30 mayo, 2024

Inseguridad social y su historia en el Ecuador

El aleve ataque y el cruel crimen perpetrado contra todo ser vivo debe ser repudiado en una sociedad que valora su propia supervivencia… la muerte de un ser humano, deportista como Alex Quiñónez duele en lo más profundo de nuestras raíces y nos desnuda de cuerpo entero la decadencia moral de la sociedad… proceso que viene ocurriendo dolorosamente y de manera ininterrumpida los últimos veinte años…

La depauperización de la seguridad ciudadana es un proceso, no un suceso, y como proceso hubo de darse una serie de pasos conducentes a hacer que hoy seamos espectadores de sus resultados…

Destrozar la institucionalidad del país no fue tarea de un día y lo sabemos… la justicia, la salud, la educación, las mismísimas fuerzas de seguridad fueron lentamente deterioradas con decisiones que muchos ecuatorianos aprobaron y hasta con aplausos sin magnificar el daño que estábamos haciendo a toda la comunidad. Hasta ahora no se comprende este hecho… y hasta hay personas que lo defienden.

Las investigaciones de importantes medios de comunicación como diario EL UNIVERSO nos dicen que en los últimos cinco años las muertes intencionales se han duplicado y pasaron de 5,81 por cada 100000 habitantes a 10,62 por cada 100000 habitantes… muchos de ellos en la zona 8 que corresponde  a Guayaquil, Durán y Samborondón… los delincuentes se han perfeccionado y son capaces de atacarte en centros comerciales usualmente cuidados por guardias privados y aún en tu propio domicilio…

¿Deberíamos estar confiados de que todos aquellos que dirigen los aspectos relativos a la seguridad ciudadana son realmente quienes están mejor preparados en este país para cumplir tal cometido? ¿Es esto así?

Quienes han sido asesores de los gobernantes sobre aspectos de seguridad en los tres o cuatro últimos gobiernos han hecho su trabajo de una forma óptima… si esto fue así… ¿por qué hoy estamos identificando graves falencias? ¿existe algún plan estratégico que nos proyecte a cinco, diez, quince o veinte años de desarrollo en materia de seguridad ciudadana?.  La otra incógnita es… ¿cuál es el nivel de responsabilidad que tenemos los ciudadanos al elegir a personas que no tienen ni idea de lo que significa pensar en el futuro para la supervivencia misma del estado? ¿existe tal corresponsabilidad en un país moderno?

Lo cierto es que la confianza individual y comunitaria sobre la seguridad percibida se ha perdido… la policía como ente organizado dice sentirse maniatada por las leyes permisivas y la corrupción del sistema que no les permite “actuar” sin llevarlos al cadalso… sigue siendo plausible algunos logros de los uniformados en el combate a la delincuencia organizada que ya solo le falta sacar título universitario como expertos en fechorías… ¿apoyo del ejercito? 

Siendo necesario operativos de seguridad de forma permanente… ¿el Estado ha planificado que se trata de una verdadera guerra que confronta a quienes quieren paz para vivir y trabajar mejor y los otros que quieren apropiarse de lo que no trabajaron?. Las medidas tomadas son importantes pero no son suficientes mientras tengamos leyes obsoletas y fiscales y jueces impedidos de actuar o tal vez aprovechándose de las normas reglamentarias para obtener personales ganancias económicas… algunos castigando a policías que actúan para precautelar el bien superior que son los inocentes ciudadanos sorprendidos por los delincuentes… 

Debemos apoyar la acción policial pero necesitamos pensar en un nuevo modelo de estado que esté acorde con las actuales necesidades de un país organizado y moderno que quiere sobrevivir… los sistemas de educación son retardatarios y no aportan con la formación ética de los nuevos ecuatorianos… los políticos escasamente superan la evaluación de quienes los observamos y los gobernantes se someten a los poderes del poderoso “don dinero”. La seguridad es fundamental para crecer como país, seguridad en toda la extensión de la palabra comenzando con la seguridad de tener políticos que nos garanticen un trabajo honesto para la gente y por la gente y en ello tenemos gran responsabilidad quienes los elegimos…

Diálogo nacional, compromisos nuevos, liderazgos proactivos y transformacionales… un país que se levante de las cenizas para cual ave fenix resurgir a un destino portentoso para las actuales y futuras generaciones…

¿Será posible pedir seguridad?

Artículos relacionados

La solución está en la educación – Parte II

“Las academias comprometen al alumno al teatro del mundo, con tan sólo lo suficiente como para alienarlo de las búsquedas del emprendimiento, y con muy poco como para hacer servicio en las filas de la ciencia”. – Thomas Jefferson –

En estos últimos días han aparecido en los periódicos varios artículos que expresan la disconformidad de varios sectores incluyendo maestros y alumnos debido al tema de la reforma que quiere hacerse al sistema ecuatoriano de educación. Se quieren eliminar las especializaciones (FIMA, QUIBIO, SOCIALES, etc.) que los estudiantes de secundaria escogen para irse direccionando en el campo que les compete.

En una entrega anterior expliqué por qué es esto negativo. Ahora procederé a expresar mis ideas de cómo debería manejarse una reforma educativa exitosa. Dos ejes deben considerarse cuando se toca el tema de la educación. Estos son ‘lo que se enseña’ y el ‘cómo se enseña’. Es importante hacer esta división y encarar cada eje por separado y con igual preocupación. En este escrito voy a tratar el primer eje, aunque por motivos de espacio será solo superficialmente.

2 comentarios

  1. EL CONTENIDO ES VALIDO Y MUY ILUSTRATIVO PERO EL TITULO INSEGURIDAD SOCIAL NO ES EL APROPIADO DEBE SER INSEGURIDAD CIUDADANA

    DR,POSSO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×