25 junio, 2024

Comentarios finales sobre la celebración de los 60 años de graduados

Fue todo un éxito. Felicitaciones al Comité de Damas. Los arreglos del Salón excelentes, la comida exquisita. La bienvenida le correspondió a Ernesto Jouvin. Previamente pidió un minuto de silencio para los compañeros que ya se habían adelantado. Luego Ernesto nos recordó algunos episodios de su vida de colegial. Sobre los graves problemas que tuvo que pasar con nuestro profesor de matemáticas, el sr. Escando. Gran profesor pero supremamente exigente. Él daba sus clases para los que más sabían y entendían de matemáticas, por él los demás se quedaban de año. Por alguna razón que desconocemos, a Ernesto le tenía especial “CARIÑO”, al extremo que el primer día de clases, en quinto año, le dijo “Jouvin, cámbiate de colegio, porque conmigo, ya estás quedado de año” ….. Por fortuna, el Delegado del Ministerio para los exámenes finales era el Profesor Cayetano López, que se las ingeniaba para burlar al sr. Escandón y en el sorteo de cuestionarios, se salía con las suyas. Y algunos episodios adicionales en otras materias de estudio.

A continuación, les declamé a mis compañeros “El brindis del Bohemio”, con más arreglos adaptados para la ocasión, con relación a mis compañeros y sus cónyuges. Les gustó. Fue un poco más extenso que el que ustedes. conocen, por cuanto recordé a todos los compañeros que por varias razones no pudieron asistir, pero que en realidad también son nuestros referentes, por cuanto lo que hemos hecho muy bien toda la vida es y será amar a nuestras esposas.

Las señoras Martha de Riofrío y Teresa de Idrovo, se lucieron al brindarnos las canciones del cancionero romántico, desde las canciones de Manzanero (Adoro), hasta la última de Chaquira, las aplaudimos a rabiar. Hubo una bailada especial para las mamás con sus hijos (una tanda), fue muy emocionante ver bailar a nuestras esposas con sus hijos, ya cincuentones los mayores. Nacho se animó a cantar, cantó El Rey, lo hizo muy bien para ser la primera vez que lo oímos cantar en una ocasión como esta, bajo la vigilante mirada de Margarita..

En el baile se lucieron Lechuguin Plaza y Malena, !que bien bailan!, desde esas canciones del ayer hasta los tangos: “Malena baila el tango como ninguna”…como dice la canción, los aplaudimos y personalmente los felicité.

Hubo dos resbalones, por el entusiasmo, pero que no pasaron a mayores.

A Lauritta de Jouvin le correspondió, decir la oración previa al almuerzo y la Oración de la Dolorosa del Colegio, nuestra Patrona, a coro por todos los presentes. Ella también les agradeció a mi hija María Fernanda y a mi sobrina política Karen von Romberg, que cooperaron con los arreglos finales del salón y con la torta de graduación y sus arreglos para la ocasión, riquísima. Hacia las cinco de la tarde hubo repetición de la comida, que como ya les dije estuvo exquisita. A Margarita de Vidal, le correspondió, describir los platos y nos invitó a la mesa…

Hacia las siete de la noche, los “solteros”, se retiraron, se les acabó el permiso. Las tres horas contratadas del D.J., se prolongaron por dos horas más, nunca falta un(os) generoso(os), que pagaron, estas dos horas extras.

A las ocho y media de la noche, ya estábamos en casa. Exclamó Coca, lo logramos. El Domingo a primera hora, les rindió cuentas de los gastos a las señoras del Petit Comité. Podría haber algún gasto adicional, quizás y si sobra algún valor por devolver, quedará como donación, para la próxima reunión colectiva, de la que ya se fijó fecha, para después del invierno.

Felicitaciones Petit Comité del Comité de damas, lo lograron.

Artículos relacionados

La obediencia social y el genocidio

“Yo nunca lo habría hecho.” Es lo que todos pensamos con respecto a las brutales acciones de soldados alemanes encargados de campos de concentración durante la segunda guerra mundial. Pero la ciencia […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×