29 mayo, 2024

Órgano inútil

Con la naturalidad que desprenden sus permanentes boberías, la asamblea se encuentra desprestigiada desde el cogote hasta sus cuatro extremidades de traslación.  Ningún insulto o desprecio les ha sido esquivo y los reciben con la satisfacción que otorga el deber cumplido. 

Ahora resulta que a su falta de preparación, ética, cultura, urbanidad, discapacidad intelectual, glosas, y cientos de gazapos, hay que sumar su soporte al narco tráfico, apoyo a las pandillas, exhibicionismos e ingresos no declarados en el SRI por ser algunas orgullosamente propietarias de chongos que en mi época se llamaban cabarets, prostíbulos o burdeles.

Un grupo muy representativo de un pueblo ignorante que los eligió, se ha puesto como objetivo sacar al presidente electo de forma inconstitucional y por causales nimias, torpes e insulsas a las que solo falta incluir la defunción eréctil o incontinencia urinaria. Están hermanados por una generalizada ignorancia que rechaza como absurdo utilizar sus propias neuronas que por falta de uso han entrado en modo de avión. 

Este afán de agradar al pastor o más bien jinete que las controla con sus riendas y castiga con sus espuelas cuando se desvían de sus órdenes, ha causado y sigue causando mucho daño al país, que tan poco les importa, alterando la estabilidad política y recuperación económica que todo ecuatoriano desearía. 

El riesgo país está al alza y eso significa que la inversión extranjera se retiene, espera y eventualmente busca otro lugar seguro, pues es bien conocido que no hay nada más cobarde que un millón de dólares, pues donde ve peligro sale corriendo.

El perjuicio que causan lo vemos todos, sea en la industria, el comercio, la agricultura, el turismo, los pequeños empresarios y los profesionales. En el ejercicio de mi carrera de abogado constituí cientos de compañías porque los negocios en auge requerían de estas personas jurídicas para emprender, comprar y vender. Hoy en día los profesionales del derecho estamos más dedicado a disolver y liquidar sociedades, a repartir los bienes entre los accionistas, a entregar patrimonios a los herederos, todo ello por la falta de seguridad jurídica, la criminalidad, el narco tráfico, las vacunas y otros delitos que han proliferado en estos 14 años de tener los mismos actores, ocupando los mismos cargos y haciendo las mismas fechorías.

Sin duda alguna, que si hay dos órganos inútiles son la próstata y la asamblea.

A cada uno de nosotros nos corresponde cumplir un papel en esta vida. El problema que tenemos los ecuatorianos, es que surgió un narco partido político, cuyos integrantes  vinieron a hacer el rol de papel higiénico.



Artículos relacionados

La pobreza y el desempleo, en política

Hace más de sesenta años buscaba, afanoso, la literatura marxista. Sus proclamas redentoras y justicieras , su particularísima visión del Estado y las proyecciones de una revolución que nos llevaría a una sociedad sin clases, enardecían los espíritus juveniles de ese entonces “Arriba los pobres del mundo, de pié los esclavos sin pan” era el sugerente cántico del momento.

Hoy acudo a esos mismos textos para constatar los yerros en que incurrieron desde un comienzo y comprender las vicisitudes que afligieron a los países que se sumaron al más grande fraude histórico-político de la humanidad. Lo afirmo con pesadumbre, por haberse perdido décadas que debieron aprovecharse y no generar, a cambio, descalabros nacidos de tan grande error. Grande también fue el estupor de quienes creímos haber volteado la página de esa absurda fantasía y observar que hoy , en un siglo que ha sabido superar las incongruencias dogmáticas y adoptar los pragmatismos de un capitalismo liberal, humanista, regulado y social, promotor del desarrollo cultural y económico de los pueblos, reaparecen con sinigual perversidad unos cuantos líderes populares que se aferran a la decrepitud del comunismo cubano y hacen de quienes allí gobiernan figuras emblemáticas de un inexistente progreso basado en perennizar la pobreza y dominar por el terror a una ciudadanía castrada.

Los conchudos

Conchudo, de acuerdo al Diccionario de la RAE, es un americanismo, y se considera sinónimo de sinvergüenza, caradura. En Ecuador, se puede traducir como desvergonzado, abusivo, descarado. Entre nosotros se usa también […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×