14 abril, 2024

Un nuevo bebé nació en Carondelet

Se llama FURIO, COMO SU ABUELO ITALIANO, un médico de 69 años, con un Masterado en Relaciones Internacionales y es Cónsul Honorario en Italia.

No me  lo imagino al Presidente Noboa, con dos celulares en la mano, en la una, dictando el Estado de Excepción, coordinando con los Comandantes en Jefe del Ejército y de la PP.NN., para rescatar a los empleados del Canal 10 de Tv., de la ciudad de Guayaquil, que los malandros los tenían secuestrados, hasta retomar el control total de las cárceles del Ecuador, y en la otra, conversando con su esposa Lavinia, sobre su hijo recién nacido. 

No hay situación mas angustiosa para un padre que esperar el nacimiento de un un hijo/a, hasta que sale la enfermera y le dice: es un hermoso varón o niña. Ahí es cuando nos derrumbamos y sólo alcanzamos a decir: “¡gracias Dios mío!

También imagino la cara chocha de la Abuela, que no se puede perder el primer baño de su nieto y aportar con su experiencia de madre. Todas las abuelas actúan igual. Ya el Presidente Noboa Azín, viajó a Miami a conocer a su hijo, que por fotografía el Diario El Universo lo muestra en su edición del 17 de Enero. 

Al fijarme bien en esta fecha, recuerdo que también es nuestro aniversario de boda número 55, que lo había olvidado. Mis hijos llamaron a su madre para felicitarnos, pero ella les dijo que no me llamen, por cuanto me tenía preparado un almuerzo sorpresa y los invitó a almorzar. Nos trajeron una torta para celebrarlo. 

De inmediato guardé mis escritos y volé al supermercado a comprar un buen ramo de flores rojas y me dirigí de inmediato a mi casa a a saludarla. La cola de las cajas del supermercado eran largas, como nunca, pero yo les rogaba que me cedan el turno, que sólo llevaba un ramo de flores  para mi esposa, logré la comprensión de todas ellas y salí de inmediato para casa.

En la tarde, lo celebré con mi amigo Paúl C., con una buena taza de café, en una gradable cafetería del sector. Ahí componemos el mundo, esta muy bien informado de la política nacional e internacional y sobre todo de la política nacional e internacional de los EE.UU., luego nos retiramos a nuestras respectivas casas. 

Coca celebró su aniversario en casa de mis primas, para luego volvernos a juntar en la cena. Fue una muy sencilla celebración, pero significativa. 

También este año mi esposa cumple 50 años de haberse iniciado en el arte de la costura. La inició con las revistas de patrones, donde sacaba los moldes. Sus primeros “clientes” fueron nuestros hijos, luego empezo a coser para ciertas damas muy elegantes en el vestir, que la apoyaron desde sus inicios, hasta la presente fecha, que decidió dedicarse a coser ropa para niños recién nacidos y ciertos arreglos de jóvenes y jovencitas, para sus primeras comuniones o presentación en sociedad. Pero ahora lo hace en casa. 

LOS CÓNYUGES Noboa-Valbonesi y Calderón-Romero, nos hemos sentido muy felices. 

Artículos relacionados

Querida minoría:

Hoy fue un día de muchos pensamientos. Pero de pensamientos lindos. De hecho, anoté algunos para que no me los olvide, me gusta hacerlo. Manías que tengo. Uno de ellos, que no […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×