30 mayo, 2024

¡El mundo creyente y libre es el culpable! 

Al entregarse al “NOM-CT” que vicia la democracia y sus instituciones, delincuencia y narcotráfico que silencia y atemoriza, Biden abre la frontera y quita presupuesto a la Policía.

Un general alemán advirtió del riesgo ruso y lo sacaron, O. Jarrin parecía Ministro de Defensa de China, Lasso avala el petróleo y deuda china y mutiladora e ilegal Convemar de “Correa”, devastadora de las Galápagos y mares.

El mundo enriquece a China – renunciando a sus industrias – “¿por la avaricia de más dinero con su mano de obra casi esclava”? Guardando las distancias, Putin es Y. Brynner (Ramsés), pero mucho más cruel y peligroso, y Zelenski es Ch. Heston (Moisés), judío que defiende a su país que quiere vivir en libertad – ojalá tuviese la ayuda divina como Moisés – La URSS colapsó en 1990-1991 (15 repúblicas), en dominó por la caída del “Muro de Berlín en 1989”.

El capitalismo llegó a Rusia, manteniendo “el poder de partido único – igual que China con el PCCH” – Varias repúblicas eligieron a Europa y la OTAN. Otras, con títeres de Rusia y elecciones que lavan la cara a déspotas “con sufragios amarrados, fórmula para tomarse las endebles democracias del mundo”.

Putin invade con máxima violencia, ¿ejemplo silenciador para propios y extraños? Biden prometió ayuda rápida y no cumplió y el mundo los abandonó ¿cómo ocurrirá con Taiwán y otros? Ucrania rica e invadida por siglos, con títeres “desmanteló unas 5 mil ojivas nucleares, gran parte dadas al Goliat ruso”. “Memorando de Budapest-1994” con respeto a su soberanía y defensa de EE.UU., UE y ONU. ¡Luego, la alemana A. Feldhusen declaró que no era vinculante, que no valía! ¡Sí, las bombas atómicas!

Artículos relacionados

El precio del honor

Aprendí desde muy pequeño que el honor no tiene precio, por eso no se lo puede vender y se lo defiende, con la absoluta claridad de los actos de quien se siente ofendido por alguien. Por eso en defensa del honor, hasta se concertaron algunos duelos, con testigos y padrinos, para garantizar la limpieza de la acción y del acto, elevado a un duelo personal en defensa de su honor.

El Sr. Presidente de la Republica, en defensa de su honor, al que él estima se le ha causado una ofensa, le pone precio material, económico y de un nivel tan alto, a su demanda, que bien puede convertirse en un excelente negocio que permitiría coimas a algún juez corrupto, para que emita un fallo, capaz de que en el reparto alcance para todos o causar la quiebra económica del demandado, por no poder cubrir el monto de la sanción impuesta por el Juez, a lo mejor a pedido del demandante.

Es indudable que este nuevo sistema de valorizar el honor, para lograr demandar la reparación del daño causado por una supuesta agresión que se estime que cause ofensa al honor, ya se está comercializando y podría ser el motivo para crear nuevas empresas profesionales en defensa del honor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×