25 junio, 2024

Ucrania: Putin, Jinping y Biden

La institucionalidad de los Estados Unidos representa la libertad económica bajo el imperio de la ley. Su democracia no es perfecta, pero es el ejemplo de un sistema de gobierno que realmente funciona y es la envidia de los regímenes comunistas de China y Rusia. Los chinos han conseguido un formidable progreso económico gracias a la reestructuración capitalista de su economía bajo el escrutinio político de una dictadura de partido. Los rusos, en cambio, se aferran a un comunismo de Estado con extraordinarios recursos militares que arrastran a una economía de históricos bajos rendimientos.

Putin, versión moderna de los temerarios jerarcas soviéticos, jamás renunciaría a obtener de Occidente todo activo territorial posible sin otro justificativo que su condición de potencia bélica como derecho adquirido. Así consiguió anexar Crimea y los pretextos sobre Ucrania podrían variar, pero cualquier adicional pretensión militar probará la determinación política de Biden por evitar una mayor conflagración sometiendo a la debilitada economía rusa a una costosísima prueba de esfuerzo de manera indefinida.

El incontestable poder interno de Putin se mantendría incólume independientemente del desenlace, pero no su trascendencia estratégica a largo plazo. Las nuevas fronteras de la influencia doctrinaria están marcadas por los resultados económicos. Así, el liderazgo geopolítico de Jinping, ejercido económicamente, terminaría por desplazar de cualquier manera al poder militar de Putin, antagonista de la perestroika y el glasnost.

Artículos relacionados

País en Reconstrucción

Han comenzado varios procesos importantes, de enorme trascendencia para Ecuador, que marcan el comienzo de una nueva etapa, acompañada de optimismo y de esperanza de que se harán mejor las cosas, aprendiendo […]

4 comentarios

  1. acertado análisis. gigantescos alaridos y presiones para reposicionar a la otrora super-potencia, URSS.
    Putin debe ser detenido de una vez por todas, sea por acuerdo de las potencias reales: USA y China. A la vez que UE reafirme sus intereses económicos a través de una Ucrania moderna y respaldada. De lo contrario, la historia se repite

  2. Las 3 potencias y la U.E. deben ponerse de acuerdo en respetarse sus áreas de influencia.
    De otra manera siempre viviremos bajo el peligro de otra guerra y esta será de consecuencias imprevisibles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×