Aparicio – Desde mi Trinchera

La curva de Laffer1 permitió que la derecha de Reagan2 emprendiera la denominada revolución de la economía de la oferta3. Hoy, 41 años después, sigue vigente el paradigma sobre la reducción de impuestos para incrementar las recaudaciones fiscales. Reagan recortó el gasto, excepto en defensa, generando mayor consumo y bienestar en la clase media, base de su electorado. La inflación heredada de Carter4 se mantuvo en altos niveles hasta que Greenspan5, no precisamente un adepto de la economía de la oferta, sino más bien un convencido del peso de las fuerzas del mercado en las decisiones de la Fed6, de a poco comenzó a recortar las tasas de interés. La economía creció, la moneda se revalorizó y los contribuyentes lograron una aún mayor discrecionalidad sobre cómo gastar más y mejor. A lo largo de estos años, empero, los abultados déficits presupuestarios, financiados principalmente por China, han contribuido a una monumental deuda pública, honrada sin cuestionamientos por el fisco gracias a la estabilidad política estadounidense.

El Ecuador debe reducir impuestos, cortar gastos, renegociar su deuda, combatir la evasión fiscal, atraer inversión extranjera e inyectar confianza de largo plazo, todo junto a una incuestionable institucionalidad a prueba del vaivén político. El grado de progreso del país dependerá de la medida en que lo anteriormente expuesto se materialice. Más allá de eso e inequívocamente, solo el crecimiento económico hará posible poner masivamente a trabajar a hombres más ricos que Rockefeller.


1. Teoría económica manejada por el economista Arthur Laffer sobre la relación impuestos vs recaudaciones fiscales.
2. Ronald Reagan, republicano, presidente de los Estados Unidos de América 1980 – 1988.
3. Supply-side economics.
4. Jimmy Carter, demócrata, presidente de los Estados Unidos de América 1976 – 1980.
5. Alan Greenspan, chairman de la Reserva Federal estadounidense 1987 – 2006.
6. Denominativo de la Reserva Federal (Banco Central).

1 Comentario

  1. Gustavo Montenegro Zaldumbide

    Excelente artículo, muy bien direccionado acorde con los principios de la economía y sus consecuencias al aplicarlas en la vida de los estados. Felicitaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *