25 febrero, 2024

Instrucciones para dejar ser

Y dichosos somos, capaces de sabernos reflexivos, sumamente tarea noble e importante del ser humano, caer en cuenta de la finitud de la vida… como un electrocardiograma que marca todo normal, nacemos y moriremos con la misma delicadeza.

Pienso en mis errores blanqueados, golpeados por la fea sensación de no ser fiel al sentimiento, pienso en todo lo que heredamos, como podemos salvar a nuestros generaciones venideras, como podemos escapar de las marcas de nuestros ancestros, pienso en la historia y lo importante de recobrar la memoria, la sabiduría para agradecer y decir no, la dificultad de vivir sometido a los deseos de un otro, escapo, corro y esquivo lo que me acorrala, como un intento de establecer un manifiesto de acompañar de cerca, lo suficientemente práctico para no invadir la privacidad de ese otro…y así como todo en la vida, intentando no naturalizar lo naturalizado, abrazando cada rinconcito donde podemos ser libres y emancipados de nosotros, de no estar sometidos al poder lógico de quienes intentan callar/nos por pensar distinto…

Transformando cada metáfora de aire, en cada persona que cruzas.

Esto es un manifiesto, si un manifiesto de amor, lo demasiado distante cerca para aceptar que somos diferentes en toda su expresión.

Pienso en las horas por vivir, en los abrazos, en las canchitas recorridas, en las ocurrencias inocentes, sonrio por eso, porque de vez en cuando es lindo sentir que esa inocencia es capaz de tocarnos con toda su nobleza, con toda su transparencia, en donde no buscamos cagar a nadie, o en donde el que nos acompaña no nos chupa un huevo porque somos ahicito, cerquita más hermanados…

Ojalá que mi deseo no sea introyectado en tu vida, sino que simplemente seas capaz de hacer tu vida con lo que te salga, con lo que te guste y con lo que más te haga sentir VIVO, espero que el tiempo sea el abrigo para muchas de tus decisiones…pero claro, ahí estaré de cerca para abrazarte y decirte que todo va a estar bien…

No sos mio, no soy tuyo, somos juntos porque así la vida lo quizo.

Artículos relacionados

La importancia de saber cada día más

El hombre se diferencia de los demás animales sólo por el saber y el entendimiento y por sus virtudes o vicios. Es decir el raciocinio.

El estudiante que no estudia porque piensa que su vida está arreglada por sus padres o parientes, no está aprovechando el tiempo, ni guardando para las malas épocas esos conocimientos que lo podrían sacar adelante. No sólo que no está aprendiendo las ciencias, sino tampoco la disciplina, templaza, fortaleza y prudencia que se necesitan en la vida. Y a nivel macro es una pena porque esta generación es la que debería sacar adelante al país.

El profesional y empresario que no se actualiza está condenado a tener máximo y con suerte sus 5 minutos de gloria, para luego pasar a las filas de desempleados. Mientras que a nivel macro los profesionales y empresario son los que hacen que el Ecuador avance por medio de su trabajo tesonero.

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×