Cosas que si pasan – Desde mi Trinchera
Comentario Sociedad

Cosas que si pasan

Me dirigí al registro mercantil, para cancelar una prenda comercial, de un vehículo de mi propiedad, que lo había pagado hace unos dos años aproximadamente,(olvido).

Al salir del registro mercantil, me abordó un sujeto, (supuesto) vendedor de la lotería nacional, para ofrecerme la lotería navideña y el pozo millonario. accedí a comprarle un número de cada sorteo..

Le pagué con un billete de $20. Con la velocidad de un rayo, me cambio mi billete con otro de igual valor y me dijo: “no tengo cambio”, devuélvame los números, que estoy apurado”. le indiqué, en el garaje, deben tener cambio, me indicó, ahí nunca tienen cambio. donde ese señor no voy, es mala gente. Le devolví los números de la lotería y se fue.

Ya en el garaje, le pague al dueño del mismo, el valor correspondiente, con el billete de a $20oo. me indicó: señor, este billete es falso. si ud. le entregó el billete al supuesto lotero, se lo cambió, por este que es falso. aquí no le permitimos que se acerque, por cuanto ya lo conocemos. no tenía más dinero, el señor del garaje me dijo, no se preocupe, otro día me paga. me retiré.

El sujeto de la referencia, es un tipo delgado, algo alto, algo moreno, pero sin acento. era un estafador criollo. por eso lo hago público, para prevenirles a uds.. mis queridos lectores y a mis familiares.

Cuando compren la lotería nacional, háganlo en los establecimientos oficiales o con loteros conocidos, o dentro de los moles, en los cubículos de la lotería nacional, por cuanto pueden ser objetos de estafa de estos delincuentes.

Que la pp.nn. y la junta de beneficencia, tomen nota de este caso y de este sujeto, pues estan utilizando los boletos de la lotería nacional y del pozo millonario pra estafar a los compradores. deberían aumentar el número de locales para la compra de la lotería. por ejemplo, vender los números en los “bancos del barrio”, del banco de guayaquil y en los demás bancos, supermercados, supermercaditos, gasolineras y tiendas de barrio, en toda la república, etc.

Sin embargo me queda la duda, sobre el billete que recibí. pues en tres lugares, me indicaron que es falso, pero otras tres personas me indicaron que para ellos, no lo era.

Hace más de 50 años, los colombianos eran los más grandes falsificadores del mundo, de billetes dólares y de todo tipo de documentos. en alguna ocasión, la cía. les incauto en bogotá, cientos de miles de billetes dólares de $100.oo, que pensaban introducirlos a los estados unidos (usa) y lanzarlos en las calles de las ciudades norteamericanas, en helicópteros, para desestabilizar la economía norteamericana. gracias a dios, frustraron el intento.

Años atrás en guayaquil, se utilizaron billetes falsos, para perjudicar alos compradores, sobre todo en los mercados de abastos, cuando se dolarizó el país.. el b.c.e. daba unos cursos, de cómo identificar un billete dólar falso de uno que no lo era. recuerdo que nos dieron 7 tips, para reconocerlos, hasta en los mismos cajeros automáticos, se deslizaban billetes falsos.:

Posteriormente .mediante una lámpara especial y/o, con una especie de marcador, las cajeras de los bancos y de los comercios,, los identificaban cuando tenían alguna duda.

Continuaremos con nuestro escrito, con nuevos comentarios. de “cosas que sí pasan”, que justamente se están dando en nuestros días.

La crisis económica, seguida del desempleo, va de la mano con la inseguridad y la deshonestidad.

1 Comentario

  1. A un amigo le pasó lo mismo, afuera de AVISAN.
    A mi me pasó lo siguiente: Entre al urinario del Ed. donde funciona el SRI en a Av Orellana, atrás mío entró un sujeto quien abrió una carpeta y me ofreció Lotería, me enojó la malacrianza del tipo al interrumpirme, con tono molesto le dije NO SEAS MAJADDERO NO ME INTERRUMPAS. YO NO COMPRO ESO. Cerró la carpeta y se fue rápido. Al salir le comunique al Guardia de la Puerta me dijo «de la que se salvo». Estamos a la caza de ese tipo esos números de lotería, tienen escopolamina. Tener cuidado, cuando compren lotería.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *