19 abril, 2024

Agentes de cambio

¡El equilibrio! 

Mantener el equilibrio en líneas tan finas es una tarea titánica y que todos los días debemos caminarla.

¡Ser sincero, no es ser grosero!

¡Ser honesto, no es ser ingenuo!

¡Ser leal, no es ser alcahuete ò cómplice!

¡Ser diplomático, no es ser hipócrita!

¡Ser perseverante, no es ser testarudo!

Ser paciente, no es ser gil

¡Ser agradecido por lo que tienes ò has logrado, no es ser conformista!

Son innumerables virtudes que, llevadas al extremo, se convierten en defectos, y día a día debemos caminar por esa cuerda delgada de las decisiones que no nos hagan caer en el absolutismo.

Decisiones que son tomadas en base a estudios, vivencias, consejos, la experiencia nos hace estar preparados, pero no quiere decir infalibles.

¿Hacer labor social es hacer política?

¿La política es el extremo negativo de hacer labor social?

¿Necesita una de la otra?

Hace unas semanas un youtuber (Mr. Beast) nos demostró que una sola persona puede hacer más que todos los pipones de las Naciones Unidas, hace unos años en Ecuador Tony el suizo hizo mas puentes que el Ministerio de obras pública, lamentablemente son pocas las personas con verdadera vocación social.

Necesitamos de la política para llegar a realizar mas obra social, pero con partidos políticos serios y que formen militantes a ser agentes de cambio, que sus centrales se conviertan en bunkers de ayuda social a su comunidad y no sean como hoy que son cuevas de tirapiedras, borregos y trolls, 

Partidos políticos que formen a sus militantes para que las decisiones que estos tomen vayan hacia el lado de la virtud y ayuda social y no de la corrupción politiquera. 

¿Dónde están esos partidos?

¡No hay ni uno! Todos luchan por alcanzar el poder, no con el objetivo de ayudar a los demás, sino de ayudarse a sí mismos.

Mientras tanto, los generadores de cambio somos nosotros mismos desde nuestras trincheras, desde nuestros espacios y habilidades, ¡hacemos más que todos los partidos políticos ecuatorianos unidos!



Artículos relacionados

Estoy Cabreado

La palabra cabreado hace relación al enojo, fastidio o disgusto, y creo que algunos consideran su uso como no educado, pero no es así. Estar enojado, fastidiado o disgustado es todo ello junto más una dosis de determinación a protestar y reaccionar al respecto. Resumiendo, estar cabreado es castizo, no es patán y se origina en la cabra un animal arremete contra que todo lo que fastidia. Felizmente no hay ningún editor que pueda retener mi entrega a causa de la semántica. Y eso suele suceder con quienes sustentan ese cargo de Director de Opinión, cargo que sugiero al diario el Universo lo haga desaparecer. Es un contrasentido, porque la opinión no está sujeta a nadie que pueda hacer cambiar una palabra, una frase y peor influir en el contenido de una entrega de opinión, porque entonces dejaría de serla.

Y estoy cabreado con Gamavisión porque esta semana ha seguido insistiendo en usarme para esta malévola intención de judicializar o desprestigiar a diario El Universo respecto a asuntos sucedidos hace dos décadas. Y como no son valientes sino al parecer serviles tratan de resucitar a los muertos en base del contenido de mi libro ”Al desnudo” que resume veinte años de mis escritos de opinión publicados en diario El Telégrafo, cuando éste existía de verdad. No debería estar tan cabreado si considero que ha resucitado la venta e interés de este libro del cual se editaron 3.000 ejemplares, quedando algunos cuantos en mi bodega del ayer.

¡Basta ya!

El mundo entero; además de las cruentas guerras y la frecuente contaminación por el uso de las drogas, la soberbia, la arrogancia, la prepotencia del hombre que juega a ser Dios, la […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×