enteré del procedimiento médico de introducir bacterias sanas que matan  a las enfermas inyectando heces de un donante. El procedimiento   consiste en transferir el tormentoso excremento   al colon de un paciente doliente para restaurarlo. 

Este procedimiento ya se utilizaba en el Siglo IV en China como tratamiento en casos graves de intoxicación alimentaria y diarreas, se conocía como “Sopa amarilla”. 

Los microbios  colonizan casi todas las superficies de nuestro cuerpo, pero hay una bacteria llamada  C. difficile, que puede ser fatal y de forma facile  tomar control y dominar el territorio intestinal,  un microorganismo oportunista  aparece  después de que los pacientes han recibido un tratamiento con antibióticos,  uno de los milagros de la era moderna, pero matan tanto a las bacterias malas como a las buenas.

Se ha vinculado esta enfermedad intestinal  a la diabetes, al Parkinson,  la depresión, el autismo y  de ayuda para que los medicamentos contra el cáncer son eficaces.

Se utilizan las heces preferiblemente de algún allegado del paciente, digamos el cagón de la familia, el donante no tiene necesariamente que ser un bicosis  nais, bicosis jansom, o somsing  incredibel   sino simplemente sano. Hoy en día se orienta más hacia las heces de donantes universales, quienes pueden tener un ingreso superior a los diez mil dólares anuales solo por sentarse en el retrete y recogerlo.  Los bancos de heces se encargan de seleccionar donantes y almacenar tratamientos procesados que ponen a disposición de hospitales y centros de salud.

Un proyecto de ley de urgencia económica presentado por Noboa para convertir a la asamblea en un banco de heces cuyos ingresos podrían acabar con el déficit fiscal, fue rechazado por la OMS debido a su considerable contaminación. Una operación de trasplante de heces tiene un coste de US $ 750.00 dólares.

Ya es posible hacer que un ratón adelgace o engorde mediante el trasplante de deposiciones de una persona delgada u obesa, pero todavía no se ha determinado si eso mismo ocurre entre humanos. Si usted es una persona obesa consiga un pariente flaco y pídale de favor un trasplante de caca.

Ecuador no ha quedado rezagado en cuanto al trasplante de heces fecales, ocurre cada cuatro años que se nombran presidentes, asambleístas, jueces, magistrados, pero como todo aquí se hace al revés, el donante nunca es sano, el trasplante se produce de personas íntegramente infectadas de caca a personas sanas que apenas se posesionan del cargo  se contagian de excrementos por todos lados y ya en ese ambiente expedito  se producen las bacterias típicas de la política como la corrupción, la narcocracia, la compra de conciencias.  

Hay quienes han hecho trasplantes fecales por influjo psíquico a jóvenes con desperfectos cognitivos.

Les he dado tema de conversación para la próxima reunión con sus amigos, porque pronto ya no se dirá ¿Cómo está tu salud?  sino ¿Cómo está tu caca? 

Artículos relacionados

Rosita Vera de Briz

Hace más de 2350 años, Platón, el inmenso filósofo griego, consideraba que la mujer, de inteligencia rápida, suficiente energía y con grandes dotes de idealismo era igualmente capaz, y en muchas ocasiones con mejores merecimientos que el hombre para triunfar en la administración pública. Muchos siglos más tarde Armando Palacios Valdez, afamado literato español, sostenía que el criterio de Platón era restringido, pues solo se refería a la administración pública, y que existen otros campos en los cuales el hombre y la mujer pueden triunfar sin necesidad de ser políticos.

La última opinión se amolda a la personalidad de Rosita Vera Lago, mujer que estudió en el Normal Rita Lecumberri, cuando este era un centro de luz y de vida donde se formaban a las futuras maestras. De gran inquietud intelectual Rosita ingresó a estudiar en la Escuela Nacional de Servicio Social, nueva carrera vocacional que se abría en el país, siendo la primera graduada en 1947, fundó en Guayaquil la primera oficina de trabajo social en el Tribunal de Menores, dándose tiempo para ayudar a la desaparecida Liga Ecuatoriana de Antituberculosos (LEA), la Casa Cuna, y un sinfín de Instituciones que tuvieron en ella una decidida e inteligente cooperadora.

El poder

“Ganarás el pan, con el sudor de tu frente” dice el Génesis que fue la orden que dio Dios a Adán, cuando lo expulsó del Paraíso. Luego vinieron las épocas de las […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×