19 junio, 2024

Ser impecables con las palabras

Parecería con este título que las palabras, al salir de nuestra boca, tienen que estar vestidas de frac o esmokin, ¿esto que significa? Que las palabras o expresiones que brotan de nuestros labios tienen que ser siempre limpias, para nunca ofender a nadie, ni palabras negativas, a veces llenas de odio. Pues sí , deberíamos entender que nuestras palabras pueden matar o curar a las personas que van dirigidas. Debemos esforzarnos para hablar con verdadera tranquilidad y sin agravios, para no causar ningún daño en la o las personas que las escuchan. 

Las palabras negativas y groseras son tan elocuentes, que en un instante podrían levantar un tsunami y causar daños graves e irreparables . Pueden destruir familias, pueblos, todo se puede acabar cuando se emplean palabras solo con el deseo de sentirse superior y en muchos casos ponerse en un lugar que no les corresponde. 

Las palabras son como látigos que destrozan, muchas veces, el cuerpo y alma de inocentes. 

Supongamos un hogar, dónde existe una madre que en vez de conversar con sus hijos, siempre les reprocha, todo lo que hacen está malo, los trata con palabras soeces, los golpean, los ultrajan, les dice que son malos hijos, que son horribles, mas claro, que no sirven para nada, y que nadie los querrá. ¿Qué pasa con los niños o adolescentes? Lo que entienden es que ellos no valen para nada, que van hacer despreciados siempre. 

Esto ocurre porque crecieron en un ambiente negativo y lleno de desamor y yo diría aterrador. ¿Qué se espera mañana de ellos? Pues, es fácil de saber: esos niños , primero jamás serán felices, vivirán llenos de odio ,no solo contra la familia si no contra todo ser humano. Aunque en algún momento se cruce en sus vidas una alma caritativa, que los trate con palabras dulces , el daño hecho por los padres, no podrán curar ese dolor, ni la angustia vivida en sus años de niñez, adolescencia y juventud. Posiblemente se puede conseguir algo pero ya quedaron , marcados para siempre y difícil será que vuelvan a tener la dulzura de antaño. 

Como vemos las palabras mal intencionadas, palabras insultantes, palabras que salen de la boca porque simplemente se nos ocurre ,causan muchísimo daño y difícil borrarlo. El poder de las palabras es poderoso ,lo vemos y lo sentimos siempre en cualquier lugar. En la familia cuando a cada instante nos están criticando, y diciéndono: bravos, malgenios, con el tiempo nos vuelven así, porque hemos sido vulnerables a las palabras mal intencionadas. 

Entre los disque amigos que tratan siempre de escudriñar en nuestra vida, tratando de hacernos mal, con intención o sin ella. Ejemplo: un amigo o familiar que se encuentra contigo y te dice: ¿oye, qué tienes, qué te pasa? ¿Te sientes mal?  Tú muy ingenuamente le contestas: ¿por qué? ¿Cómo que porque?, te responde y sigue: Estás de un color terrible trata de ir a un médico , la verdad te veo mal…bueno chao me tengo que ir. Se va el disque amigo, tú te quedas sumido en un verdadero problema no sabes que hacer, vas a tu casa, y en realidad ,comienzas a sentirte mal, tienes que recurrir al médico a ver qué te dice. En fin, ese amigo con sus palabras de mago ,te daño muchas cosas en tu existencia.

Esa persona nunca fue tu amigo.  Pasa el tiempo y tú ya con esas palabras negativas dentro de tu cerebro, no puedes más, llega un momento que te enfermas y ese disque amigo o familiar no aparece más. Esto nos enseña que tenemos que saber elegir nuestros amigos ,a los familiares no lo podemos elegir esos ya están firmes al lado nuestro,pero es nuestra obligación apartarnos de ellos, si nos hacen daño. Tampoco podemos decir que todo los amigos o familiares tienen en su boca palabras negativas. Hay amigos y familiares verdaderos y que con sus palabras de amor logran sacarte del peligro en que te encuentras. Entonces esas palabras te hacen renacer y  sentir bien. Alegran tu existencia. Esas palabras que son dichas con amor te ayudan a salir de la encrucijada que te encuentres. 

Lo que anteriormente comentaba sobre los hogares, no en todos  maltratan a los hijos. Es decir siempre existe lo positivo y negativo. Existen hogares donde los hijos son tratados con palabras positivas; los hacen a sus hijos responsables de sus actos y logran criarlos como excelentes ciudadanos para la sociedad. 

Las palabras, no son simplemente palabras, son pensamientos llenos de energía que los originamos en nuestro cerebro y van cargados de positivismo o también cargados de negatividad. Con la fuerza de nuestra mente, los hacemos realidad cuando las pronunciamos por eso tenemos que pensar antes de hablar . Ser Impecable con las Palabras tiene un significado muy especial es saber utilizar nuestra energía correctamente y siempre en dirección de la verdad y sobre todo por el amor que nos tenemos a nosotros mismos. Una de las  manifestaciones de emplear mal las palabras, más recurrentes, es la MENTIRA, ella logra destruir muchos aspectos en nuestra vida,porque se ha convertido en un hábito de todas las personas. Mienten políticos, mienten amas de casa, mienten los niños. Con las palabras mentirosas que salen de nuestra boca estamos destruyendo todo lo que tratamos de construir : UN MUNDO MEJOR PARA LA HUMANIDAD.

Artículos relacionados

Caso Bernal y otros

El caso Bernal desnudó el pésimo estado de preparación y la execrable conducción de los órganos estatales frente a un crimen de Estado, no por el lugar de los hechos sino por […]

5 comentarios

  1. Muy cierto y sabio escrito. Las palabras son mensajes que nos llenan de sentimientos positivos y otras veces no. Tenemos que hablar con sutileza.

  2. Excelente el poder de la palabra es tan fuerte que con ella podemos construir o destruir como se menciona. Un gran mensaje para reflexionar. Felicitaciones

  3. Hola tia leì tu articulo es muy interesante es una forma de reflexionar profundamente sobre cada cosa , cada explicaciòn que nos hace pensar sin duda alguna que hay un pasado que nos persigue, un presente que lo vivimos sin importar si hablamos mal de alguien o cuanto podamos hacer daño bien sea a familiares o amigos y un futuro incierto por que no sabemos lo que sucederà entonces lo mejor es que empecemos desde ya a saber comportarnos , dejar a un lado lo malo y pidamos ser mejores personas sin ofender a nadie y agradecer a Dios por la vida que nos da cada dia. ( gracias de nuevo tia por compartir tus escritos y hacernos participe de tus pensamientos)

  4. Estimada Gloria, acabo de conocer a su hija, Johana, una mujer tan dulce, amable, buena gente… Tenía que venir una madre como usted. Me encantó su artículo sobre el poder las palabras: Felicitaciones!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×