16 junio, 2024

En memoria de mi padre, Dr. Gonzalo E. Zurita Rosero, un grande como pocos

Eduardo Salazar Gómez1 le instó a mi padre a aceptar una beca en derecho internacional comparado en la prestigiosa SMU2 bajo la dirección de Robert G. Storey3, quien impulsaba dicho programa con el patrocinio de la Southwestern Legal Foundation para hacer de Dallas, Texas el gran establishment jurídico de las Américas. Mi padre dejó el despacho de Carlos Luis Plaza Dañín4 en 1954 y se marchó para aprender otra lengua y costumbres, estudiar bajo un desafiante rigor académico, hacer invalorables contactos con connotados abogados latinoamericanos e iniciarse profesionalmente en el campo internacional. Mi abuelo Celiano, hijo notable de Quisapincha y para entonces ya un próspero comerciante radicado en Guayaquil, lo ayudó económicamente y marcó la senda sobre cómo obraría mi padre en el futuro.

Desde 1955 mi padre formó parte de The American Lawyers Quarterly5 y pocos años después fue uno de los primeros abogados ecuatorianos en establecerse en la famosa lista Martindale-Hubbell6. Una carta de Martindale solicitando referencias llegó en el correo cuando Carlos Feraud Blum quiso integrarse a la misma en los años 80. La respuesta de mi padre fue sucinta: “He is a communist”. Feraud Blum jamás ingresó al mundialmente reconocido registro legal. A partir de 1959 mi padre representó jurídicamente en el país a Dun & Bradstreet y a su extensa red de clientes.

Con una cultura generada desde cuna y una extraordinaria visión desarrollada en el exterior, mi padre sirvió a la Patria durante su breve paso por la función judicial, honorablemente culminada como Juez Sexto del Crimen de la Provincia de Guayas, haciendo de su posterior práctica privada un monumento a la legalidad y a la ética profesional. En 1977 publicó The Commercial Laws of Ecuador7, una recopilación de las leyes mercantiles del país, contribuyendo al trabajo realizado por representantes de otras 57 naciones. Cuando todavía existía algo de justicia le ganó no uno, sino dos juicios a su antiguo compañero de bancas y ya ex presidente Otto Arosemena Gómez. Mi padre llevó a la justicia a un ex deportista aspirante a político, de aquellos que luego hicieron fortuna con sueldos públicos, y de quien en época del retorno a la democracia consiguió que pagara sus deudas para evitar la publicación de su insolvencia en la prensa. El candidato no tuvo éxito político hasta que cambió de partido.

Mi hermana y yo estudiamos inglés desde temprana edad y salimos en intercambio estudiantil para vivir en los Estados Unidos, el sueño de mi padre, y para lo cual fuimos entrenados desde pequeños. El día que me tocó partir con 17 años, mi padre me miró firmemente y entre sollozos solo emitió tres palabras que luego terminaron en un profundo abrazo. “No me defraudes”.

El presagio de una eventual llegada del comunismo al país y el continuo deterioro del sistema jurídico nacional fue la razón de mi padre para prácticamente prohibirme seguir sus pasos profesionales y presionarme sobre una carrera que permitiera desenvolverme en cualquier parte del mundo. Tuve ofertas de beca por tenis que le hubieran significado un mínimo desembolso económico, pero gustoso me apoyó para aceptar la que Villanova University me ofreció. No se equivocó, yo tampoco.

En el año 84 rechazó operarse en el exterior para no comprometer el patrimonio familiar levantado con el sudor de su frente a través de su incomparable talento jurídico. Su compadre Luis Campodónico Vernaza, uno de los grandes médicos de la época, le rogó a Teodoro Maldonado que se arriesgara sobre un paciente que no superaba el 20% de probabilidades de salir con vida del quirófano; Eduardo Abril asistió en su operación cardíaca. Su recuperación fue lenta, llegando a dormir hasta 12 horas diarias. Aún debilitado, pero en franca recuperación, regresó tiempo después a su oficina, el lugar que más amó luego de su casa.

Liberal de cepa, mi padre jamás renunció a la libertad como la máxima expresión de una sociedad en busca de superación. Nunca dejó de trabajar, ejerció su profesión con pasión y vivió siempre de ella. Enfrentó las viscisitudes de la vida con la entereza que siempre lo caracterizó y sin amilanarse ante los desafíos. Al cumplir sus 90 años de edad recibió la condecoración Vicente Rocafuerte de la Asamblea Nacional y a los 95 años continuaba yendo diariamente a su estudio hasta que llegó la pandemia, comenzando entonces un vertiginoso declive por el sendero del final. Papá, eres mi héroe y mi orgullo, “gracias por todo, espero no haberte defraudado”8.

 

1. Renombrado político y jurista quiteño, ejerció altísimas dignidades de Estado y fue director del Partido Liberal. Debió ser el candidato presidencial del Partido en las elecciones de 1956. Falleció en 1958.
2. Southern Methodist University, Dallas, Texas.
3. Abogado litigante y ejecutivo en representación de Robert H. Jackson, juez de la Corte Suprema de los EU, en los juicios de Nuremberg (1945-1946). Consejero del presidente Harry S. Truman. Recibió la Medalla de la Libertad de los Estados Unidos y la Legión de Honor Francesa. Fue decano de la facultad de leyes de Southern Methodist University. Falleció en 1981.
4. Abogado, concejal, diputado nacional y alcalde de Guayaquil. Perteneció al Partido Liberal. Falleció en 1965.
5. Importante directorio de bufetes jurídicos fundado en 1899 especializado en cobranzas, derechos de acreedores y quiebras.
6. Empresa de servicios de información fundada en 1868 con antecedentes sobre abogados y bufetes jurídicos en los Estados Unidos y el mundo.
7. Publicado como parte del The Digest of Commercial Laws of the World para The National Association of Credit Management, Inc. (New York, New York) por Oceana Publications, Inc. (Dobbs Ferry, New York).
8. Pensamiento emitido en sus honras fúnebres el 4 de octubre de 2021.

Artículos relacionados

¡Quiéreme!

Es común encontrarnos con personas negativas, con situaciones problemáticas difíciles, con estados de ánimo oscuros, pesimistas. La sociedad actual se encuentra caracterizada como la sociedad del consumo, de un bienestar para pocos […]

17 comentarios

  1. Un gran referente, no sólo para sus hijos, sino para el país. Creó que se mereció decir como el poeta Neruda: » Confieso que he vivido».
    Un abrazo solidario para su hijo Gonzalo. Que el Doctor Zurita descanse en paz, ha dejado huellas indelebles para orgullo de su familia.

  2. Excelente reseña de ese gran ecuatoriano que fue tu padre Gonzalo, ejemplo para la presente y futuras generaciones. Tengo la convicción desde el primer día que te conocí, que no lo defraudaste.
    Que Dios lo tenga en su gloria.

  3. Rézeña de vida muy emotiva , valores morales y éticos súper cultivados de familia , Felicitaciones amigo Gonzalo y Dios todopoderoso a tu padre lo tiene disfrutando a su lado de la vida eterna

  4. Gonzalo Zurita Rosero.
    Gra profesional, esposo ideal, padre
    Modelo a seguir.
    Amigo , y gran ser humano.
    La Vida le alcanzó para ver y disfrutar de los éxitos de sus hijos Phillys María, Gonzalo Antonio, y de su nieto Jorge que creció a su lado y tuvo el orgullo de verlo, aún joven casado y gozar de sus éxitos estudiantiles .
    Su Vida fue muy bien gastada en su hogar y para la Patria fue, un JUEZ Incorruptible.
    Su historia sería un manual de consulta y ejemplo para las presentes y futuras generaciones.
    Norma Vera de Portés

  5. Don Gonzalo Zurita, mi más sentido pésame. Quien edifica está en el seno de Dios Padre como su dilecto padre, su pérdida física es dura y difícil, atentamente, su servidor y amigo Juan Carlos Cobo Rueda.

  6. Gonzalo, in the many years that I have known you and worked with you, I can tell you that you never let your father down. You have always been a true professional in what you do and though I never met your father in person, just knowing you I feel that I also knew your father. The apple definitely did not fall far from the tree. You are a true loyal man and a great friend, your father must have been very proud of you.

  7. Estimado Gonzalo
    Tu padre crío un excelente hijo que eres tú; principios y valores que no se deben mancillar por unas cuantas monedas como Judas traiciono a Jesús.
    Eres una persona muy transparente y frontal, en un medio donde los corruptos se los premia y los honestos al panteón.
    Un abrazo fraternal deja que el dolor se diluya poco a poco al final todos nos encontraremos en el mismo lugar.

  8. Este maravilloso resumen de un hijo a su Señor Padre, es de largo lo mejor que he leído en todo este año 2021. Tú Papi siempre desde el cielo velará por ti, y sin discusión la regla «De un Gran Padre un Gran Hijo»

  9. Patricio Roman Herrera
    Chile. 18 octubre 2021

    Estimado amigo, sin duda tu padre debió estar orgulloso de ti. “ de tal palo tal astilla.”
    Un abrazo fraterno.

  10. Querido Gonzalo, un nuevo abrazo de Sabiduría y Paz!!!…NO DEFRAUDASTE a tu padre, el debe sentirse orgulloso por la calidad de ser humano que crió!!!

  11. Apreciado Gonzalo
    En estos pocos días compartidos ya admiro tus principios y valores lo cual me enriquece al ser ahora uno de tus amigos
    Rindo homenaje a tuSR Padre y doy fe de que sigues sus enseñanzas y ejemplos
    Que siempre sea tu guía y no desmayes por tu familia y tu país
    Gran abrazo

  12. Estimado Gonzalo has escrito una breve pero muy emotiva reseña de la vida de un gran hombre de bien como fue tu señor padre. Reciban tú y Phillys mi amiga y compañera de escuela mis sinceras condolencias. Abrazo

  13. Querido Gonzalo Amigo. Gracias por compartir conmigo una pequeña parte de la vida de tu padre. Puedo darme cuenta a través de tu vida ejemplar la enorme y sencilla grandeza de el. Se cumple a carta cabal el mandato de Dios: Honra a tu padre y madre. Jamás claudiques al legado de tu Papá!
    Pepe

  14. Tuve la oportunidad de conocer a tu papá y verlo día a día en los pasillos de la corte, uno de los juristas más respetados y serios que me llamo mucho la atención por cuanto de lejos y cerca se denotaba que era un ser especial, no fui su amigo, pero sentí un profundo respeto hacia el, Gonzalito que linda reseña has hecho de tu papá , que linda tu reseña. , abrazos, tu amugo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×