15 abril, 2024

Negociar con las ratas.

En la actualidad, el Ecuador es el país que más muertes diarias cometidas por criminales registra en todo el mundo.

Cada día aparece una nueva modalidad de como salvajemente la creatividad de los malhechores, dejan mutilados a los cadáveres en los barrios periféricos e incluso en los céntricos también.

Cada día se inventan una nueva forma de cometer un crimen.

Peleas entre bandas de carteles, secuestros, robos con muerte incluida, demuestran hasta que estos criminales se han aliado con la policía. También se imponen vacunas a los negocios de cada ciudadela, mientras el gobierno nos comunica las seudo soluciones para evitar ser asaltados o muertos.

Los contubernios entre la policía y los criminales, hacen que la policía les informe a los pillos la hora que pasarán por las calles específicas, para disque controlar el orden, pero realmente son avisos para que los asesinos se escondan en sus guaridas ( todos saben dónde están) y luego de que la policía pase de largo y se dirija a otros rumbos, los pillos puedan salir a cometer todos los actos delictivos inimaginables, pero con la seguridad de que la policía no pasará controlándolos.

No tengo nada contra la policía, pero la realidad es que el contubernio de sus miembros con los criminales, no es una suposición, sino una realidad probada que se lleva a cabo diariamente.

Supongamos que te has ido a la costa para pasar el fin de semana.

Regresas el Domingo a las 7 de la noche y al abrir la puerta de tu casa encuentras a trescientas ratas metidas en toda tu casa.

Están en la sala, comedor, cocina y todos los dormitorios.

¿Qué harías?

Pero supongamos que no sean ratas, sino cucarachas.

Llegas a tu casa y al abrir tus puertas encuentras a unas mil cucarachas en todas las partes de tu vivienda.

Muebles, cocina, dormitorios etc.

Estoy seguro de que las enfrentas.

Coges un palo o prendes fuego a un periódico y las atacas para que se vayan.

Tienes que terminar con ellas para que tu casa sea como era antes. 

De ninguna manera se te ocurre buscar a la presidenta de las ratas o a la reina de las cucarachas, para sentarte a dialogar maduramente con ellas, para lograr que se vayan a invadir a otra casa.

¡Para solucionar el problema…! ¡Eliminas a las ratas!

La lucha entre la delincuencia y quienes están encargados de protegernos, no se debe hacer en base al dialogo o las estrategias internacionales.

Les pagamos a quienes nos cuidan para que nos defiendan de los criminales y no para que sean sus compinches.

Hace pocos años se conocía al Ecuador como una isla de paz.

Ahora es la catedral del crimen y el refugio de cualquiera que tenga el dinero suficiente para comprar al sistema judicial.

La clase política es también parte igual de lo mismo.

Estamos viviendo dentro de una amoralidad social, que gira alrededor de mucho dinero del narcotráfico y se refuerza con los antivalores que son los actuales valores que nuestra socio pática sociedad mantiene en vigencia cada día.

Artículos relacionados

La primera piedra

En el mundo de la política, incluida la internacional, es muy común ver la paja en el ojo ajeno, ignorándose indiscriminadamente la viga en el ojo propio.

Seguramente, una de las más comunes manifestaciones de esta realidad, son las intromisiones en asuntos internos de países extranjeros, que suelen cometer voluntaria o involuntariamente altos funcionarios en diversos cargos. Siendo este tipo de declaraciones una de las principales causas de roce y enfriamiento en las relaciones políticas con el país aludido.

Capriles, el candidato opositor venezolano, quien impugna los resultados del reciente proceso electoral de dicho país, recientemente increpaba al presidente ecuatoriano por unas declaraciones que realizara en referencia al proceso interno electoral venezolano. Materia en las que en términos personales, parece ser de prioritario interés para el Presidente Correa, pero como jefe de estado democrático de un país extranjero, sus opiniones públicas al respecto, demandan de prudencia al momento de la exposición de criterios.

¡Arriba Malala! Niña-mujer de 16 años.

“Tomemos todos nuestros libros y nuestros bolígrafos. Son nuestra arma más fuerte”
“Un niño, un profesor, un bolígrafo y un libro pueden cambiar el mundo. La educación es la única solución”

Malala Yousafzai

Malala afirma en la ONU que no se dejará silenciar-Diario Expreso sábado 13 de julio de 2013

Uno mi voz a la de esta niña-mujer paquistaní de 16 años- que, valientemente, grita por la educación de esos 57 millones de niños que no reciben escolarización en los países en conflictos, Pakistán y Nigeria y, sobre todo, ante la afirmación de los talibanes de que las niñas no tienen derecho a la educación.

Duele e indigna que a tantos años de lucha, aún en pleno siglo XXI, existan en el mundo, estas segregaciones crueles, que mancillan los Derechos humanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×