30 mayo, 2024

¿Para que vivimos?

Muchas veces el hombre pensante tiene que haberse cuestionado esta inevitable pregunta.

El que no lo haya hecho y no necesite una respuesta, es solo un ser inanimado que coexiste en el deambulante vivir con la clase pensante.

El cerebro es el único órgano que se estudia así mismo.

Son tan complejas sus funciones, así como también su estructura y sus capacidades.

Es imposible comprender cómo un sistema tan diminuto como el que genera nuestra mente, pretenda descifrar la existencia de un conjunto de planetas llamado universo y que el mismo sea habitado por especies más inteligentes.

No es lógico pensar que un ser tan diminuto y vanidoso como el humano, pudiera tener la capacidad intelectual y el conocimiento necesario para descifrar la razón y el porqué de todo lo que nos rodea.

Tenemos tanta maravilla a nuestro alrededor;

Hay tanto que desconocemos,

Estamos rodeados de muchos misterios.

Es imposible que uno solo sepa todo.

Hay cosas comunes que los científicos admiten.

Ahora sabemos que el universo tuvo un principio, está en expansión y algún día tendrá su fin.

Este entendimiento lógico, debe ser comprendido como un hecho natural en la dimensión del espacio que usamos para su medición.

Tal como lo concebimos, el tiempo es un invento humano para dar sentido a la experiencia.

¿qué significa estar vivos? ¿Para qué lo estamos?

Vivir solo es un acto de conciencia.

Una minúscula percepción de un estado de lucidez intelectiva.

Es por eso que los animales no tienen noción del tiempo, puesto que carecen de la inteligencia para imaginarlo.

Solo viven porque existen y jamás se preocupan del futuro porque intelectualmente no ven más allá de lo que perciben hoy.

Al final de todas las disquisiciones, solo es el cerebro humano preguntando y el cerebro humano contestando.

¿Qué había antes de que exista todo?

¿cuándo comenzó?

¿hasta cuándo durará?

¿Para qué estamos aquí?

Son las preguntas vitales que nos debemos replantear.

La vida es una ilusión; todo lo qué te puedas imaginar es real.

Para saber cómo componer un carro, un mecánico debe saber todo del carro.

Como funciona el motor, para que sirven las llantas, la batería, etc.

Igual sucede con el universo y la vida.

Para contestar estas interrogantes se debe saber todo, ya que el que no sabe todo no sabe nada, puesto que todo es parte de todo.



Artículos relacionados

¡Bienvenido 2024!

El 2024 será un año decisivo para el futuro de nuestro País, ya que nos enfrentamos a una serie de desafíos en materia de seguridad y empleo, dos de las principales demandas […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×